sábado, 26 de marzo de 2016

PABLO ESTRADA [18.312]


Pablo Estrada 

Escritor nacido en Bogotá. Profesional en Estudios Literarios egresado de la Universidad Nacional de Colombia. Textos suyos han aparecido en revistas y periódicos nacionales y extranjeros, y en los libros Bogotá por Bogotá (2008), Cenizas en el andén: cuentos de la ciudad (2009), Suenan voces. Antología RENATA III (2010) y Poetas que hay que morir antes de leer (2013). 

Ha realizado conferencias, seminarios y eventos literarios en diferentes ciudades del país. Ha sido invitado a algunos festivales de poesía. Ha creado grupos y proyectos culturales como Superficies, que integra poesía, música, video y fotografía; el Negacionismo poético y el grupo literario Caterva. Es fundador y miembro del comité editorial de la revista de cuento Aceitedeperro. 

En 2012 se publicó en Caracas, Venezuela, su libro de poesía El fuego en la herida (Fundación Editorial El Perro y La Rana). Participó en el Taller de Cuento Ciudad de Bogotá 2008. 


NOTHING LASTS FOREVER

Nada es para siempre:
ni los pedestales
ni las flores en la tumba
ni el carné de la biblioteca
ni la cédula de ciudadanía
ni el recuerdo de los padres
ni las fotos familiares
ni el amor por alguien
ni las grandes amistades.

Todo lo sólido
se desvanece en el aire…
lo eterno se torna efímero
o peor aún, se desgasta,
se hace inútil e insuficiente,
se marchita, envejece, se acaba
–se transforma, si prefieren.

Nada es para siempre
–tal vez la muerte–:
ni el odio o el silencio
ni el miedo o la ausencia
ni el dolor o las soledades
ni la misma nada siquiera.

Todo en absoluto
–incluso lo absoluto y lo infinito,
al menos su concepto–
alguna vez se extingue...
Pensé, sin embargo,
que esta repentina alegría
–mejor sería llamarla entusiasmo–,
esta serena complacencia,
esta reconciliación con el mundo,
perduraría más en el tiempo.

No fue así...
Se ha esfumado, ignoro hasta cuándo
–espero recuperarla pronto–,
pero ahora sé
que nada es para siempre,
tampoco esta angustia
que permanece
ni la tristeza que me invade:
nada...



ASÍ ES

El amor lastima, hace cicatrices…
el amor hiere y estropea
cualquier corazón que no sea resistente
o lo bastante fuerte
para aguantar mucho dolor.
Nazareth
Love hurts

El amor es como el oxígeno,
se acaba preciso cuando uno se asfixia.
El amor es como un gas en un ascensor,
se expande y queda atrapado.

El amor es como un perro callejero,
te sigue, olisqueándote el trasero.

El amor es como un poema de Edgar Allan Poe,
sólo Baudelaire lo aprecia como es justo.

El amor es como los libros
de mi escritor sucio favorito,
si no me los regala él mismo,
soy incapaz de conseguir dinero para comprarlos.

El amor está pasado de moda
es como esas cosas que ya no se usan:

El amor es como un diskette,
se daña cuando uno menos lo espera.

El amor es como un casete,
se enreda cuando se ha tenido por años.

El amor es como una nube (negra),
te persigue cuando está preñada de lluvia.

El amor es como una llama (eterna),
te quema y aún así no se apaga.

El amor es solo una mentira (blanca)
hecha para entristecerte y sonar como blues.

El amor es como una caja en forma de corazón,
es una escalera al cielo o una autopista al infierno

El amor, como en ese poema que escribí,
no dura para siempre: doesn’t last forever…

El amor es como una canción de amor,
suena bien hasta que se traduce la letra.

El amor es como las antologías o los grandes éxitos,
ahorran tener que conocer todo el resto.

El amor es ciego… como Borges,
cojo como Rimbaud, manco como Cervantes,
sordo como Beethoven y loco como Hitler.

El amor es como Buñuel o Henry Miller:
cometen locuras propias de adolescentes
pero en las fotos siempre aparecen ya viejos.

El amor es como una droguería abierta,
no se la encuentra justo cuando se la necesita.

El amor es como un cuadro de Hopper,
la desolación pintada con poesía.

El amor es así como yo,
un tonto creyéndose listillo.

El amor es fuerte y tú eres tan dulce,
como en la canción de los Stones.

El amor es todo lo que necesitas
cantaban Lennon y McCartney.

El amor muerde, sangra, vive y muere…

El amor es inefable e inasible,
imposible de describir con palabras,
es aquello que es, fue y sería.



LES TOCA

Hablemos de todo un poco…

hablemos de atardeceres contemplados
desde una terraza,
los últimos días de vida,
hablemos de números de teléfono
que se olvidan o se extravían,
hablemos de inventarse nombres,
de películas basadas en libros
que ya nadie lee,
hablemos de corazones rotos y canciones rotas,
de alas que se rompen y sueños que se rompen,
de deseos con los que hay que tener cuidado
porque se realizan
y no tienes con quien compartirlos,
hablemos de nuestros vacíos
y de créditos bancarios,
de reconocer la culpa
y apagar la luz,
de aguantarse las ganas
o no decirle a nadie,
de Necesito una compañera de los Bukis
porque ya he sufrido tanto tanto
que hoy no puedo detener mi llanto…
hablemos de huecos, de ecos,
de labios rojos y labios rosa,
de colores o blanco y negro,
hablemos de planchas con clavos,
de ruedas de bicicleta,
de máquinas de escribir
y cosas obsoletas,
hablemos de buenas y malas intenciones,
de frivolidades y crisis nerviosas,
hablemos de periódicos y telenovelas,
hablemos de shampoo y acondicionador,
hablemos de viejos libros de historietas,
hablemos de pintura rupestre y graffiti
hablemos de bonitas piernas y bonitas tetas,
hablemos de tener manos de poeta
y hacer el amor con una de ellas,
hablemos de silencio y de palabras,
del cabello largo y la calvicie,
hablemos de licores nacionales y extranjeros,
hablemos de abandonos y desengaños,
cambiemos de tema,
hablemos, no callemos,
hablemos del calentamiento global
y los escándalos de corrupción política:
de los grandes temas de la poesía,
hablemos duro, hablemos pasito,
hablemos bello, hablemos sucio,
hablemos de lo que sea,
pero, por favor, hablemos…



ERES TÚ

¿Es un cadáver con sombrero y gabán
o un esqueleto con gastado traje oscuro?
¿Es una momia con jeans y camisa a cuadros
o un hosco y socarrón demonio desnudo?
¿Es una actriz de reparto
o una mujer que no sabe amar?
¿Es un barquito ebrio
o sólo un niño en la orfandad?
Si el teléfono suena, no contestes,
si el abismo seduce, no te precipites,
podría ser: número equivocado.
Si la lluvia humedece tu cuerpo en las noches,
no creas que es la luna, ella nunca llora.
Lucia luce luz sin luna.
¿Quién diablos es Lucía?
¿Qué diablos es la luna?
Tus orejas sostienen pendientes gigantescos
que consideraría llegan hasta al suelo
–allí estoy yo, sin caer cayendo–.
Mis óptimos ojos orbitan obtusos.
Quisiera acariciar tu vientre aterciopelado
y besar tus senos de pálida porcelana.
El espejo borra el espejismo,
tu espectro desaparece de mí.
Extraño cada milímetro de tu piel,
cada cabello que solía tomar.
Mis manos te buscan en la oscuridad,
mis besos te preguntan entre sábanas.
Tu aroma –que emanas desde la distancia–
me despierta en las mañanas.
Tu imagen –que las píldoras distorsionan–
me levanta de una bofetada.
Ensangrentado busco una navaja,
un revólver, una soga, un veneno,
para calmar ésta, mi angustia.
Te envío una tarjeta que dice:
De: Lirio
Para: Noia
Y caigo en medio de convulsiones.
Las preguntas me invaden
y por poco me ahogan…
¿Es una escultura de un dios
o de una celebridad del pop?
¿Es el fantasma de un suicida
o un guitarrista de grunge ?
¿Es una fotografía de un viejo comunista
o de un padre muerto ya hace tiempo?
No, no… Soy yo…
Voilà, c'est moi… ¿Quién más?



POEMA ENCONTRADO 
EN UNA HABITACIÓN ABANDONADA

Mira mi corazón en pedacitos
mira mis alas desplumadas
mira mis ojos dormidos
mira mi alma atormentada.
Te amo
porque pagas la renta
de mi habitación,
me cuidas y me bañas,
me vienes a visitar
todas las mañanas,
por eso también
te amo.
Escucha mi voz debilitada,
escucha mi inmunda sonrisa,
escucha mis lágrimas oscuras,
escucha mis manos destrozadas
y el lento palpitar
adentro de mi pecho.
Perdóname por no soñar contigo,
perdóname por malgastar
el dinero que me dabas,
perdóname por esconderme
debajo de la cama,
perdóname por hacerte el amor
sólo una vez por semana,
perdóname por embriagarme
el día de tu cumpleaños
y estropearlo tanto,
perdóname por cortarme las venas.
Siente mi sangre derramada,
siente mi piel lacerada,
siente mi saliva amarga,
siente mi pecho oprimido
por la angustia y por el miedo
pero no me sientas solo.



ARE YOU EXPERIENCED?

«Piensan que soy un genio,
pues yo no lo creo.
Sólo soy bueno con los dedos,
eso dicen las mujeres».
«No seas modesto y pretencioso
al mismo tiempo, Hendrix»
le digo ya ebrio.
Me mira
y suelta la carcajada el negro.



SUICIDA

Una bufanda a lo Isadora Duncan, una baranda,
un secador de pelo encendido que se deja caer en el agua del baño,
un tubito de Gardenal disuelto en el vaso,
una cuchilla de afeitar en la mano...
No tengo excusas, lo podría hacer un niño.
Gesualdo Bufalino
Mi mente guarda silencio
y mi alma está callada.
Mi cabeza es una ruleta rusa,
mi mano un arma cargada.
Mi garganta: el ducto del veneno,
mi cuello una cuerda templada.
Mi pecho: el blanco perfecto,
mi brazo un nudo de venas cortadas.
Mis pies: los que saltan al vacío,
mi espalda, sobre el riel está posada.
Mi tiempo ha terminado,
mi mirada está fija en la nada.



VIAJE INSUFICIENTE

Vagarás en el vacío sin fin.
A tu diestra está el azul profundo de la salvación.
A siniestra un leve sueño.
Una ilusión innecesaria...
Lo que nunca puede faltar en estos viajes.
Ella
Estoy listo para un nuevo viaje...
He leído los sufrimientos de un joven rebelde
en mis propios actos
y mis íntimos secretos
y reconozco en ello
el término exacto de los míos
–su culminación, aclaro–.
He visto la maldad de unos hombres
y la bondad de otros
encararse, enfrentarse, aniquilarse,
las he visto juntas
en una guerra, cruel como todas.
He oído de un hombre
que ha visto otro mundo
–mejor, claro que mejor–
y está dispuesto a cruzar
la delgada línea roja
–y no sé exactamente
qué significa tal expresión–.
Miro a mi alrededor,
no estoy seguro de estar
preparado para la muerte.
He tomado precauciones
y sin embargo tengo miedo.
Te necesito a mi lado,
también me sería útil un espejo.



HOMENAJE A CHARLES BUKOWSKI SIN BOTELLA

(Que es como gato con condón o detective sin pistola)

Anyway the wind blows…
Queen

Bohemian rhapsody


Esta tarde vi el arco iris
– con el que de niño me maravillaba –
sobre pálidos edificios
– con los que ahora me asqueo.
Vi a una niña miserable
jugando a las muñecas
– pronto cambiará la casa
de ellas por la de lenocinio.
Entré a una librería desierta,
pedí El almuerzo desnudo
y me ofrecieron Rayuela ...
Desde la distancia enturbiada
escuché música de los Doors
y me animé un poco, sólo eso.
Quise entrar en un bar de negros
pero mi piel no era
lo suficientemente oscura,
quise entrar en un bar de blancos
pero mi piel no era
lo suficientemente clara.
Vagué solo por las calles.
Pienso que esta ciudad es un caos
y que la vida es un asco
– a veces, no siempre, claro
(lo pienso) – ,
sin embargo el sol brilla allá arriba
– y parece no querer dejar de hacerlo – ,
aparece el arco iris, tras la lluvia,
el viejo Sábato aún vive
y escribe mensajes optimistas
– hasta ilusos, yo diría.
Y supongo que por ahí
debe haber algo bueno para mí.



IT'S OVER

(Homenaje a Edward Hopper)

Es tarde
para prolongar los aplausos.
La sala está casi vacía
y el escenario desnudo...
Es tarde
para anhelar más caricias.
El cuarto está casi vacío
y recién hecha la cama...
En la radio
suena suave una canción.
«Se ha acabado»
es la primera frase...
Apago las luces
y cierro la puerta.
Entonces nos vamos
sin tomarnos de la mano...



PLUVIO

Desde un rosáceo cielo
caigo…
como amarillenta gota
de soleada lluvia
me deslizo por las calles,
alimento mis pasos,
mojo tus labios
cuando besas el suelo
de la tierra que amas,
la misma que pisas
–a veces se pisa lo que se ama
y otras se ama lo que se pisa–.
Desaguo en alcantarillas,
recorro agrios campos
segados por siniestra guadaña
o cegados por diestra guadaña,
goteo como sangre,
crezco dentro de un árbol
pero no maduro ni florezco.
Me seco, me muero…
ante tu vista fija
me desvanezco, me evaporo
y subo al cielo...



SELF-PORTRAIT (FROM THE DISTANCE)

Llueve hoy aquí,
ayer también,
mañana quizá.
Seguro que en este momento,
en otro lejano país tercermundista,
debe estar lloviendo
y un tipo igual que yo
debe estar viendo
cómo llueve
a través de la ventana,
escuchando blues en la radio...
Sintiendo
que sus sueños se desvanecen,
sus ilusiones se esfuman
y se agota su paciencia;
que el mundo es una mierda
y que está cansado
de ser tratado como perro.
Deseando salir a la calle
y caminar bajo la lluvia
envuelto
en un cómodo abrigo,
cubierto
por un impermeable azul…
tomarse un trago decente,
un café caliente;
probar algo de comida
poco saludable
y bastante costosa…
regresar luego a casa,
tomar un baño tibio
y hacer el amor
con una hermosa dama
complaciente y silenciosa.
Seguro que está creyendo
que aquí
también llueve
y hay un tipo
como él
haciendo y pensando
las mismas cosas.
Seguro que lo cree
pero jamás
podrá saberlo
con certeza.
Yo tampoco.



PLÁCIDA NOCHE

¡ Qué carne tan cálida y redonda!
Creí que iba a germinar bajo mis caricias

Henry Miller

Que su vientre sea mi almohada
y sus piernas me cobijen
que sus dedos se enreden en mis cabellos
y sus párpados caigan con los míos
que se revuelque desnuda
sobre mi cuerpo fundido
que no deje de besarme
y yo de acariciarla
que lo hagamos seis, siete, ocho veces
a lo largo de la noche
que mi espalda se caliente con la suya
y se duerma con mi pene en la boca
que me escuche susurrarle al oído
en medio de la pieza oscura
pero
sobre todo
que nadie se atreva a interrumpirnos
y nos deje pasar juntos
una placentera noche.



QUE ¿QUÉ DIABLOS SOY? PUES...

Soy un maldito vaquero solitario
sin sombrero, sin revólver,
sin caballo y sin Oeste,
bebiendo cerveza a solas
en la penumbra de un bar,
viendo un viejo video-clip
de una banda de hard rock
de finales de los ochenta
mientras lo mira una chica
que está con su novio
y dos amigos a su lado.
Soy una alcancía vacía,
soy un barco a la deriva,
como Mick Jagger con afonía
o una canción sin armonía,
soy la última oportunidad perdida,
soy la enfermedad y tú la medicina.
Parece ser que soy
exactamente
lo que nadie quiere...
ni siquiera yo.



21

Soy un joven descompleto
con rubor suicida
y labios humeantes
a veces ruego por la salvación
de mis ancestros
pero nadie me escuchó
el silencio susurra palabras sordas
que mis oídos necios desvirtúan
la rubia navaja acaricia mis temores
y calma mi soledad ambigua
palpo rocas virginales
luego siento acidez neural
–faltan faldas destiladas–
sin sombreros urgentes
tramo a tramo
quiebro espejos
dilato sombras
prefiero los besos fritos
que los revueltos
veinte
y uno.

PD: Eludo reclamos y milagros
creo en sonidos distorsionados
y ruidos estridentes
sigo deambulando hasta la muerte
en este sonámbulo
andar sin visiones.



AUTOMÁTICO

Mi pelo es un nido de ratas avaras
mi cabeza un recipiente de virus sintéticos
mi corazón un pedazo de carne podrida
mi alma una masa amorfa –sin sentido–
mi cuerpo es un manjar para gusanos.
El diminuto chorizo colgante
es mi distracción nocturna
el repugnante conducto dilatado
es mi íntimo refugio.
Soy la piedra en el zapato
de un anciano cojo
soy un hueso difícil de roer
aun para un cáncer.
Soy tan sublime como un jeep varado a mediodía
soy tan celestial como un perro caliente frío
soy tan espiritual como el papel higiénico
soy bueno como unos jeans desteñidos
soy lindo como una puta embarazada.
No me hagan ningún caso
simplemente estoy delirando
pero no, no estoy drogado
sólo emocionalmente afectado.




Poema "pre-texto" del libro Entre esto y aquello de Pablo Estrada

pre-texto

pretexto
demasiado cansancio,
dolor en un costado,
en una costilla flotante,
en los ojos carentes de lentes,
desasociego o tedio,
pereza...
me lleno de excusas
para mí mismo.

voy al baño,
defeco en silencio.
pienso,
se me ocurren algunas ideas,
las dejo ir
como el agua sucia
por el desagüe.

me miro en el espejo
chorreando 
crema dental
mezclada con saliva,
me doy lástima,
me doy rabia.

leo 
lo que escriben otros,
pretexto falta de inspiración,
incapacidad
pero me doy por vencido
y escribo...







.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada