lunes, 9 de mayo de 2016

DIDIER ANDRÉS CASTRO [18.648]


Didier Andrés Castro 

Nació el 7 de noviembre de 1986 en Bogotá, Colombia. Vive en la ciudad de Cali hace aproximadamente 15 años. Es estudiante de literatura en la Universidad del Valle. Escribe en el blog La Polifonía de la Nada. También pueden leerlo en Efecto 2000.


Perdóname por esto
no puedo olvidar ni comprender.
estoy sentado en un parque a las 3 am, tengo frío,
acabo de salir de un concierto de rock y trato de
hallar calor abrazándome a mí mismo
frotando mis brazos con mis manos.
me comienza a doler el pecho. Me recuesto
en el concreto, luego sobre el asiento de un parque.
veo como una prostituta baja de un automóvil,
recibe dos nalgadas del conductor, ella sonríe con desprecio.
ella se queda allí y el vehículo se marcha.
lleva una falda muy corta.
me muero de frío, quisiera pedirle que me abrace pero mi voz
se quiebra y no aflora, son migajas hacia el aire.
el silencio se aproxima
cierro los ojos tratando de no pensar en nada
y obligar al tiempo a que suceda más deprisa.
dos disparos me despiertan, abro los ojos y la prostituta está
muerta, en el suelo.
me levanto temeroso, me aproximo, la veo a los ojos
trata de decirme algo, veo en medio de sus senos
dinero, lo tomo y me marcho.
perdóname por esto.




ser perdonado

estoy sentado
frente a la pantalla o en el retrete
pensando en todas las veces que he actuado mal
mi novia dice, “hay personas buenas que toman malas decisiones”
me dice, “eres una de ellas”.

una persona buena con un cúmulo de malas decisiones.

al reverso deben existir personas malas que toman buenas decisiones.

lo intento y ese es mi problema.

lasky dice en un verso que aun cuando quiere ser buena actúa mal.
soy ese verso de lasky.
pero esto también lleva un poco de autocomplacencia o
autocompasión.

no deja de ser una búsqueda por justificarme.

hace un par de días un hombre en la estación de autobús me pidió el favor
de que le ayudara a cruzar la avenida
era viejo y enfermo y estaba en silla de ruedas

sobre sus piernas tenía un recipiente con dulces
que supuse se dedica a vender
su aspecto era el de un hombre pobre
un hombre que ha vivido para caer en lo profundo 
y sórdido de lo humano

olía mal

le ayudé, y mientras cruzaba empujándolo
pensaba en cómo se desarrollaría normalmente su día
si depende de anónimos como yo para cruzar de un lado a otro, para ir de un lado a otro
para comer o ir al baño
¿cómo pedía ayuda?
¿cómo lo hizo conmigo? ¿con gritos ahogados y señalando y frunciendo el ceño tratando de articular palabras que tropezaban con un tubo plástico que salía de su nariz?

¿cuánta gente se niega a hacerlo?

sin embargo, era yo el buen ciudadano cruzando la calle empujando la silla de un hombre que no podía valerse por sí mismo.
el mismo que a su antigua novia escribió poemas ofensivos en un ataque de rabia
el mismo que espera ser perdonado por ese hecho

noah cicero se pregunta en un poema si perdonamos a las personas porque las queremos
si lo hacemos porque su arte es valioso y por lo tanto pasamos por alto sus crímenes
si lo hacemos porque nos satisfacen sus acciones y entonces todo les aguantamos
menciona a burroughs a dfw

¿un hombre bueno por defecto debería tomar buenas decisiones?

probablemente no tenga nada que hacer la mayoría del tiempo salvo
lamentarme a mí mismo
por no sentirme de alguna forma liberado sino prisionero

Sin embargo, no busco nada distinto a la distracción

de ver a otro lado

de pensar que he fallado y no hay nada que pueda remediarlo
porque vivo sin ningún tipo de mérito.


Hangout #1

piensen en esto como una fiesta 
no lo imaginen como una camisa de fuerza
aquí jugamos con el verso aquí
Nos celebramos y cantamos a nosotros mismos
esto es una fiesta
no crean que van a caer un hoyo de mediocridad
ya estamos en él y no hay salida
celebremos
aquí no hay estatus

piensen en esto como poesía
esa que estrecha las manos y ve a los ojos
esa en la que se reconoce el alma
y se siente libre de bailar
no lo imaginen como la dictadura de unas letras
en las que te encasillan
la poesía no puede ser encasillada

piensen en esto como una familia
no imaginen la dictadura de poder alguno
todos bailamos y hacemos poesía
porque es una fiesta grande
como nunca antes
nadie nos dice que hacer
hacemos lo que queremos

no se preocupen por lo que piense otros al verlos
juntados con nosotros como hermanos
que no te preocupe el cuchicheo en los pasillos
nadie nos ha dado nada
estamos junto a los perros románticos
que no te avergüence aquello

todos han sido invitados
todos son iguales
todos pueden irse cuando quieran

Pero no olviden que esto es una fiesta



Lejos

La luz entra desde la ventana, se podría decir que lenta
Estática, suspendida en el aire
Atraviesa todo el cuarto.

Un balón está sobre el piso de madera.
El cuarto está pintado de blanco, tiene el techo muy bajo.
Una botella de agua hay detrás de un gran cajón de madera
¿Para qué estará allí?

La cama tiene un colchón duro.
Junto a ella hay una caja llena de libros; 
Un maletín lleno de ropa;
Alguien acaba de llegar

Hace frío.
Un ratón cruza desde al gran cajón de madera
Hasta el balón y cruza de allí hasta la caja de libros.

El sol se va con la tarde;
El frío aumenta.
Las paredes se vuelven grises.




viejo poema, vieja improvisación 
sobre un tema de hendrix

tengo la cabeza en otra parte
líneas purpuras chocan contra las paredes
déjame vivir mi vida, imagino responderle
lo gritos se dirigen hacia mí desde la puerta
mueren estrellados en un muro de silencio

tengo la cabeza en otra parte
pienso en natalia
pienso en escribir
pienso en subirme sobre el escenario
pienso en esnifar aquellas líneas
purpuras.

siento que voy a vomitar

el cabello me cubre el rostro


todo tiene un sentido de abandono
pero no es allí a donde se dirige

pasar la mayor parte del tiempo ebrio no ayuda
¿a alguien ayudó alguna vez?

el camino es la muerte
bastante sencillo

pienso en que me gustaría estar solo




Video # 5

La mujer en la pantalla gime no sé si tenga un nombre
Probablemente sí  toda persona tiene un nombre
Pero no sé su nombre.
La descripción  del video dice:
“Chica hace una buena mamada y se corre montando a su novio”
Creo que el nombre del video es demasiado largo
Pero me gusta porque es todo lo que buscaba
Muchas más cosas deberían tener nombres así
Que no dejen lugar a sorpresas ni falsas expectativas
La chica gime
Aunque podría convertirse en una práctica deshonesta
Por ejemplo que abra el video y la chica no mame ni monte a su novio
Es más que ni siquiera haya chica sino que sea un anuncio publicitario de Pepsi
Todo se volvería tan falso como esos libros que enseñan a vivir en 25 pasos
15 pasos 10 pasos o tres claves o siete o veinte y que nunca han enseñado a nadie a vivir.
Quisiera jugar candy crush
Quisiera tener sexo real
La chica gime mientras unas manos le acarician los senos
Me estoy masturbando y quisiera que esto fuera poesía
Quisiera que el arte fuera youporn o redtube
Quisiera que las estrellas porno fueran quienes viniesen a los eventos culturales
Nos emborracharíamos hablaríamos de la vida y luego fornicaríamos
Fornicar es una expresión que en su origen significa tener relaciones con una prostituta
Pero ellas no son prostitutas son sirenas en cuyo canto
Se pierde mi conciencia
La chica gime más fuerte se viene sobre su novio




El resultado de todo esto sólo es una mala literatura

Quiero un libro, no tengo dinero, lo robo.
Pero no todos los libros se dejan robar fácilmente.
Maquino constantemente sobre este asunto, sobre cómo robar libros.
Al final tienen que ser míos, porque los quiero.
Robar, comprar; lo mismo.
Una vez obtengo uno, me pierdo en él hasta agotarlo, si es que se agota, porque siempre viene otro que hace que deje de sentirme bien…
Es una necesidad.
Si tuviera dinero no padecería tanto.
Pero debo robar.

Mis actos son el resultado de un mal Sistema. 
Soy excluido si no tengo una tarjeta de crédito.
Las tarjetas de crédito son otra forma de robar.

Obtengo las galeradas del libro por vías oscuras.
(¿Nadie habla aún de los dealers literarios?)

Pero esto no acaba.
Pronto viene otro libro, no más nuevo, ni novedoso.
Sólo es otro.
Pero todo mi cuerpo sufre como si en ello estuviera el sentido de la vida: en conseguirlo, devorarlo y   hacerlo mío.
Esto es amor, y el amor es el mal.
Soy Astier robando a Baudelaire.

Le debo a los bancos, esa es la razón por la cual no tengo una tarjeta de crédito.
A veces pienso que debería conseguir un empleo que no sea mediocre y mal pago, y conseguir dinero suficiente para pagar mis deudas, pero también pienso en que me gustaría ser poeta.
Ser poeta es un trabajo mediocre y mal pago, pero lo disfrutaría.

Toda la poesía que escribo viene de los libros que he robado.
Todos mis intentos por construir una historia y una forma de narrar sólo son intentos de imitar las formas y las historias de los libros que he robado.
Y atesoro aquello como a una joya.

Si hablo de literatura soy promiscuo:
He amado cada libro que he leído; sus formas y sus historias.
He amado a cada autor de ese libro.

El resultado de todo esto sólo es una mala literatura.
Mi vida es frustrada.
Por eso robo otras.



En la pequeña muerte

a Marie Calloway

Como las tumbas
Y  los cuerpos que en mi sueño amo,
Desnuda y libre,
Te encontré.
Y
 Desemboqué en pasiones, al otro
Lado de la pantalla,
Al otro lado del mundo,
Con la fuerza de mi brazo.
Te apresuras a la tumba,
 Para el sepelio y el amor
De los muertos.
Con la fragancia del sexo,
Te entregas al placer de la tierra.
Amándote con el golpe de mi mano.
Sobre el teclado tu nombre escribo,
  Como si Monk lo tocara.
 Siento que el alma y el sexo se reconfortan.
Suave música crece hasta ser torbellino
Desgarra las carnes de mi cuerpo.
Me apresa y obedezco.
Te hago mía y obedeces.




.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada