jueves, 8 de diciembre de 2016

YOURE MERINO [19.719]



Youre Merino 

(Banes, Holguín, Cuba 1975) Poeta. Obtuvo el Premio de la Ciudad de Holguín (poesía) 2016 por su libro PLAYBACK Los podios ofrecidos.

Ha  publicado Olvidados maitines del joven monje (poesía, plaquette, A.H.S, 1994) y los poemarios  Anti-pop (Ediciones Holguín, 2006), Babelia (Ediciones La Luz, 2012), Flemas  (Chuleta de Cerdo Editorial, Guatemala, 2013) y Chileno (Letra Abierta, 2016).




De ANTI-POP (2006)

TEST

En un ciútico tropel indagatorio
urge ensimismarse tras el dato impreciso
de los catárticos burdeles de Camelot,
los glúteos chamuscados de Juana de Arco,
la puesta de sol en Trípoli,
los noviecillos de Oscarito Wilde,
el barbero de Bismarck,
las groupies favoritas del King Lizard,
los manicures de Betty Bathory,
la cadena de funerarias de José de Arimatea,
el ombligo y las bragas de María Tudor,
la pipa mississipica de Langhorne Clemens,
los p-2´s de Gandhi,
las madres de los kamikases de Pearl Harbour,
los travestis en Groenlandia,
el sobaco y los perfumes de Inés de Castro,
las discotecas en el Pamir,
los porros de Bobby Marley,
el leopardo-mascota de Asurbanipal,
los versos blancos del doctor Zen,
las medias y el grosor de las piernas
de Mina Murray
aferradas en mi espalda caliente.



COLGADO DEL TECHO

Colgado del techo
se balancea el viejo poema.
El poeta
es sólo un cuerpo estrujado
lleno de tinta, borrones
y alguna que otra lágrima.



De BABELIA (2012)


morelliana

Transcurridos siete días y siete vueltas en derredor de la ciudadela, como en un tour: Louis Armstrong, Dizzy Guillespie, Miles Davis, Bix Beiderbecke, King Olivier, Clifford Brown y Chet Baker… así consta en la historia, glíglica Maga; pero pudieron ser: Charlie Shavers, Freddie Hubbard o Maynard Ferguson… los que echaron abajo las pomposas murallas de Jericó o l´Arc de Tríomphe, Porte St-Denis, Palais de Chaillot (época París merengue) para no mencionar los arrabales del Buenos Aires vesperal con chinchulines y vino criollo.

                                                                         (-156)



the last action hero

Por desgarro de una desangelada camisa de periodista, se deja ver la marvélica divisa pentagonal en los pectorales.

Vindicativo y sonriente, sin medrar el costo físico y emocional de sus combates de celuloide, este hombre, que no es invención de Stan Lee o Richard Donner echa a volar con su espina dorsal de kriptonita.

Me encuentro frente a un objeto cultural que no es inofensivo. Apuesto por abolirlo si rezuma la impotencia del hombre moderno, el poder que custodia la propiedad privada del universo… pero difiero de la guerrilla semiótica porque lo que pretendo emplazar es al superhombre con respiración artificial, clínicamente inmóvil en su poltrona de ruedas. No hago una apología de sus hazañas en ese estado pues contraviene la voluntad de todo héroe de dejar sus proezas en el anonimato.

No niego que me agrada Superman cuando se desviste y queda como Christopher Reeve a los cincuenta, ya por los cielos.



De FLEMAS (2013)


conforme que marcel marceau no es milli vanilli

con error creemos que el poema significa por 
inducción.

(con eRRor crEEmos que el poema significa por 
induCCión).

con el consentimiento del poeta, ser poema pretende.

con los frecuentes estados de súplica del poema
y   los   dicterios   del   poeta;
su preceptiva         poética.

con una unidad versal en el vasto espacio del poema
su imposible sonido         solo apresamos,
su extravagante disposición  tipo-gráfica
su imposible sonido
su aspiración de poesía,                     el poema

con el con-sentimiento del poeta, ser poema pretende.



tramo de ratas

No trasegar como una rata eutrapélica
donde se posa la mano y la mente del poeta.

Hay tanta poesía envenenada, oleaginosa…

Quedar en el puro pellejo,
musicarlo
y ser el chauffeur de ese ruido
que puede tener otro valor opcional.

Reptan en aquelarre
la palabra bulímica que
todavía no ha tocado tierra
como bolo fecal.




De CHILENO (2016)


ejercicios ambulatorios

Mi fantasma pasea por Ahumada, deambula por un oasis peatonal para chilenos…

Cuando la tarde busca la noche de los sábados, hago el drenaje de mi angustia. Desprovisto del más mínimo signo de perentoriedad, defino los tramos para el tránsito de la gente por este camino de Santiago.

Observo al detalle el contraste de las personas con mi  perímetro, descongestionándose. Las ausculto, a la caza de sensaciones satélites para ensanchar el terreno de mi actividad reflexiva.

Unos toleran mi examen y otros logran sortearlo. Aún en la apreciación de lo abstracto me seducen las ideas de lo general… y en su  andadura por Ahumada, boulevard de febriles pelotones, la afluencia parece tener algo por consagrar.

Yo siento que hay una pérdida de patrón.

Todo es actividad sobre el abismo artesonado con la parafina del poema.

De extremo a extremo me quedo sin epígonos en mi trabajo de poda.



vuelos de la muerte

No concibe una madre a su hijo lanzado por el cielo.
Entiéndase, lanzado por el aire
sin que nada pueda moderar su caída.

Sobre la cavidad de un volcán, sobre un lago, el mar,
una cordillera…

Las palabras son leves, las estrellas son leves.
Los cuerpos, como un bodoque
(perpendiculares)
no.

¿Habían entregado el espíritu antes del descenso?

Con estos cuerpos moteamos el mar y el desierto,
con este excedente de la vida, centrifugados,
teñimos las dunas,
desgranamos un cardúmen…

Aventados quizás con un culatazo y un esputo
al mar que nunca estuvo tan Pacífico.

Imposible mirar una ola y no imaginarla perforada 
por un cuerpo joven, ya trunco, mortaja en una glauca
fosa que se encrespa.

Todos con la muerte que no sabe de hacinamientos.
Jóvenes,
pedacitos de Chile.



De PLAYBACK Los podios ofrecidos



Prólogo

No cantaban, el par de modelos, ni una sola nota del álbum.

La canción que los convierte en estrellas, recompone su licencia de consumo cuando pisaron por vez primera, el lobby del estudio de contrato.

El pase mágico de un video como cimiento del Euro-dance era la próxima escaramuza.

El video para la canción que provoca un entusiasmo que emula con la estulticia. Un video que esconde a los intérpretes reales de una canción certificada como platino, con premios por su impacto visual, ajenos a su arreglo melódico. Era impensable su disfrute de otro modo.

Y ahora parece que todo es mentira y cabello trenzado. Mentira el test de los conciertos, el todo con su nada, el triunfo sobre los podios ofrecidos, plataforma que erosiona  y la verdad es que no era para tanto…

Con los años se borra el vestigio de fotocopia musical, de estafa mercadológica, escándalo de facultativos, de premio que se revoca…

El tiempo, omnímoda figura que solventa el empaque y contenido de aquel álbum, donde los modelos que hacían de cantantes, ni una nota cantaban.

Tomar distancia del sentido verdadero de la música se compensa con una actitud inadecuada que trivialice su estructura artístico-formal.

Se hunde la música  en el agua silenciosa de los labios… se relega a los tramos albañales de la danza.

El pop es r-í-t-m-i-c-o y corporal, aséptico y utilitario. Da de beber a los ojos lo que el labio no bebe. La urdimbre del lip sync  como  argumento.

Dispensamos como play-boys, tostados a lo Hollywood, al binomio de pelo trenzado porque esto le viene mejor a la música que hace lugar para lo espurio. 

El ojo va bebiéndose el agua silenciosa de los labios en movimiento. Su sincronía.



¿Dónde el playback de lo reunido, estéticamente tolerado como literatura, ya no como poesía?

En una colmena de signos y sonidos, de formas solemnes  y coincidencias  ¿Qué  parte simula la rotación magnética de los ecos?

Sé cómo funcionan las maneras definitivas de todo lo que da pérdidas.

Ecos del vértigo de los dobles, en un retablo donde se aprende a  saltar y a caer como un impostor, que los hay también en la literatura.

Haga el intento de comprender esta verdad: acepte a las primeras lecturas y un buen cúmulo de poemas como números de playback.

Señale al que no puede: levantar cabeza… Salga y no apueste por asuntos que lo vinculen a un salario mínimo.

                                                                           Acepte  que  tampoco 
                                                                           es  POETA  aunque  lo 
                                                                           intente  por  un  buen 
                                                                           tiempo   con     avidez.






.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada