lunes, 17 de octubre de 2016

VAHE ARMEN [19.304]


Vahe Armen 

Poeta armenio. (Mashhad, Irán 1961) 

"No vivo en Teherán. Esta metrópoli llena de gente no es un lugar adecuado para vivir una persona tan introvertida como yo. Pero es innegable que Teherán no sólo es la capital de Irán, sino también el corazón palpitante de arte en el país. La mayoría de mis amigos amantes del arte viven allí. Siempre que los echo de menos, no tengo más remedio que ir allí con una larga lista de amigos para visitar". 
Vahe Armen nunca ha perdido la lista.

Este poeta iraní-armenio nació en 1961, en Mashhad, Irán. Estudió sociología en Londres, pero ahora vive en Teherán. Además de escribir poesía, es traductor de poesía. A través de sus traducciones de y al persa, un hilo de intercambio de obras literarias se ha establecido entre Armenia e Irán.

En un día en el invierno de 2010, bajo el sol sin vida que estaba tratando de calentar el cuerpo agotado de uno de mis amigos, fui a conocer a Armen.

Era la época de Navidad. Su preciosa casa estaba decorada para la ocasión. Tuvimos una conversación con él sobre todo, de las condiciones políticas del país después de la disputada elección en 2009 y el flujo sin fin de la emigración, los problemas de publicación y la censura gubernamental que empeoraban día a día. A continuación, tres de nosotros se quedaron en silencio. Parece que estábamos buscando una buena noticia de que hablar, nos olvidamos de las buenas noticias y si pudiéramos recordar, podríamos calentarnos con el sol del invierno.

El único sonido que se podía oír era de las palomas que venían a comer las semillas, que Vahe ha derramado sobre la repisa de la ventana para darles de comer en invierno.

Cuando salía de su casa, me regaló su último libro “After Cranes Passing.”  Los dos poemas traducidos aquí (*) han sido publicados en ese libro.

Lo que me ha seducido de su poesía es su creatividad infantil. Se parece al rey de la ciudad de juguete con una corona de papel en la cabeza, jugando con las palabras para crear su propio mundo, que le acompaña en el juego, podemos ver su mundo y conocer a los personajes habituales de su poesía; madre y hijo, poeta, prostituta, monje, templo, el general, la guerra y el amor.

La tragedia se produce en el momento de la confrontación entre el mundo inocente y el real. Armen narra una historia tan trágica de forma que parece una parte muy natural de la vida. En uno de sus poemas, "Supervivientes", hay una escena que implica una fiesta, pero no hay rastro de cualquier huésped. Lo que ha dejado es un arma que no tiene balas y una botella de vino vacía. Parece que nosotros, los lectores, somos los únicos supervivientes de una tragedia desconocida. Tan pronto como comprendemos que ahora somos los invitados, el dolor, nuestra primera reacción a la fiesta se convierte en horror.

Armen no juega con las palabras, sino vive las palabras. Hay un proverbio en persa, que lo que se eleva desde el corazón se asienta en el corazón. Puede ser la razón de que sus obras sean tan populares entre todas las clases de la sociedad.  [(*)Por  Azadeh Kamyar]


Una tarde de otoño 

Sentado en el autobús 
pasamos los pueblos,
pasamos a un lado de Dios
y no nos detenemos.
Qué tan cansado estoy
de no caminar, 
de llegar al destino siempre sentado. 



Sueño inacabado 

Hubiera querido la noche que te fuiste 
que ocurriera algo sencillo,
que perdieras el camino.
Un cuco cucuaba
y una llave oxidada
caía del nido vacío de los grúas.
Llovía, 
yo despertaba 
y te despertaba
y tú me contabas
la continuación de este sueño.



Sonrisa 

Qué tan triste es 
la sonrisa de esa niña, 
como los zapatos siempre brillantes 
en los pies del paralítico,
como un lápiz
y un papel en blanco
en el bolsillo de un poeta muerto.



El dormido

Me desperté 
después de medianoche. 
En la calle 
bajo el tallo de un jazmín 
todo el mundo estaba dormido.
En mi cuarto Dios y Satanás conversaban.
La voz de uno 
era como el caer de la lluvia sobre la tierra,
y la voz del otro era como cuando arrojas un puño de tierra en el pozo.


(Traducción de Mohsen Emadi , Vahe Armen y Arturo Loera)
http://www.periodicodepoesia.unam.mx/index.php/1643-columnas/4349-no-092-poesia-armenia





 de “After Cranes Passing.” 
(*) Entrevista y traducción de  Azadeh Kamyar


Taste of sun

I can still feel it in my mouth
the taste like sun
ravenously we drank together
from a bowl full of  snow

Call me
Winter is close …




A grey lane and a box of colored pencils

In a sterile silence
You cry
And in my poetry
A baby will be born

You stay behind the closed doors
And in my poetry
A goldfinch on the window ledge
Will die from cold weather

You smile in the mirror
And in my poetry
An enormous cloud
makes love with the sea
you dink a sip of wine and
in my poetry
all words will be drunken

you turn the key of your home in the lock
and in my poetry
a woman takes the sun to her house

you pass by a temple and
in my poetry
a new goddess will Fall








.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada