viernes, 15 de mayo de 2015

ROWSON YEBER [15.981]


ROWSON YEBER  

Poeta de Chillán (Chile).



mirador

la grande agua oceánica, delgada,
espumante se hace beso en la arena y huye

con el sol, el vino viaja urdido en
su hilandería de oro

Altazor pasa volando

a lo lejos, más que todo lejos
gime: en una ciudad del mundo, la
espigada cruz del terremoto gime: en
su cadahora de campanas con
el hombre; un himno de apetitos repasa:
de negocios...

la vida, la vida
esa que respirante vemos
previo de la muerte.





constatación

muerto estás. muerto.
en mìsero ataúd ceñido

OCIOSO

un puñado de luz declina
en tu ventana
en la senda danzan inútiles
partículas de polvo.





vía chilena al socialismo

vía chilena derrotada
de aquel GOLPE tendida

moribunda tajante

permite al prosélito sostener tu dolor
tan audible
cual queja de un DIOS fuera...

los vencidos de ayer
persisten
prolongados en otros ángeles
ecos de melancolía respirando el tiempo con
moléculas de aire gastado

así y todo

no se han encontrado las dos puntas de tu círculo
en los vencedores más sombría pareces jadeando
NO DIFUNTA.






"Domicilio público" de Rowson Yeber

Por: Douglas Alarcón Inzunza

El poeta Yeber plantea: la escritura es un testigo insobornable. Y dicho y hecho. “Domicilio público”, libro de su autoría (abril de 2011), nos descubre a un poeta ciertamente influido por la poesía negra de nuestra recordada revista de literatura chilena Mandrágora. En su obra, el chillanejo Rowson Yeber nos presenta afirmaciones y negaciones que confluyen para transformarse en un discurso poético, que con inteligencia y oficio refleja nuestra realidad.

7 de enero, 2012


Domicilio Público (Editorial Universidad de Concepción, 2011).
El poeta Yeber plantea: la escritura es un testigo insobornable. Y dicho y hecho.

Domicilio público, libro de su autoría, editado con el patrocinio de la Dirección de Extensión de la Universidad de Concepción, (primera edición, abril de 2011), nos descubre a un poeta ciertamente influido por la poesía negra de nuestra recordada revista de literatura chilena, Mandrágora, publicada por Braulio Arenas, Teófilo Cid, Enrique Gómez Correa y Luis de Mussy.

En su obra, Rowson Yeber nos presenta afirmaciones y negaciones, éstas confluyen para transformarse en un discurso poético, que con inteligencia y oficio refleja nuestra realidad. Se advierte a la vez, cierto tizne de los poetas Beat.

Tal como lo hemos estudiado, es particularmente en la poesía, donde esta pugna, de afirmaciones y negaciones, necesaria en la vía del pensamiento, adquiere diversos matices: de ímpetu, pasión, viveza, confusión, angustia, la poesía logra una multiforme expresión de la realidad.

Hay una fuerte protesta social, una ira contenida. Rowson logra imprimir una realidad que apabulla, duele, en su hipocresía, sus carencias, en la continua sistematización que socava, carcome el alma, el espíritu del hombre y la mujer actual.

La poesía de Yeber es nuestro propio domicilio público, la casa que habitamos, con recuerdos, risas y llantos, amor y desamor, el domicilio, decepción y confusión, y que él tan bien expresa, identificándonos con su escritura, convirtiéndonos en sus partners, cómplices de la insatisfacción y contrarios a la banalidad presente que fustiga.

La poesía de Yeber es la poesía de Chile.

Realmente la escritura es un testigo insobornable, honesta, íntegra, presenta la realidad sin máscaras.



Poema brevario (fragmento)

Anda la familia humana
Complacida en risas menores.
Los días están imposibles
Quiero darle un papel alegre a esa
Federación respirante
¡Ni puedo!
Los días duran meses de años
Desde hace tiempo algunas
Parecen haber perdido su costumbre
Hay aviones complicados de salud hacia
Los horizontes sin algarabía
Atraviesan el litoral del mundo a regañadientes
Casi no queda aire disponible
Estuve creyendo así mezclado contemporáneo
Inmóvil
Junto al océano cuya rutina es tirarse olas….





Paisaje con beso (fragmento)

Actualmente
Coinciden las horas viejas
El comercio empujando su balance la
Terapia chica pariendo fajos a montones
Actualmente
Hay estiércol a descifrar
Y las alcantarillas entonces abren su boca
De tubería desnuda
De estómago si se cumple con error el hambre

Porque
Yo no distingo a mujeres y hombres solos
Sino al colectivo sobre todo en Bancos y
en las Tiendas que venden sicología para andar
felices
circunvalación distingo
rocas sollozando formalmente….






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada