miércoles, 9 de noviembre de 2016

ALEJANDRA BOSCH [19.518]

Foto: Manuel Fabatía 


Alejandra Bosch

Alejandra Bosch, (Santa Fe, Argentina), docente de educación no formal, ha estudiado Letras, también fue bibliotecaria, vivió varios años en Brasil, participó de distintos talleres literarios y escribió su primer poema en 1980. 

Ha publicado los poemarios:

Niño Pez (Editorial De l’aire, 2015).
Malcriada de Acuario, sello de tapa de Will B., Objeto Editorial, 2016.





Del libro Niño Pez (Editorial De l’aire, 2015).

La poesía de ‘Niño Pez’ es una fotografía ―dice la autora―, una imagen, un momento: es una Terminal en la que espero / la ciudad / cualquiera / aquí la gente va / no sé de donde vienen / yo vuelvo a casa / al norte entre eucaliptus / y mar. Pero es más que eso cuando dice aquí / mientras cae la garúa / y atardece la calle / y adormece la lucha / el monstruo camina con ritmo / con perfume a bella mujer / morena y transpirada / a frenético baile / acorralado en una sola baldosa…

La escritora santafesina Alejandra Bosch expone su primer trabajo literario. Se trata de un libro de poesía de Editorial De L’aire. La cita es mañana en el Mercado Progreso, con entrada libre y gratuita. 

La autora plantea un libro de poemas que giran en torno al concepto de “lo familiar”. Foto: Manuel Fabatía 

De la Redacción de El Litoral
cultura@ellitoral.com

Alejandra Bosch es docente de educación no formal y ha estudiado Letras, también fue bibliotecaria, vivió varios años en Brasil, participó de distintos talleres literarios y escribió su primer poema en 1980. Mañana a las 20, estará presentando su primer libro de poesías, “Niño pez”. La cita es en el Mercado Progreso, Balcarce 1635, con entrada libre y gratuita.

“Esta publicación fue una sorpresa, no era algo que pensaba cuando escribía y de pronto después de toda una vida de escribir poesía, las redes sociales hicieron que empezara a ‘colgar’ poemas. Una cosa llevó a la otra y así la conocí a Graciela Prieto, que leyó algunos trabajos míos y me invitó a participar de la colección de Editorial De L’aire”, cuenta la escritora.

Este libro forma parte de la colección Herida Fundamental de esa editorial, que ya cuenta con dos libros publicados: “Trazoomvestido”, de Juan Pablo Bagnarol, y “Cuaresma”, de Belén Piccioni.

Lazos afectivos

“Niño pez” es un puñado de poemas que “giran en torno a ‘lo familiar’, en tanto familia co-sanguínea: hermanos, padres, abuelos e hijos. Pero también lo familiar en el sentido de lo que vamos tomando del mundo y lo hacemos propio, transformándolo en hábitos y costumbres: el viajar, el leer, el escribir, dormir hasta tarde, deambular por las calles. Los amigos y esa hermandad que ‘hacemos’ con ciertas personas, es para siempre. Ésa es mi construcción ideológica. Si pienso en los poemas que seleccioné, allí está un árbol genealógico y, sus ramas, las distintas familias que tenemos”.

El nombre del libro remite al poema del mismo nombre que evoca la llegada de un ser que es el hijo de la autora. Son poesías no recientes, que ha escrito a lo largo de varios años. “Mis poemas cuentan algo, el lector se queda con una historia, aunque sea mínima. Como quien ve una foto, la sacó otro pero la foto me muestra algo, un recorte del afuera”, comenta la escritora.

Por último, en relación a sus influencias literarias, Bosch remarca: “Me gusta leer a los escritores que son próximos a mí: Leo Giordanino, Bitar, Moscowich, Maigua, Santiago Venturini. Amo a Inchauspe. Y me gusta muchísimo la poesía norteamericana, en estos tiempos he releído a Carver. Igual todos hemos pasado por Pizarnik, Borges, Perlongher, Girondo”. 


Pertinencias

Universo uno 
la sierra y la maldita favela 
que emerge en la tv 
y nos oxida la cena.
Universo dos
están los que con la boca
hablan en tu idioma
chino
y no te entienden
–nunca se sabrá por que no–
En el universo uno
casi todo es recuerdo
los recuerdos son verdes
son ardores en la piel blanca
sudores en la piel bombóm
más recuerdos.
En el universo dos
hay refritos
hay robo descarado
hay un aburrimiento
total
en ambos
–no se si universos
si hemisferios–
estás con tu cara   
señalada
tu espada vengadora
tu rol de hijo y
de asesino
cuando lo cubres
todo
con tus palabras
nuevas
rabiosas
me hinco
me someto
te admiro y 
te llamo dueño de lo nuevo
creador de mi universo número tres.

(Octubre 2014)



Zapatillas

Hoy caminé mi ciudad 
en tus zapatos
zapatillas
las llevé como quien rinde homenaje
salté charcos
pisé mugre
caminé segura
eran tus pies
hace años
los que se paraban ante el mundo
dentro de ellas
a veces
digo
–soy recurrente–
–quién no lo es–
a veces
digo:
ya no debo escribir
para ella
cómo no hacerlo
si te pienso
si busco en tu ropero
ropa que me caiga
que me sirva
que me quede
si los días de lluvia
uso tu Perramus
si salgo enfundada en tu recuerdo.
Es tuya la casa
vivo en ella
la ropa te vestía
la uso impunemente
nadie sabe de vos
de tu muerte
la gente
ya no me pregunta
lo saben
entonces
enciendo un cigarrillo
te converso
cuento tus hechos
a quien me oiga
no se si entienden lo que siento
igual
salgo a caminar este feriado
con tus zapatillas
y estás viva.

(2015)



Verano

Este verano pasa
por entre imágenes de otros
rápido y furioso
dentro de la máquina.
Que montaña
que ríos
que cañas de pescar
que foto
que sonrisa
que viento
imagino
refrescando el todo de la web.
Mis fotos
en la retina 
espío 
curiosa como que fueran otras las ojotas
otras las mareas
otras épocas
este verano 
tendré poesía 
prometida 
tardes de jardín
alguna noche de amor
seguro.
También mi verano traerá fotos.

(Enero 2015)




Malcriada de Acuario, sello de tapa de Will B., Objeto Editorial, 2016.


Malcriada de acuario

Malcriada, las piernas chuecas
el vestido atado, con elástico
de tanto correr, doloridas
de tanto saltar, con esas botas
las piernas, las botas, el elástico
malcriada  de enero.
De espaldas al cielo, nos ponía
la mano firme en la espalda, en la laguna
ahora a nadar, ahora a cantar
flotando de la mano, riendo de la mano
malcriada de acuario.
La lancha pasaba y la ola
primero la música, en los oídos
entonces, sorpresa
el agua en la cara, el llanto en los pulmones
siempre apretado, ahogado
flotando en la laguna.

Para Cecilia, mi hermana. 





.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada