miércoles, 1 de abril de 2015

YU XUANJI - YÚ HSÜAN CHI- [15.356] Poeta de China


Yu Xuanji

Yu Xuanji (Chino tradicional: 魚玄機; Chino simplificado: 鱼玄机; Hanyu Pinyin: Yú Xuánjī; Wade-Giles: Yu Hsuan-chi, 844–869), nombres de cortesía Youwei (幼微) y Huilan (蕙兰), fue una poetisa china nacida en Chang'an durante la Dinastía Tang. Es considerada la primera poetisa china en romper la voz pasiva convencional de las mujeres en poesía y lírica. También fue la primera poetisa feminista china.

Yu se casó como concubina con Li Yi (李亿) a los 16 años, y después de separarse, tres años más tarde, se convirtió en una cortesana y monja daoista. Fue compañera de Wen Tingyun, a quien dirigió algunos poemas. Murió a los 26 años.

Durante su vida, sus poemas fueron publicados como una colección llamada Fragmentos de una Tierra de Sueños Norteña (一個北理想國的片段, en chino tradicional; 一个北理想国的片段, en chino simplificado ), la cual se ha perdido. Los cuarenta y nueve poemas que han sobrevivido fueron recopilados en la Dinastía Song, principalmente por su valor como rareza, en una antología que también incluye poemas de fantasmas y extranjeros. Quitando los nombres y fechas en sus poemas, sólo el periódico sensacionalista Pequeño Tabloide de los Tres Ríos da los únicos hechos sobre su vida, aunque son escabrosos en los detalles: que tuvo una relación con Wen Tingyun, vivió una vida promiscua y escandalosa y que fue ejecutada por golpear a su criada hasta matarla.

Aparte de sus notables poemas, sabemos muy poco de Yu Xuanji. Su apellido, Yu, cuyo significado es "pez", es inusual. Su nombre, Xuanji (Hsuan-chi en la romanización Wade-Giles), significa algo así como "secreto oscuro" o "fortuna misteriosa". Nació alrededor del año 844 y murió alrededor del 871, a la edad de veintiocho. Una fuente describe su vida y trabajo de esta manera: 
Una mujer de la Dinastía T'ang (618-907), de Chang'an; nombre propio 'Youwei'; apellido 'Huilan'. Era aficionada al estudio y tenía algo de talento. Se convirtió en la esposa menor del oficial Li Yi [Li Zian]. El amor entre ellos decayó, y Xuanji se convirtió en monja taoísta en el Templo Xian Yi. A consecuencia de que un novicio muriera de una paliza administrada por Xuanji por razones disciplinarias, la propia Xuanji fue condenado y ejecutada. Es muy difícil reconciliar a la figura que está detrás de estos poemas con una muerte, máxime a causa de una paliza; pero no en modo alguno imposible, pues es inherente a toda naturaleza humana. Lo que parece igualmente probable es que la historia sea apócrifa, y que Yu Xuanji fuese acusada falsamente.

Sus poemas reflejan sus relaciones con los hombres, sus soledades, y el ideal Taoísta de la meditación y la contemplación de la naturaleza. No es seguro el orden y duración de estas fases, pero puede verse en sus poemas que cada vivencia le dio una valiosa perspectiva de la vida, y no obstante ninguna de ellas pudo bastar para hacer de ella la poetisa en que se convirtió.

Junto con Xue Tao, es reconocida como una de las dos poetisas mas delicadas de la Dinastía Tang.

En los años 2000, su trabajo ha sido traducido por Stephen Owen, Justin Hill y David Young.




Vendiendo las últimas Peonias 

Cara al viento, ella eleva un suspiro por cada pétalo que cae;
sensaciones fragantes que se disipan con cada primavera.

Nadie pregunta sobre ellas, porque su precio es alto,
ni las mariposas se acercan a tal fragrancia.

Pétalos rojos que solo habrían crecido en un palacio, 
hojas verde-jade manchadas por el polvo del camino
si fueran llevadas a los jardines imperiales, 
los jóvenes nobles lamentarían no poder comprarlas!




Vida estival en mi morada montañosa

Me he mudado a esta tierra de los Inmortales.
Por doquier florecen plantas silvestres.
Delante del jardín, los árboles extienden
sus ramas que me sirven de tendederos.
Sentada ante el manantial,
dejo flotar la copa de vino.
Frondosos bambúes ocultan
la senda con barandilla
que lleva a las alcobas.
Vestida de seda ligera,
leo entre un montón de libros.
En los ratos libres doy paseos
en mi barca decorada,
recitando poemas a la luna.
Me abandono a la corriente:
El viento me ha de llevar
de regreso a casa.

Yu Xuanji, incluido en Antología de poetas prostitutas chinas (Siglo V-Siglo XIX) (Visor Libros, Madrid, 2010, ed. y trad. de Guojian Chen).


Vendendo peônias murchas

O rosto ao vento, a suspirar, pétalas caem
e vai-se outra primavera em seus odores
Hoje ninguém as quer comprar, dizem-nas caras
Intenso, afasta as borboletas, seu aroma
Pétalas rubras, só crescessem em palácios
Folhas de jade, vão tingir-se ao pó da estrada?
Antes se transplantarem a imperiais vergéis
e as colheriam belos jovens em cortejo




Início de outono

Brilham os novos botões de crisântemo
Ao poente a névoa oculta as montanhas
No verde às árvores um vento frio
nas cordas ressoa uma canção límpida
Mulheres: a espera junto ao tear
Aos homens, a marcha além da Muralha
As aves no céu; aos peixes, o rio
Ficam as cartas a meio caminho




Para Feiqing em uma noite de inverno

Baixa poema invoco-te à luz da lanterna
à noite insone renego o frio das cobertas
Folhas ocupam o pátio como ao vento a dor
Entre as cortinas em gaze a lua declina
Triste a seguir a estrada uma estranha até o fim
em florescer e murchar conhece-se a flor
mesmo desconhecido seu pouso entre os plátanos
Encerra a tarde um arco os pardais em alarde




Uma alegoria

A primavera às folhas de pêssego espalha-se
Em todo pátio à lua cintilam os salgueiros
Cá em cima estou, no quarto, perfeita a maquiagem
recém-vestida, à espera da noite, o silêncio
Ao lago sob as flores de lótus os peixes
Em volta do arco-íris revoam pardais
Tudo nesta vida é sonho, alegria ou pena
vêm-nos aos pares; possa eu por fim acordar


A um mestre alquimista

Nuvens de cores recortam-se em roupas
Desde véus bordados, o odor do incenso
Flores e folhas de lótus desenham-se
sobre a paisagem, delicada capa
Cessa todo passo ao cantar dos pássaros
Abre-se a gaiola, é liberto o grou
Primavera: deitar-se, o teto é alto
só acordar à chuva, ao final da tarde



Tributo a un maestro alquimista

Las magníficas nubes coloreadas
cosidas en trajes acolchados
el maravilloso perfume que llega
de una tapicería finamente tejida
el rojo hibisco floreciendo
entre sus gruesas hojas verdes
las montañas y el agua vestidas
con una rara capa bordada
- como deteniéndose en su carrera
para oír la canción de una curruca
o liberando una grulla de su jaula
para verla volar lejos
- durmiendo sola en una noche de primavera
en una vieja habitación de alta techumbre
o lluvia que llega en la oscuridad
y cae rápida y pesada  

Versión de J. Aulicino sobre la traducción al inglés de David Young en The Clouds Float North: The Complete Poems of Yu Xuan Ji



Tribute to a Master Alchemist

The gorgeous colored clouds / stitched into quilted robes /wonderful perfume coming /from a finely woven tapestry /the red hibiscus blooming / among its thick green leaves / mountains and water dressed / in a rare embroidered cape /—like stopping short in your tracks /to hear the song of a warbler /or freeing a crane from a cage / to watch it fly away /—sleeping alone on a spring night /in an old high-ceilinged chamber /or rain that arrives at dusk / falling thick and fast.


El vestido de seda

XV

En una visita al templo taoísta de Ch’ung Chên veo en la sala que da al sur la lista de los candidatos aprobados en los exámenes imperiales

Las cimas cubiertas de nubes inundan
La vista entre los rayos del
Sol primaveral. Sus nombres están
Escritos con unos caracteres
Preciosos y colocados por orden
De mérito. ¡Cuánto detesto
Este vestido de seda que oculta a
Una poeta! Levanto la mano
Y leo los nombres, muerta de envidia.

Kenneth Rexroth/ Ling Chung, El barco de orquídeas. Poetisas de China, traducción de Carlos Manzano, Editorial Gadir, Madrid, 2007

Noticia: Yú Hsüan-Chi (ó Yu Xuanji ó Yu Xuan Ji) fue la primera poeta china en rebelarse en sus textos contra la pasividad que se esperaba de la condición femenina. Fue cortesana y luego religiosa taoísta.










No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada