miércoles, 14 de diciembre de 2016

ADELA BUSQUET [19.736]


Adela Busquet 

(Buenos Aires, 1987) 

Es poeta. Estudia Filosofía en la Universidad de Buenos Aires. Participó en varios encuentros poéticos de la capital. Publicó el poemario "Insiste en mí la gana" (Melón editora, 2014).




En la zona
 
En la zona que le toca
elige la temperatura, se baña
de minuto, hierve la hora,
el calor que al fin, le quita la piel
y lo desnuda.
 
*Abro el puño. Miro la gravedad.
Los románticos preguntaban:
¿Tiene que volver siempre la mañana?
Me dañaré de otras cosas. Se promete.



floristas
 
Cuando sea vieja no me vas a escribir.
Yo, en cambio, le escribo a tu vejez.
Ojalá un día le demos la mano al reloj.
 
*El autor es un ramo de flores secas.
Un texto dispuesto a secarse a causa
de los floristas. ¿Qué son los bloques
de palabras haciendo cosa en el mundo?



Insiste en mí la gana
 
Insiste en mí la gana.
Hacer de buey
para el carro malo.
Insiste, soberana, la locura.
Hacer de buey
ni en carro ni en camino.
Insiste, cómo decir,
lo vuelve.
Qué pelear sin contrincante,
y qué entender,
si tira polvo y polvo cae.
Qué llevar, qué carga
no arrastra y queda en peso.
Insiste, como de querer.
Insiste la rueda
por salir del eje
y el eje, insiste, insiste.



La tierra en uno
                        
                                       A Claudio Quinteros
 
Lejos, así se dice al pie cuando baja
y empuja la tierra en uno.
Cerca, así también crece clavel y muere.
De tan acá, reunimos la mano al aire
apretamos fuerte al que hubiera estado
y sin querer, se nos movió.




Necio
 
Cuando camino por la calle veo a los hombres
junto a las mujeres.
Algunos, los más breves, distinguen su cosa amada.
El necio carece de cálculo. Arrebata la flor
y desatiende el campo entero.
Estos hombres llevan su raíz en una mano.




PARA QUÉ EL HAMBRE. YA TENEMOS

Para qué el hambre. Ya tenemos.
Para qué la duda. Crecemos a su suelo.
Para qué terminar. Habremos.

De cómo quedamos a estrecho. En lo amplio.
De cómo lo corto, tiene días de pie, noches de marcha.
De para qué irse. Somos lo que parte.




COMO LOS MORTALES

cuido la fiebre
en la frente de tu voz

de modo también mortal

la mano que cura
sustituye
la mano enferma

le doy a tu cuerpo
mi traje blanco

para que cuides
ya en ropa

mi desnudez



Esta tarde, lo que iba 

Esta tarde, lo que iba en camino,
se cerró. Lo que iba en anda,
se detuvo. Parto hojas, valor.
Esta tarde lo que iba en camino,
cerró, el paso. Que lo lleven.

¿Entenderé? ¿Entenderás?



* La piel se opaca.
Lo que no es, se enciende.
¿Entenderás? ¿Las cáscaras,
los ciclos de mí a mí?





De por qué dejar, si las cosas
terminan y a menudo 

Acaba la silla donde apoyo.
La de aquél, el más logrado.
Ahorra su paso, no sigue.
Qué pedir, termine antes
lo que a tiempo
en falda y aire, nos despide.
Sobre uno, echa agua.
Lo baña, lo diluye.
Qué pedir, termine antes.
Lo tan breve.
Brevísimo.
Durar.







-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada