martes, 24 de mayo de 2016

JIAN RUFENG [18.770]


Jian Rufeng 

Nació en 1970 en Wuqiao, lugar conocido como la "cuna de las acrobacias" de China, en la provincia de Hebei. Es miembro de la Asociación de Escritores de Tianjin. Debido al fallecimiento temprano del padre y la débil salud de la madre, vivía del subsidio. Tenía una vida encerrada y comenzó su pasión por la literatura. Para ganarse la vida, trabajó de vendedora ambulante, obrera migrante, mayorista de vestimenta y luego montó su tienda de ropa. En 2011, Jian Rufeng estableció la Finca Nicey y creó una hostelería temática de poesía “Casas sobre las Nubes” al lado del lago Lugu, tierra con fama de “El Reino de las Mujeres”, en la que ella recibe amigos poetas y literatos del mundo. Rufeng organiza, además, diversas actividades poéticas uniendo la vida con la poesía. Actualmente se prepara en Puzhehei, sitio turístico de la provincia de Yunnan, para la fundación del “Salón de Artistas Contemporáneos”. Ha publicados tres libros de poesía: Danza libre, Secretos transparentes y Cantos perdidos.



Cortar

De las rosas blancas en el florero hay una marchita
Saco las tijeras y la corto
Anoche dios también tomó sus tijeras
Y me cortó a uno de la familia




Si no me permites llorar

Vengo de ti 
pero ahora no sé cómo volver

No encuentro tu planeta
tampoco tu mar
ni tu cielo, tu tierra

Si no me permites llorar
Madre, diosa de todas las cosas
Me transformaré en un largo arroyuelo




Necesito un potro blanco 

Necesito un potro blanco
que pueda alcanzar el viento
alcanzar el relámpago
el tiempo

-Mira, mamá
He recuperado tu cabello negro





Tambor de badana

El vagabundo golpea el tambor de badana en la calle
La mano áspera tiene bastante fuerza
Dan, dan dan

El cordero aguanta la percusión de la palma de la mano
Tensando la piel de todo el cuerpo
Dan, dan dan

Se acuerda del alma temerosa que escapa cuando se arranca el hueso 
y la carne
Muerde firmemente sus latidos del corazón
Dan, dan dan

Quiero sujetar la mano con cuchillo, quiero sujetar la mano que golpea el tambor

Pero sólo puedo sujetarme a mí misma
En la multitud de la calle
Detengo el último grito de un cordero




Pez

La flor del loto subió al agua
la sombra que dejó ella
aún es fría

El sol poniente devorado al atardecer
Sale nuevamente en el cuerpo
Como si hubiera un mundo flotante y no contenible en lo profundo 
del agua

Voy a desaparecerme un rato
Y esconderme del banco de peces y la planta acuática ni triste ni alegre
que el agua se calme y me abrace




Escalera al cielo

Desde la frente de la Montaña de la Diosa
Mira hacia arriba, son respectivamente
Sirio, Canopus, Vega, el Cazador,
Dubhe, Alkaid, Algieba...

Mirando de lejos la escalera de la luz
No sé, 
En seguida, quién baja desde arriba




El banco de la sala de espera 
de la estación de tren de Liuzhou

Un poco cansada
Antes del amanecer
Quién más corre solo en la órbita del tiempo

Tan cariñoso
Me llamas suavemente
Me dormí encogida como una dulce coma
Torcí el camino en la palma de tu mano


http://www.festivaldepoesiademedellin.org/es/Intro/index.htm



.

No hay comentarios:

Publicar un comentario