domingo, 10 de julio de 2016

LÊDA SELMA [18.913]


Lêda Selma

Baiana de Urandi, Lêda Selma (de Alencar) reside em Goiânia-GO-Brasil, é graduada em Letras Vernáculas e pós-graduada em lingüística. 

Presidenta da Academia Goiana de Letras/AGL, é membro da Associação Nacional de Escritores/ANE, União Brasileira de Compositores/UBC, União Brasileira de Escritores/UBEGO, Instituto Brasileiro de Culturas Internacionais/InBrascI. 

Poetisa, contista, cronista, palestrante. Integra várias antologias nacionais e internacionais. É verbete em diversos trabalhos críticos goianos, e, também, em obras de alcance nacional e internacional. 

Participou, com noites de autógrafos, de várias bienais internacionais do livro. Publicou 16 livros: Poemas - Das sendas à travessia; A dor da gente; Fuligens dos sonhos; Migração das horas; Silencios de viento y mar; À deriva; Sombras e sobras e De Sinas e ceias. Contos/crônicas – Pois é, filho...; Até Deus duvida; Nem te conto; Hum...Sei não!, Eu, hem?!; Sortidos e requentados e Mexidos e remexidos. Ensaio – Erro médico: uma ferida social. Recebeu vários prêmios, troféus e diplomas.
Foram-lhe outorgados os títulos de Cidadã Goianiense (Câmara Municipal de Goiânia) e Cidadã Goiana (Assembleia Legislativa de Goiás)  

ESTUDOS ACADÊMICOS SOBRE SUA OBRA:

Dissertação de mestrado PUC/GO – Profª Mestre, Maralice Silva Borges A pluralidade de gêneros e imaginário na obra de Lêda Selma (livro). 

Estudo de Pós-doutoramento – Prof. Dr. Iêdo Paes – UFR/PE - Por entre águas, morte e desejos: a tessitura do imaginário em Lya Luft e Lêda Selma – uma incursão pelos labirintos poéticos (no prelo).



POEMAS DE LÊDA SELMA

                               DO LIVRO SILENCIOS DE VIENTO Y MAR

                                
VUELA

                                      Si tu sueño                                        
es mayor que tú,  
alarga tus alas,
destroza tus miedos,
amplía tu mundo,
dimensiona el infinito
y parte en busca de la estrella...
Vuela alto. Vuela lejos.  
Vuela libre. Vuela.
Y desparrama por el camino
la soledad que te robó
tantas fantasías,
tantos cariño
y tanta vida.
                                

SOLEDAD

Soledad no es apenas
sentirse solo,
    sofocarse en la nada
    y apagar las estrellas.
Soledad no es embriagarse
    en la soledad del miedo,
   quedarse al margen del sueño
  o del silencio del río. 
                       
Soledad es, sobre todo,
    saberse visceralmente
    vacío.                   
                       

         
INSTANTE

Siéntate aquí,
bien junto a mí,
escucha atento mis ojos,
pon mi corazón en su regazo
y tu deseo en mi vientre.
Es noche.
    Y el tiempo
    tiene todo tiempo.

Siente los pasos de mis dedos
sobre tus caminos de fuego,
 desata tus  miedos todos
 y deja el sueño escapar.
Ven.
El tiempo 
es madrugada.
En el milagro del instante,
tranquiliza tu desasosiego,
acoge esta voluntad febril,
 haz de la entrega una tregua
y deja la verdad huir.
Es día.
Y el tiempo
tiene prisa ahora..



FUI TUYA

 Fui tuya
 hasta cuando soporté
 ser sola
 y tuve el coraje
  de mantener el peso
  de tus miedos
  y de tu soledad.


SIN REPARACIÓN

Quebrado estás
y han escondido tus pedazos.
        En silencios olvidados
        los miré jugados.

Me quedé a juntarlos,
pero he conocido, ahí,
sin consuelo, la verdad:
        no había más reparación.




CERTEZA

Es preferible
el silencio
de los dolores guardados
y la soledad
de las saudades envejecidas,
que el rastro sin dolor
de la nada.

                         
DÉJAME

...fingir la saudade
que no llegó
ni ha enviado aviso.

Déjame mentir
la ausencia insípida
del sueño muerto.

Déjame sufrir                
    la verdad 
 de esta mentira 
vacía 
    hasta el mismo 
    dolor.


CONTRADICCIÓN
 
La esencia perdida de mí
he buscado en tu profundidad.
Y nazco de tus manos
como un jazmín de oro
en pleno otoño de Dios.

En tus manos,
clavos: cariños rasgados,
restos de espera,
hilos de casi nada
y soledad a veces.

RESTOS DE SUEÑOS

Lavé los secretos
 que olvidaste
 en mis ojos.
De tus sueños,
 nada he guardado.

Lavé las marcas
 que olvidaste
 en mi soledad. 
De tus miedos
 algunas semillas.

Poco he guardado            
 de nuestro amor:
 sólo vacíos de violín
 en el viento,   
 y los daños
 que aún caminan terribles
 por mis sueños 
 en restos.



EN MEDIO DEL PECHO

Bicho indomable,
   el corazón mira
   por los ojos
   el silencio huyendo.
Y siente que la lámina
  (sin corte)
   duele más,
   mucho más!
Y hace el dolor 
       más rojo.

    (... en el medio del pecho,
    un corazón, sueños baldíos
    y muchas piedras).




INERCIA DEL MURO

He violado la inercia del muro
 con mi grito rojo.
La palabra empuñada
 he colgado
 en el eco viajero.
Y sin retoques
 dejé expuesta la cara
 sin forma del mundo.

Y el muro que era
 sólo blanco            
 – y omiso –
 tiene ahora boca
 y también grita.
 Y es poeta!





.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada