miércoles, 18 de febrero de 2015

MERCEDES SÉELIGMAN [14.949] Poeta de El Salvador



Mercedes Séeligman

EL SALVADOR (1966)
Nacida en la ciudad de San Vicente. Es Licenciada en Letras de la Universidad Francisco Gavidia, donde labora desde 1995 como Coordinadora de Extensión Cultural, destacándose por su actividad como cantante solista en varios eventos nacionales. Ha participado en encuentros de escritores nacionales e internacionales entre ellos el III Encuentro Internacional y VIII Nacional de Poetas “Flor de María Drago Persivale” realizado en la ciudad de Huacho, Perú. Tiene varios poemarios sin publicar.



ENCUENTRO II

Nuestros pasos concordaron
sin mediar intención alguna

Fueron espontáneos,
mas bien decididos a recorrer la misma ruta

sin importar de quién partió la iniciativa

Concordaron y eso me dio felicidad

Mis pasos perdidos encontraron tu camino 





SATISFACCIÓN

No necesito abrir mis ojos para verte
Ni extender mi mano
Para sentir tu piel
Tu piel translúcida
Que envuelve mi alma de dulzura

Así me llenas
Y así estoy llena de ti

Bébeme a sorbos
Conteniendo un respiro
Pisa mi huerto de frutos adorables
Muérdeme asfixiante y cruel
Que cada palabra sea una ventisca
De luces y ardores

Que cada embestida
Aumente mi fiebre y mi sed

No necesito más vida que esta vida entera 






FUTURO

Tendiste al sol tus inquietudes
Y lastimaste tus alas de gaviota…

Pensar que el mundo se detiene
Porque has partido
Es como agarrar el suspiro de una luz eterna

Nada será igual, es verdad.

Hoy las soledades cantarán en mi mano
Y extenderé los brazos al pregón de la vida 





REVELACIONES

Hay manos que lloran por el pan arrebatado
Manos que sufren esperando
Manos que callan
cuando en la noche están vacías de risas

Manos que rodean las penas de siempre…

Hay manos llenas de todo y de nada
Que se mueven al viento
ondeándolas como veletas sin rumbo

Otras
parece que nacieron para ser decoradas
Sólo para lucirlas
Como un auto nuevo en avenida

Tu mano
¿Qué dice tu mano?
¿Cuánto nos dirá tu mano abierta? 






DESEO

He anhelado tu alma vigorosa y cálida
Llena de vida
vivida
y viva

Conóceme

Soy Amada
La amante de Amor
La que durmió a tus pies descalzos
Poniendo su cabellera como almohada.

Amada, amor
Soñaste conmigo sin conocerme
Mi cuerpo se enredará a ti como hiedra lujuriosa
Y mi saliva penetrará tu deseo

Recuérdame
Y haz que la vida siga 






PROPUESTA

Mira la vida que florece
En ella sonríes y sueñas

Toma mi mano
Y renaceremos 








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada