sábado, 21 de enero de 2017

PEDRO LICONA [19.884]


Pedro Licona

Nació en Quibdó Choco, Colombia el 5 de enero de 1948, estudio topografía en la Universidad de Córdoba; Filología e idiomas en la Universidad Libre
sede Bogotá.  Editor de la página de Literatura del Diario La Nación (1995 - 2000).  Fundador de la Organización Casa de la Poesía y de la Revista Espiral.  

Sus obras han sido traducidas al inglés, rumano e italiano. En diciembre 16 de 1992 recibió reconocimiento por parte la Niranjai Dasai, Director de Asuntos Culturales de la India. 

Ha sido incluido en las siguientes antologías:   

Quien en quien en la poesía colombiana. Editorial Drijalbo 1995.  Poetas de fin de siglo. Épsilon Editores 1999. 50 poetas colombianos y una antología. Caza de libros Ibagué 2010.

Entre sus libros publicados están:

"Lamparas de mi Tierra" (cuentos) 1983.  "Campeón de Sueños" (cuentos) 1984.  "Viaje a pie al Akasha" (poemas) 1991.  "Pasos Universales" (poemas) 1992.  "Desfabulando un peregrino" (poemas) 1993.  "El Camino de Khem o la Síntesis Alquímica" (poemas) 1995.
"Crónica Poética del Huila" (compilación) 1998.  "Monólogo para Yanheth" (teatro) 2001.  "Canción de los indigentes" (poemas) 2003.
"Mensajeros del Tiempo" (poemas) 2005.  "Receta para llamar el Amor" (poemas) 2006.  "7 y 45" (novela) 2007.  "Paisaje de Memoria" - Antioquia 2008.  "El toque del tiempo" (poemas) 2009.  "Cuarto Creciente" (poemas) 2010.  "Samba Palo" (novela) 2011.  "Danza del celo en París" (poemas) 2012. "Colonia de Carton" (poemas) 2013. "Tiempo de gracias" (novela) 2014.  "Alma Serrana" (poemas) 2014.
"En otra calle" (poemas) 2016. 


Juan Carlos Acevedoramos, Julio Cesar Arciniegas Moscoso, Conrado Alzate Valencia, José Luis Diaz- Granados,  Graciela Paoli y Pedro Licona.


La Ilusión

Como roca que emerge del océano
Limpia, sublime,
Imponente,
mostré la cara al sol que estrellaba sus fauces en el acantilado.

 Sólo un chapuzón de confianza
Y la tierra engulló la arena
Se llevó el agua
Silenció al viandante.

En vano quise ser halcón



La Supervivencia

Conozco la tibieza de estas tardes
Doradas con el frío a contraluz
Cuando el poniente enfila sus alas a la noche
Y el otro día se sumerge en la música de la esperanza.
Este vino lo fermenta el tiempo
Lo diluyen las nubes, la borrasca
En él se atasca la alegría de otras jornadas,
Se bañan los delirios que atraen a los tiburones
Se Perturban los sueños
Se Diluyen los espantos.
 la música se confunde entre el chirriar de los dientes
Cuando los poros agigantan el golpe de la fiebre con el milagro de la sal y la arena.



Cierre de Página

Luego de la aparición del crepúsculo,
He aquí  La  noche,
El canto de los pájaros,
El silbido de las serpientes,
El croar de las ranas.

Una selva, un río, un rumor
Regresan a este fondo oscuro
Cubren con sus rostros el azul difuso de la cordillera.
              


La Pesca

Si se abre el círculo de la atarraya,
Si se escucha la caída de los plomos a la profundidad,
Los peces esperan.

Si se presiente el rumor del agua ausente,
La llegada de otros cantos misteriosos,
La huida del oxígeno hacia el espacio,
El final de todos los destinos,
Hasta ocultar el canto de la libertad,
Los peces siguen en la espera del anuncio,
De la partida.



D´leon entre Cataratas de Movimiento

Encantador de sonrisas,
Cierra la coquetería de vientos, cuerdas y luces,
Atrae los hilos del movimiento.

Saltos de voz aclaman al corista.
Vuelos de saxo, trompetas, percusión,
Como un encanto para bailadores.

Cataratas de movimiento reclaman  los hijos del baile,
La urgencia del bajo, el pregón,
El estallido de tambores,
Directo al corazón.



Subienda

En aquellas lejanas soledades;
Camino arriba,
Hay una epopeya entre el río y la ciénaga,
Por  la llegada del celo,
El asalto del silencio.

En esta época del año,
Se levanta la cortina del tiempo,
Explotan  gritos de júbilo,
Vuelve la vida en crecimiento,
Vuelve el sacrificio, el otro amanecer.

Girar desde lo alto
irrespetar al vacío.







-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada