jueves, 9 de junio de 2016

LUIS FELIPE GONZÁLEZ [18.848]


Luis Felipe González Gutiérrez 

(Bogotá, Colombia  1975). Psicólogo, Magister en literatura, con experiencia en análisis del discurso literario y estudios sociales y culturales. Interés en los procesos de construcción de conocimiento interdisciplinar y manejo de discursos socioculturales y críticos de la literatura, con énfasis en la teoría de la deconstrucción y la teoría del hipertexto. Experiencia en trabajo colaborativo en medios audiovisuales y tecnologías de la información y la comunicación. En poesía ha publicado el libro Canto Árbol (2011), editado por Común Presencia Editores. Trabaja como profesor en la Facultad de Psicología y Maestría de Estudios Literarios, Universidad Santo Tomás, en Bogotá, Colombia.



CONCIENCIA

Me arruiné al pronunciarte.
Te creí tan cierta, tanta piel
por mis dedos, tanta
luz en tus venas.

Fui otro silencio.

Deshice tu cuerpo a punta
de palabras malogradas
y cavé ese pozo
que luego llamé conciencia.



CANTO ÁRBOL

Yace estrecha a las alturas, informe,
mujer árbol. Delicia, puesta y sol que inflama
voces de otros sabios menos arbustos,
menos parásitos.
Prueba de ello las manos hoja. Corteza
y savia en ascendentes por los labios
que culminan en raros destellos
de plata, de cielo y oro enredados.
Rica humus. Verde asueto. Adornada en escombros
la risa aletea por los espasmos
de cal, de estaño, de infierno cielo
adherido a mis manos secas, de raíz
indómita, tras pasos no contados
por geólogos en países solitarios.

Cierro el silencio y aparece el viento.

Traigo recuerdos remendados a este, mi espejo.



DECLARACIÓN

La noche espera a los duendes del sueño
los meses aletean la nostalgia
el hombre en su escritorio esgrima
una lágrima
los días reclaman su porción de alegría
el sueño gime en los brazos de su
hermana, la muerte.
Los labios no dejan de pensar en la
posibilidad de la caricia
las manos se hacen más lentas
para respirar
su luz
de estrellas.



CEREMONIA

Sacrifico estas manos de antorchas extintas
por el golpe místico de un murmullo,
por la palabra rota, aquejada,
y su mísero encanto en
limbos corrientes.

Sacrifico y es esto otro espasmo.
Otro rito.
Un suspiro inhábil derrotado,
suspiro
o canto
estrellado frente al químico perpetuo,
a la razón de un cuerpo
cansado de mirarse en el espejo.

Sacrificio. Voz derretida.
Cielo inundado
a un último y soterrado
epitafio.



DILEMA

¿Y si fuera suficiente un poco de asombro,
un pequeño asomo de curiosidad
para sortear los espejos?

Habría algo de calma.

No tendría que correr despavorido,
en busca de mi otro yo, ese aniquilado,
esa masa de recuerdos
e historias,
sostenidas por un olvido a medias
o un murmullo o lo que sea.

Pero es cuestión de instantes
para verme, por contagio, en esa
piel de plata que devuelve
mi mirada.

Todo acaba al instante.
Me hundo en mis ojos vacíos,
la ruina se instala en mis párpados
y el grito interno
contagia los huesos.

No hay escapatoria a ese
sendero que inevitable
se instala en mis neuronas.



POEMA ESPERA

A Daniela Maldonado

Soy tu olvido,
eres la espera
cruel, el sacrificio
autoinfligido
cuando pienso
en tus instantes
ajenos.

Congelado de ti
mis temblores aumentan
con tu silencio
aturdidor.

Nada puedo hacer
sino convertirme
en roca,
y quedarme
viendo
tu pantalla
vacía.



HIPÓTESIS

¿Dónde he quedado ante tu murmullo
innombrable?
Por ahora, en el suspenso,
como una lámpara en leve tic tac del
viento,
como un premio sin destinatario,
como esta larga ciudad sin ley, ni reparo.

Un poco he quedado en silencio,
en estribillos mal contados,
con la voz en el cuello
y un sonsonete obtuso,
casi demoníaco.

En suspenso he quedado por un rato
y no vienes a salvarme.

Quedo mirando mi sombra
y no me dice nada.

Quedo con la voz en el bolsillo
y una suerte de acoso
por salir corriendo
a cualquier parte.



CONFESIÓN

Mira que estas manos
ahora rojas de rencor
por la distancia
rasgan vestidos,
clavan cuchillos,
juegan al horror
de los paridos,
imitan el canto de los cuervos,
sacan los ojos,
gimen el deseo,
arrancan de su cuerpo
las raíces del miedo.


http://www.crearensalamanca.com/poemas-del-colombiano-luis-felipe-gonzalez


.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada