sábado, 8 de agosto de 2015

MANUEL ANDROS [16.722] Poeta de Chile




MANUEL ANDROS 

Manuel Andros Flores (Colchagua, Chile 1957) es profesor de Lenguaje, Licenciado en Educación y Magister en Filosofía por la Universidad de Santiago. 

Ha publicado los siguientes libros de poesía: “Imaginaria” (1987), en coautoría con la poeta Paz Molina; “Paisajes Aerodinámicos de Urano” (1991), “Cibernética” (1993) y “Poemas del Príncipe” (2002), “Y por favor, tengamos sexo”, 2015. 

Ha visitado y residido en varios países: Argentina, Uruguay, Guatemala, México, Estados Unidos, España, Francia, Suiza, Holanda, Marruecos, Argelia  y Grecia, entre otros.

En los años 1992 y 1993 fue entrevistador de T.V para un canal comunitario en Buenos Aires, entrevistando, entre otros, a Alejandro Jodorowsky y a María Kodama.

En el año 2001 participa en una mítica acción de arte que traspasó fronteras, leyendo poemas a los monos papiones del Zoológico de Santiago, encerrado en una jaula junto a los poetas Raúl Zurita, Guillermo García, Leonel Lienlaf, Amante Eledín Parraguez, David Turkeltaub y Jorge del Río.

En el año 2004 es invitado por Jaime Oddo y Ximena Narea a participar en un Homenaje a Neruda producido por el proyecto “Heterogénesis” en Suecia.

Entre los años 2008 y 2013 como gestor cultural, y con el objetivo de difundir la poesía, realizó diversas Tertulias literarias junto a las poetas Patricia Gómez, Amanda Espejo y Cecilia Almarza, invitando a muchos poetas nacionales y extranjeros a leer su obra.





Poemas del Príncipe, de Manuel Andros
Acapulco Ediciones 2002


“En la poesía de Manuel Andros conviven los sueños y la realidad más profunda, y así como en Paisajes Aerodinámicos de Urano -su primer libro publicado- existe una resonancia puramente surrealista que nos da una vislumbre de aquella realidad mágica que atisbaron también un Paul Eluard o un René Magritte,  en estos poemas del Príncipe  tal resonancia es metafísica, en donde su relación con Dios, el Universo, el Hombre y la Naturaleza es directa y sencilla, originada en una experiencia de crecimiento personal, en los parajes de una filosofía singular y lúcida, de construcciones y pasadizos místicos que el Príncipe descalzo recorre en la desnudez sin trabas de su espíritu creador.

Este Príncipe y su palacio siempre habitado por el amor en plenitud, nos regalan la alegría de su canto imperecedero”. 

Paz Molina



El verdadero Príncipe
Es aquel que encuentra su trono
En el corazón del Derviche.

Khalil Gibrán




SUEÑOS DEL PRÍNCIPE

En este santo lugar
donde el Hombre vive
el pez sueña con la tierra
y el ave con las estrellas.
Pero el Hombre no sueña en vano
cuando en las aguas profundas
ve a los peces que sueñan
cometas que fecundan planetas.
Pero este mismo Hombre
que no sueña en vano
por qué no podrá soñar la paz?




EXTRAVIADO

Yo no busco a Dios.
Él me busca
y me encuentra
En su propia respiración.
Yo soy el que se pierde
entre tantos pensamientos.
Es más fácil que él me halle
llorando sobre una piedra
y una roca sobre mí. 
Yo no busco a Dios.
Él me busca
y me libera
en su propia respiración.




LAS 2 GRACIAS

Gracias a mi Padre
que sostiene mi cabeza
y gracias a mi Madre
que sostiene mis pies.
Ambos me aman
de la cabeza
a los pies.




ODA AL ADN

Ni arriba,
ni abajo,
sólo en medio de la Gracia
las especies aladas,
las especies terrestres,
las especies marinas.
Ni arriba,
ni abajo,
sólo en medio de la Gracia
yo y ustedes.




Y por favor, tengamos sexo (Pequeño Dios Editores. 63 pág). Quinto libro del poeta Manuel Andros. Con un peculiar sentido del humor, Andros realiza una travesía –o especie de recuento- de sus acrobacias en el plano sexual. Experiencias y sueños parecen ser la máxima: “Querida Ximena, debes saber ya/ que el hombre es como un volantín/ y que la mujer tiene el carrete./ No lo dejes mucho tiempo en tierra/ que echa raíces y muere/ pero tampoco lo dejes ir muy alto/ que se corta el hilo y se va”. Pauline Le Roy, escribe que este libro es Manuel Andros “hablando como hombre, como un encantador del amor, del sexo en el verbo, con respeto y cariño hacia la mujer verdadera, en cuanto al gozo, al no-complejo, a la hembra entera" [Publicado en revista Punto Final​ Julio 2015 Por Alejandro Lavquén] 




El 69

El 69 tenía 11 años
y en un paseo a la virgen del cerro,
allá en mi pueblo en Colchagua,
la hermana de un amigo
me hizo verle el ojo a la papa.
Glup.
De ahí en adelante
seguí viéndole el ojo a la sandía,
a la pera, a la manzana
y a la naranja.
Glup




Consejo a una amiga,
de su mejor amigo

Querida Tábata, hacía tiempo
que quería decírtelo:
¡Cuida tu salud!
Come menos dulces
y menos sal,
y por favor, tengamos sexo,
cualquier día,
lo más pronto posible.




La perrita

La perrita aquella,
me movió la cola
una y otra vez,
hasta que un día
como buen perrito,
yo también se la moví.



Corrido Mexicano

Corramos mano me decía ella,
estaba oscuro y estábamos desnudos
y yo no me sabía la letra




Jugando al doctor por orden cronológico

En un cerro con virgen,
A orillas del mar,
En una Medialuna,
Arriba de un árbol gigante,
Sobre una mesa servida,
En una selva silenciada,
En una frontera polvorienta,
En un jacuzzi en Beverly Hills,
En el baño de un avión,
En una piscina sin agua,
En una silla,
Detrás de una puerta,
En un tren,
Sobre la nieve derritiéndose,
En un baño de damas con graffittis,
Sobre un techo con gatos,
En un barco en el Río de La Plata,
Al borde de una autopista,
En una fábrica de aceite,
En un hospital,
En una viña en otoño,
En una biblioteca privada.





Manu militari con acuartelamiento

Si tutto va bene,
el pene.
Si tutto mengua,
la lengua.
Y si tutto va male
el dedale.





Misterios gozosos

El misterio de tu respiración,
el cautiverio feliz entre tus piernas,
la distancia fresca entre tus pezones,
el sonido de tu voz que me nombra,
tus manos suaves que llevan damascos,
el roce de tu piel huracanada,
la sonrisa de la musa desaparecida,
el surco de seda con diamante,
pero sobre todo y ante todo
el misterio del ser que me comparte.




Lo que beben los amantes

La copa dulce,
el hueco de la mano
donde beben los amantes apasionados
saliva, sudor y semen.
Calman la sed del cuarzo,
esa combustión interna
bajo la piel entregada
buscando zonas equidistantes
entre gemidos y melodías triunfales.
El yin y el yang se beben a sí mismos.
El placer sublime de la celebración,
aceite de oliva, ron y granadina
mientras el mundo gira alrededor
de dos pequeños soles.




A Tehura, la amante de Gauguin

Carne joven,
pelo frondoso,
Fruta tropical y
Celestial jardín.
Todo es carpe diem.
Hélice de fascinación sin pecado.
Del karma al dharma,
de una isla oscura al resplandor.
El pintor sentía.
Los pinceles eran las vocales
para aprender la vida pura.
Los peces y el viento
un templo dibujado
en la sonrisa de Tehura.




El sexo y la música en América

Merengue, mambo, y jazz
en éxtasis los cuerpos.
Tango, salsa y bolero
tentáculos las miradas.
Bossanova, corrido y cueca
saudade y picardía.
Marinera, cumbia y reggae
se regala el espíritu.
Provocan las formas calientes,
se buscan, se encuentran.
Es el elixir de América.
Vamos bailando, vamos amando
La noche pasa rápido.
La vida pasa rápido.
Todos a la pista.
América, la vida es fugaz






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada