jueves, 15 de enero de 2015

JOAQUÍN MEZA [14.484] Poeta de El Salvador


JOAQUÍN MEZA

Joaquín Meza. El Salvador, 1956. Escribe cuento y poesía. Graduado de Letras por la Universidad de El Salvador, donde también trabajó en docencia e investigación literaria.

Ha publicado en revistas nacionales y de México, Colombia, Chile, España y Estados Unidos, donde se han traducido algunos de sus poemas al inglés. Miembro de “Cinconegritos”, página literaria de Diario “El Mundo”, en cuya redacción laboró, y de las revistas Ámate, Serpiente Emplumada y La Pasarraya. Ha obtenido varios premios y menciones de honor en los Juegos Florales Salvadoreños de Zacatecoluca con Dolorial/Poemas para pepenar angustias (1977); Segundo lugar con Confabulación (Cuento, 1978), Mención de Honor con Elegía a Quetzalcoatitán (Poesía, 1982), Mención de honor con El Festín (Cuento, 1983). También ha sido honrado en el “II Concurso Iberoamericano de Poesía” (Valparaíso, Chile; 1984) y obtuvo un Tercer Lugar en “The Open Contest of North American Poetry” convocado por “The Nacional Library of Poetry” (Maryland, Estados Unidos; 1998). Forma parte del CD “The Sound of Poetry” (Maryland, Estados Unidos; 2001), finalista en el concurso convocado por el Centro de Estudios Poéticos de Madrid, España (2002).Forma parte de la Antología della Poesía Salvadoregna (Italia, 1992) traducida al italiano por Vainer Burani y de Beyond the Horizon (Estados Unidos, 1998).Ha publicado: SalMitos (1983), Poesía colorada (1985), Vincent, tú y las golondrinas (Primer lugar en los VI Juegos Florales Salvadoreños, 1983), Rubén Darío en El Salvador (Monografía, 1991), El Cipítio en El Salvador Sheraton (en colaboración con otros, 1990), crónica-collage sobre la ofensiva militar del FMLN en San Salvador, en noviembre de 1989; Poesía a mano (Antología, 1997). Tiene inéditos: Poesía de Vicente Acosta (1867-1908) (1991), Poesía indigen [ist] a (Antología, 1992), Poemas que dejó el tren… de la guerra (1997).




Cipriano Morales
(o La ley del Talión)

¿¡Por qué designio te detuviste!?

¿Es que te dieron miedo
Las aguas rojas
De su última mirada
O te detuvieron la mano los espíritus?

Se suponían Treinta mil
Las puñaladas
Y una cuarta más.

Comienza nuevamente.

Con el poeta
Te vamos a ayudar
A contar:

¡Chucús! ¡Chucús! ¡Chucús!

(de Poemas que dejó el tren… de la guerra)




Contra Medida Económica

Al pueblo lo que es de César
Vallejo

A Dios lo suyo, dijo,
Y a César en el cogote, digo:

Derribadlo, restregadlo, limadlo,
Esmeriladlo, borradlo, devaluadlo
Hasta que no quede huella de su efigie
Ni en un solo penique.

Y como al porquerizo Pizarro
Dadle también a tragar
Con un embudo
Todo el oro y la plata
El cobre
Bronce
Níquel
Tarjetas de crédito
O papel en polvo
Que os apremie
Hasta que le reviente la panza
Por obra y gracia
De su propia Inflación.
_________________
(De Poemas que dejó el tren… de la guerra)




Excrementísimo Señor Presidente

Usted
Que igual a los demás
Firma empréstitos y sentencias
Y es y no es
El mismo que decía
Inaugurar una cancha por semana
Y una escuela diariamente
Y repletaba sinembargo
Los cementerios día a día…

Y es y no es
El que perdonaba a una hormiga
Y masacraba sin pudor a Treinta mil.

Y es y no es
El que pensaba que era Él
El que mandaba
Y Él el que ordenaba
Y confirmó al final lo dicho
Por otro que le precedió
De que “un tonto jode”
Y en lugar de limpiarse los mocos
Como dijo un chabacán
Besó la bandera del Imperio.

Usted que es y no es Napoleón
Lo que en verdad de verdades es:
Otro des
cen
diente
por la línea colateral más derecha
Del árbol Simiológico
de la tiranía.
______________
(de Poemas que dejó el tren… de la guerra)





Los Del “Mayflower”

A Álvaro Menéndez Leal

Después de andar de la Ceca a la Meca
Sin que nadie les concediera asilo
Siguieron bojeando
Hasta desembarcar donde les dio la gana
asegurando al Gran Jefe
Que para vivir no necesitaban más
Que un pedazo de tierra
Del tamaño de una piel de búfalo.

Enseguida mataron al búfalo y lo pelaron.
Después mataron al Gran Jefe
Y a la tribu
Y la pelaron
Y se tomaron la pradera
Y exterminaron la manada
Y la apilaron a orillas de la línea férrea
Donde hoy pasa bufando
El Gran Búfalo de Hierro.

Entonces plantaron la primera estrella
Y fue el alumbramiento del primer Estado.

Después fueron trece estrellas: trece Estados.
Y después cincuenta…

Y sin cuenta
desde entonces
Los desembarcos
Invasiones
intervenciones
Y las guerras de las galaxias
Las estrellas
Y las barras.

(de Poemas que dejó el tren… de la guerra)





Postal

En mi país
hay "ríos majestuosos"
"soberbios volcanes"
y "apacibles lagos".

También hay carreteras
fábricas escuelas hospitales
cementerios -privados
y clandestinosy
edificios que le rascan la panza
a los "cielos de púrpura y oro".

En dichos ríos
con mucha suerte se encuentran
Cabezones
y Cucas de Agua
mujeres que restriegan la ropa
con la chiches colgando
y "desaparecidos"
que se comen los chimbolos.

En los lagos
flotan cochinadas que dan gusto
y los cayucos se deslizan
detrás de una mojarra.

En los volcanes
se dan los perotes
y las manzanas pedorras
y las azucenas
y las gladiolas
y los tulipanes
y los cafetales.

Tampoco faltan los estadios
los cines 
los autódromos
los slogans
el veneno
la tortura
el terror
los espías
y
por supuesto
los Escuadrones de la Muerte.
_______________
(de Poemas que dejó el tren… de la guerra)





Los santos inocentes

Herodes:
Fuiste menos sutil
que los norteamericanos:

Ellos distribuyeron píldoras
condones
NAPALM
y bombas de fósforo blanco
________________
(de SalMitos)




Tiberíades

Acatándole
echaron las redes por la otra borda
y enseguida levaron imperios
y naufragios
llantas usadas
latas de cerveza
condones rotos
cajas de detergente
piratas y sirenas
ballenas muertas
y galeones fantasmas
áncoras y torpedos
pulpos enredados
secretos de estado
mini submarinos espías
paquetes de coca
restos del Challenger
y desaparecidos políticos.
________________
(de SalMitos)




Caifás

Sumo Sacerdote del Zumo de la Ley:
¿Por qué sabiéndolo jodido lo jodiste más?
__________________
(de SalMitos)




Jueves chiquito

Así que apuró el brindis
eructó
en signo de aprobación
solicitó un palillo
que llevó don Pedro Domecq
mondó sus dientes
y recomendó buena memoria

Los descendientes de don Pedro
aprendieron muy bien la lección.
________________
(de SalMitos)





Laúdes

O zono
adiós
en las alturas
máscaras antigases
y chalecos blindados
contra la corrupción
y la represión
en esta tierra
a los hombres
que pelean por la paz.
____________________
(de SalMitos)




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada