viernes, 3 de febrero de 2017

DANA LIMA [19.912]


DANA LIMA

Dana Lima, escribe poemas y traduce. Nació en 1988 al sur de Mendoza, Argentina, pero esta radicada en Chile. En el año 2013 publicó su primer poemario Triada, Ediciones La Vorágine (Buenos Aires), actualmente se encuentra preparando una selección de poemas de Edna Saint VicentMillay. Sus poemas han sido publicados en antologías y revistas de Argentina, República Dominicana, Uruguay, España y Chile.  Su segundo poemario Cardumen, saldrá a mediados del 2017 en Chile.




LISBOA

Ha dicho difícil
tan difícil
muy difícil
saber que 
en algún lugar
estas actuando como adulto
dejando de viajar
con ese tono  
                         emocional/existencial
porque solo te encontraste una vez
antes de asumir  
que todo es  
en la forma  
en el que el miedo nos deja actuar
y  cuando dejes de sentir amor por mi
                              el equilibrio cósmico
                              se quebrara en pedazos
difícil
tan difícil
muy difícil
no estoy en Lisboa  
será porque me dijiste  
que ella se parece a mi
y te imagino  
                                    en la intimidad
acariciándole el perfil de su nariz
suspirando porque es difícil,
                                    lo sé.
Ahora estoy extendiendo los brazos
me abrazo
puedo escuchar un beso perdido  
repitiéndose como un eco
en los miles de aeropuertos
                                   no quiero
                   acordarme
y ella se parece a mi,  
todo tan difícil  
no me nombres ni en tus sueños
dejare de ser tu amiga
traeré luz cada noche sobre mi espalda
aún me tiemblan las manos
debes irte,
difícil  
tan difícil,
mucho.




MUTE

Si soy sincera debería admitir
que no tengo nada para escribir,
sé que lo prudente  seria evitar el decir por decir
solo tomar un puñado de lo necesario
como si fuera arroz,
lavarme la cara con agua limpia
y mirar los perros en el patio  
hasta que el día oscurezca,
es que tengo un incendio adentro
aunque por fuera no se vea el humo
(mañana barreré las cenizas)
el silencioso pasar de lo que crece,
podría nombrar una mesa a la luz del sol
el pan con su cáscara suave
un plato de comida humeante
los restos de vino en un vaso
la sal y la albahaca desprendiendo
aromas que me recuerdan
el pelo de mi madre,
solo estoy nombrando cosas cálidas
y sin embargo,
no hablo de nada.



POSTALES

Nunca llegara tu postal de Berlín
 ni sabremos si los libros permanecerán inmutables
hasta el final de los días.   
¿A dónde correremos sin nuestras bicicletas?
 ¿Qué palabras diremos cuando todo 
se haya  evaporado como agua?   
Ahora conocemos la lección más importante 
que nos recuerda la historia universal de la ternura, 
empieza con un hombre que encuentra un gatito 
lo toma en sus manos 
abrazándolo
 luego  
lo deja ir para siempre.  
 La ternura es cruel por naturaleza
 aprende eso 
aprehende eso. 




BERLIN

Alexanderplazt o el Mauerpark  
su domingo 
multiplicado por mil karaokes  
con toda esa gente 
que tal vez nunca volverá a pisar la ciudad, 
miles y miles se van 
a otro país de rostros  diferentes, 
los árboles, los trenes exactos,  
nunca llegan ni más tarde ni más temprano 
la precisión  
            con la que mides cada palabra 
            las calles de Berlín llenas 
            de tantas cosas  
            difentes entre sí  
            pero iguales al final del día 

            más vino, 

la amargura ahora se disfraza 
en Charlottenburg 
en Wedding,  
están mirando el cielo, 
Guten Morgen, Gute Nacht,  
adiós por todos los adioses, 

un poco más de vino 

de las ruinas nace el deseo 
caparazón de idioma desconocido 
 la exactitud de tu mirada  
azul  
como el acero del cuchillo  asesino 
                                                    profundo 
mira los despojos de palabras en dos idiomas,  
adiós , immer es siempre, himmel un cielo  
hoy esta lejos 
 Berlín  
            las calles parecen eternas canciones de lo derrumbado, 

el tren ha llegado al horario estipulado 
el pecho guarda más vacíos 
que la memoria de un amnésico 

más vino,  

Berlín  
un sueño sin nombre, 
un sueño de muchos rostros.




*

Hay un mar, un puente cerca,
el canto de los lobos marinos, 
que aún están somnolientos,
la luna ruge desde un costado
dejando muecas en la arena,
todo es luz o sombra,
la noche silba con su sonido
inalcanzable,
así es calma, así es silencio.



*


En este lugar
donde me toca vivir
con la hierba debajo de las piedras
hay un mar cerca
cuando fui niña lloré tanto
no quería estar sola
la luz caía como gotas 
de agua desde el techo
mi pelo se volvía rojo
cuando miraba el sol a través 
de los arboles
                                      pececito vuelve a casa
                                       vuelve a casa
la hiedra comenzaba a elevarse
los helechos sobre la pared
ocultaban insectos durmiendo por el frío

cuando abro los ojos
no estoy aquí
mama tampoco
ni él
ni ellos 
solo queda lo recordado
los juguetes
la voz que aviva el fuego
donde se encuentra la luz
 y allí está el mar
 también 
(para no obviarlo)
está mi incendio









-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada