domingo, 30 de octubre de 2016

LOLA CASTRO OLIVERA [19.416]

Foto: Gastón Bejas


Lola Castro Olivera

Nació en San Salvador de Jujuy, Argentina en 1985. 
Actriz, escritora, narradora oral y gestora.Recibió el primer premio “Ciudad de Mercedes 2000”en la categoría Cuento. Estudió Actuación Teatral en Jujuy y Buenos Aires. En 2011 publicó su primer libro, "Crímenes, risas y crímenes" Ed. Del Dock; en cuya creación colaboró el poeta Javier Adúriz, a quien considera su maestro. En ese mismo año, es invitada al ciclo de poesía “Interiores”, destinado a la difusión y conocimiento de poetas de todo el país, y participa en lecturas de la "FLIA". En el año 2012 es invitada oficial del Festival Internacional de Poesía en el marco de la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, donde participa de lecturas en La Rural, Bares Notables y Mercado del Progreso.
Como actriz forma parte de la Compañía de Otto. Está por publicar Casa triste euforia. Reside en Yala, Jujuy. 



Dios non da non quita
Insert supr magma
planetita zurdido
rola la luna, rola…
Sometimes we can do it
Intro
¿es así como se gambetea? Non dá, viejo, serán chantas…
descocele la isla, bombón ¡que se las vean negras!
echale cráter en su corazón
palanganeale los ríos (amazonas, maybe) ¡oscura noite hemos di tener!
Mustafá qué tul, el placer es tuyo
¡volales las chapas! ¿ves esa línea de pinos?
hasta donde alcanza la vista es mío
oh
oh
oh
I am the alpha and the omega

(…y Mustafá relincha que es un toro)




11.

Apretá los talones, querido
estirá esa digna estampa entre los escombros
y que no te tiemble el pulso que a más arremetidas más triunfos, lógica pura.

A la postre he desandado demasiado
mastiqué las paredes de mi cueva
durante jornadas enteras
y en mi escondrijo a veces no hubo sitio ni para mí.

Pero esa es otra historia ¿no?
apretá los talones, cerrá los puños, todo un hombrecito
no mires fuera de foco cuando venga el lamparazo.
La tierra está inclinada y eso
tiene que ver con nosotros
¡pero que no se note! un porte insigne para la eternidad.

Tenés que ser justo y recto, las verdades existen ¡no jodan!
no ponga esa cara ¡le queda tan feo!
¡llora! pero qué cosa. Venga, venga, conozco un lugar donde llorar tranquilo.
Pero esto entre nosotros ¿eh?, si alguien se entera arde troya
bueno, basta de pucheros.
La tierra está torcida y a nosotros
sólo nos llegan chismes de la Gran Tragedia.

Amarras que flotamos la luz declina.

(De Crímenes, risas y crímenes.)





5.

Patea piedritas por el ajedrez de una vereda
dos perros juegan a los tarascones
ya llego, ya voy
su pena era de mascar tabaco y tierra
un orgullo de punto negro en la vía láctea
(dios, dios. Está que refusila)

¿me viste? ¿me viste a mí nervudo y flojo
al borde de tu cama que me abisma?
¿tuve forma?

Es un sueño, estar entre muchos
tantear y no tener los lompa.
Y pellizcarse pellizcarse y pellizcarse, arrancar araña de los ojos
llamea algo dentro ¡aire, aire!
Esto es un subte              viene gente de los costados
(ya voy, mi amor, ya ando)

¿me viste? estaba en calzones, así duermo
después de todo estamos en enero. Pasé por el borde, por la cabecera de tu cama
te besé la frente. Fue cierto. Sí, fue verdad, aunque
ahora
tengo
un calambre que avanza…



10.

Qué país te dejaremos, Emilia. Perdoname lo agrio o vejez,
traigo masticado un consejo: Emilia
no importa si la muerte existe
importa creo, tener a tiro el ojo
para rasgar el velo que heredamos.
No importa si la verdad existe, Emilia.
Importa quererla.
Aunque al estaquear algo, se nos cuele entre dedos
en el mejor de los casos, quizá salga atún o mojarrita.
No importa tanto si la muerte existe, ¿sabés?
a través de la neblina  se deja ver, de cuando en cuando,
un paisaje de postal que nunca queda en foco.
Estar viviendo y muriendo, chiquita, lo mismo es.

Qué país habrá en tus ojos, Emilia.



13.

Aló aló
qué fue, caballero, cómo va su día
tirando pué
con mi hermano el oreja esperando la resolución del conflicto
no sé si vio que la cosa arde, más que va si es cosa e` mandinga
se sabe pero, ande mete la cola no hay qué hacerle…
aló mi ñaño, ¿amanecieron sus guaguas?
problema es este cerdo, no hay qué darle pa` que manye
veré si le rescato alguito, sí vecino, hazme la favor
se sabe que cuando el chancho grita no hay quién duerma…

señito, tenga a bien darme unos sueltos, luego le vengo dando
ya mi niña, que le quepa
(se arremolina un viento)
Se avecina el drama, pase siga, siga nomás.



15.

Vigía
atalaya renga
coordenada norte ¡tus hijos!
casa triste euforia
palabras al sur
espasmos
sin remitente
la casa
se                                     ancla
vacía                            del hierro

                           sobre el hielo arde un corazón escudo
algunos cuerpos rompen en la costa



16.


¡Chist! alguien dice argentina… ¿oís?
Ah, un ruido de cuchillas en el aire. Como pájaros de otra especie.
Eso. Ahora cae tu cuerpo en cámara lenta.
El canal se tiñe y un sol encumbra.

                 Pon esta cinta negra en el pelo de tu país desde que nos robaron la infancia.


17.

Se había estado preparando para ¿esto?
para que alguno trace una suave genealogía del intento
de los huecos del asteroide
llega una música disonante que se niega a entrar en su tímpano, pero ¡ahí está!

un viento invernal empuja arenilla, pero no siento el frío
hay en sus grandes guantes un hormigueo
es la gana, pensá,
la gana que me viene

volvé a la nave, ¡todas las cámaras están rotas!
los amigos allá lejos, pensá, pero viene la gana

cuántas cosas no te dije
la más linda siempre                                                                      hoy
estoy gastado y no se me vienen esperanzas      tengo sólo

olor a húmedas arenas

inconquistables.

Dicen que hay una neurosis que ataca a los astronautas cuando ven la tierra desde fuera
estamos entrenados pero ahora mi compañero se apaga entre hierros y plástico

ay me vino la gana. Voy a
sacarle una foto al planeta desde acá
se ven algunos humos y las tormentas
¡cómo viajan las nubes, linda mía, si vieras!        plomo y verde sobre el sur

parece mentira que todo esté podrido Tiempoespacio tiempo es espacio es tiempo es
vaya esta foto quizá, linda, te llegue algún día
se me agota el aire. Y sin embargo
mi pecho está lleno
de cristales que espejan
los colores del sistema
los amigos, pensá, la perra duerme en la puerta de casa

¿cómo no volver? ¿será posible tenderme en estas arenas?
10, 9, 8, 7… empieza la desconexión
llora al muerto, se quita el casco, el overol
cien agujas de frío y meteoro le arañan la piel.

Intenta en un salto abrazar el planeta
pero antes flota
con lo demás



21.

Se había estado preparando para ¿esto?
para que alguno trace una suave genealogía del intento
de los huecos del asteroide
llega una música disonante que se niega a entrar en su tímpano, pero ¡ahí está!

un viento invernal empuja arenilla, pero no siento el frío
hay en sus grandes guantes un hormigueo
es la gana, pensá,
la gana que me viene

volvé a la nave,¡todas las cámaras están rotas!
los amigos allá lejos, pensá, pero viene la gana

cuántas cosas no te dije
la más linda siempre hoy
estoy gastado y no se me vienen esperanzas tengo sólo

olor a húmedas arenas 
inconquistables.

Dicen que hay una neurosis que ataca a los astronautas cuando ven la tierra desde fuera
estamos entrenados pero ahora mi compañero se apaga entre hierros y plástico
ay me vino la gana. Voy a
sacarle una foto al planeta desde acá
se ven algunos humos y las tormentas
¡cómo viajan las nubes, linda mía, si vieras!
plomo y verde sobre el sur

parece mentira que todo esté podrido
Tiemp espacio tiempo es espacio es tiempo es

vaya esta foto quizá, linda, te llegue algún día
se me agota el aire. Y sin embargo
mi pecho está lleno
de cristales que espejan
los colores del sistema
los amigos, pensá, la perra duerme en la puerta de casa

¿cómo no volver? ¿será posible tenderme en estas arenas?
10, 9, 8, 7… empieza la desconexión
llora al muerto, se quita el casco, el overol
cien agujas de frío y meteoro le arañan la piel.

Intenta en un salto abrazar el planeta
                                                  pero antes flota
con lo demás.



27.

Hola enano querido. No,
no pongás esa cara de pitufo.
Estamos una vez en ésta, ¿o te olvidás?
Dejame que te diga, no por la estampita ¿eh?
Pero nos podemos mandar algún que otro milagro.
Mirá qué leyenda:
somos bastardos del oro, hijos de don Fierro.
Y otra, por si falta hiciere:
tenés en tu memoria un río de más de treinta mil facones.

Sacá pechito, papá. Porque dos hidrógenos se abrazaron
nos cuerpea la luna en la insólita llanura.

Para mis hermanos.



29.

Cuando ingresa una verdad
toda luz
es miserable

(De Casa triste euforia.)





.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada