miércoles, 7 de enero de 2015

VERÔNICA DE ARAGÃO [14.421] Poeta de Brasil


VERÔNICA DE ARAGÃO

Nacida en Río de Janeiro, Brasil en 1965. Profesora de lengua y literatura portuguesa. Licenciada en Literatura Brasileña por la Universidad Federal de Río de Janeiro. Su tesis doctoral recoge como una idea el postmodernismo y se centra en el trabajo de Silviano Santiago. Ha publicado artículos en ediciones académicas. 



Extraídos de
ANTOLOGÍA DE LA POESÍA BRASILEÑA
Org. e trad. de Xosé Lois García
Santiago de Compostela: Laiovento, 2001.
ISBN 84-8487-001-4  


                   
GRIETA DEL TIEMPO
                     
Cada útero             
es una grieta en el tiempo                  
donde los hombres quieren estar por la ilusión de conquistarlo,              
por el placer de dominarlo                 
y el deseo de eternidad.
                 
Cada útero              
es una ventana abierta              
hacia el infinito en llamas,            
hacia lo inefable:
                   
en ella el delirio de los hombres encuentra
la catarsis de todos los dolores;
en ella el principio y el fin.
Penetrarla es renacer
por la ilusión finita de la reversibilidad.

Y va el hombre,
como los relojes, con su péndulo,
avanzando en el tiempo,
vagando de par en par.

Y he ahí el fin de todo,
en el mismo descampado
en que todo había empezado. 





TRATADO DEL TIEMPO

Yo proclamo
con toda la certeza de quien nada sabe:
solo existe el presente.

El resto
son espejismos que vislumbro
desde mi ventana, cuando amanece.

El pasado es un río incesante y pleno
interior, mágico o sombrío,
(¿qué física reconstruye emociones, fragmentos en la memoria?)
El futuro es una ventana por donde llega la esperanza
y por donde se adentra tu amor, tan verdadero, tan bueno, tan
                                                                                     infinito.
Pero amor, existe nada más allá del presente.

Y es desconcertante entender que en el ahora no nos encontramos.

Dejemos para después esta posibilidad,
este sueño de que un día las almas se conozcan.





COPACABANA

Copacabana,
loba solitaria,
prostituta nocturna,
depositaria de noctívagos;

Copacabana,
micro ciudad dentro de la ciudad:
la droga, el crack, la ebullición de las locuras,
el eterno vaivén del trajín y de tráfico,
el mercadillo de artesanía vendiendo confetis al primer
                                      mundo en el carnaval

La ciudad que no duerme dentro de la ciudad que adormece
hacia el mar y la naturaleza,
el martirio de los desesperados escapando por las calzadas.

Copacabana,
la sonrisa de los turistas y el paseo de las granujas,
Copacabana,
el cine polvoriento,
el hotel de cinco estrellas y la favela sin saneamiento.

Copacabana,
el frenético sexo entre las esquinas y en los albergues,
el paraíso,
el delirio
el escenario y la decadencia
de los marginales.
                           
Enigmas, 1977.





FENDA DO TEMPO

                        Cada útero
é uma fenda no tempo
em que os homens querem estar pela ilusão de conquistá-lo,
pelo prazer de dominá-lo
e o desejo de eternidade.

Cada útero
é uma janela aberta
para o infinito em chamas,
para o inefável:
nela o delírio dos homens encontra
catarse de todas as dores;
nela o princípio e o fim.
Penetrá-la é renascer
pela ilusão finita da reversibilidade.

E vai o homem,
como os relógios, com o seu pêndulo,
a avançar no tempo,
vagando de par em par.

E eis o fim de tudo,
no mesmo ermo
em que tudo começa.



   
TRATADO DO TEMPO

Eu vos proclamo
com toda a certeza de quem nada sabe:
só existe o presente.

O resto
são miragens que vislumbro
da minha janela, quando amanhece.

O passado é um rio incessante e pleno
interior, mágico e sombrio,
(que física reconstrói emoções, fragmentos na memória?)
O futuro é uma janela por onde aporta a esperança
e por onde adentra o teu amor, tão certo, tão bom, tão infinito.

Mas amor, não há nada além do agora.

E é desconcertante entender eu no agora não nos encontramos.

Deixemos para depois esta possibilidade,
este sonho de que um dia as almas se conheçam.





COPACABANA

Copacabana,
loba solitária,
prostituta noturna,
depositário de noctívagos;

Copacabana,
micro cidade dentro da cidade:
a droga, o crack, a ebulição das loucuras,
o eterno vai-e-vem do tráfego e do tráfico,
a feirinha de artesanato a vender confetes para o primeiro
mundo no carnaval.

A cidade que não dorme dentro da cidade que adormece
para o mar e a natureza,
o martírio dos desesperados a se largarem pelas calçadas.

Copacabana,
o sorriso dos turistas e o passeio da malandragem,
Copacabana,
o cinema poeirinha,
o hotel cinco estrelas e a favela sem saneamento.

Copacabana,
o frenético sexo entre as esquinas e nas estalagens,
o paraíso,
o delírio,
o palco e o declínio
dos marginais.

Poemas extraídos de Enigmas, 1977.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada