sábado, 27 de agosto de 2016

MANUELA R. FERNÁNDEZ [19.082]


Manuela R. Fernández 

(1979, Buenos Aires, Argentina)
Es profesora de Lengua y Literatura y traductora pública de Inglés.
Realizó cursos sobre corrección y edición de textos. Trabajó ejerciendo la docencia y participó en talleres literarios impartidos por Griselda García.
Es mamá y doula. En la actualidad acompaña a otras mujeres en el camino de la maternidad.




De: "Ecos en bermellón", Barnacle Libros, 2016



Mujer creciente

la habitación
parece achicarse
sus paredes firmes
me dejan sin opciones

entonces recuerdo
un hormigueo va creciendo
y me empuja

la veo
apenas perceptible
me convoca

entonces salto
me expando
y respiro

toda esa luz
me define.


*


Tuve miedo de perder mi libertad
pero esta vez fue diferente
el temor se coló por mi espalda
en un escalofrío interminable

Es algo normal
dicen los ecos

algo muere
y algo nace
a cada segundo
pero esta vez
es en mí.


*


Tengo frío
estoy sola
y me duele

llegan, hacen preguntas
rostros ajenos me callan

alrededor, vacío
paredes desnudas
una luz inmaculada
me perfora los ojos
en esta cama de piedra
no me puedo mover

entonces, sin preguntar
me oprimen
me cortan
mi cuerpo parece no servir
y ya va siendo hora

solo quiero despertar
y tenerte conmigo.



Mujer nueva

mi cuerpo habla
decido escuchar
acallar los ruidos
cerrar los ojos
mirarme muy profundo
mi piel
ya no es una barrera
por la cual luchar
dejo que mi cabeza
solo lleve mi pelo
por un rato

suelto los músculos
cansados de resistir
aflojo la mandíbula
y por una vez
abro las manos
sin miedo a perder nada.



*


Se necesita 
tiempo
para madurar una idea
años
para que se materialice.

Cuando sucede,
ese contacto efímero
entre lo abstracto y lo concreto
todo estalla
y desde el caos
encuentra otro lugar
desértico
pero real.


*


Solo cuando despertás
se levanta el mundo

sigo tu mirada
explorando el suelo
veo la tierra en tus manos
dejo que te nutra

tomo lo que dice
tu índice dictador

tus pasos
crean el camino
contengo mis miedos
te veo caer

solo cuando soñás
se detiene el mundo
todo duerme
y vuelvo a elegirte.








.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada