martes, 4 de noviembre de 2014

SILVINA VUCKOVIC [13.921]


Silvina Vuckovic 

(Buenos Aires, Argentina 1968). Galardonada en el Certamen Internacional de Letras Junín País 2012 ganando la edición de su poemario Mi porción de la verdad, una apuesta a la tolerancia que ha seducido a lectores de lo más diversos. Sus letras han sido premiadas desde sus doce años en distintos estratos y por ello cuenta con publicaciones en doce antologías y convergencias, ocho de Argentina, dos de Chile y dos de España. Sumado a ello, cuenta con un gran número de premios nacionales e internacionales en cuestiones literarias, y co-autora del libro Homenaje a García Márquez, publicado en Chile.




PARA LOURDES

Pequeña bonita
en tu espera los sueños
las ansias, los anhelos,
la historia toda dibujando niños
la tibieza
los brazos arropando amaneceres
meciendo cunas de nostalgia
de deseos.
En tu espera preparabas gestos
canastos repletos de cariño
tus facciones, tus ojos
tu mirada
tu belleza de niña que llegaba
a derretir pesares.
Un ovillo de paz en tu simpleza
y una hebra de obsequio a cada uno
de los que te admiramos a distancia
por quienes te trajeron a la vida.
La generosidad no reconoce
ni sesgos
ni temores ni resguardos,
todo lo da al darnos luz por tus sonrisas
y es luz de amor,
de Lourdes,
de ternura.



SILVINA VUCKOVIC; UNA VOZ PARA PALESTINA


SALTO

Con el silencio de las bombas
ensayaremos sonrisas
y de este lado contaremos el pasado,
el lambetazo de fuego,
con un dejo de alivio.
Pensaremos, quizá, que nuestra estrella
ha alcanzado aquel cielo
y se regodearán algunos egos en apócrifo altruismo
con el aroma del banquete cocinado.
Allá
es agua que no baja,
es ese olor que nunca más se olvida
a carne de persona calcinada,
a sangre seca fertilizando
los caminos a la escuela
a cuya vera querrá florecer algo
pero difícilmente
halle la grieta de la vida.
Un púber recostado sobre algunos montículos
mirará el cielo sin preguntas:
ha recibido ya tantas respuestas
que sabe de memoria
cómo se goza
la plenitud de esos silencios.
No hay conformismo que valga.
Un ´algo como Dios´ se encarga
de montar en pelo
los caballos salvajes de cada espina.
Y tras todo desalojo
verá la luz
el hogar renovado,
sinfín inacabado de inclusiones neuronales
y aperturas
preparadas para un salto evolutivo.
El hombre
amado y amante
vivo
e Ilustremente digno
habrá de canjear niños muertos
por hombres niños con ojos
del color de la paz
más terca de la historia.
Oj Alá… quiera Dios
que así sea.




¡YO TAMBIÉN SOY EL MUNDO!

Acá estoy
pequeña Palestina
¡yo también soy el mundo!
Tu sangre es mi sangre,
tu dolor es mi dolor.
No sabes de herencias
ni de intereses,
no sabes más que ser
una niña que ruega…
No importa cuál es tu sitio
ni tu color ni tu bandera
no importa dónde estás
ni cuál es el nombre de tu Dios
Mi niña,
tu sangre es mi sangre,
tu dolor es mi dolor.
Yo también soy el mundo
lo soy
y caigo de rodillas
con pavor, con vergüenza
y grito
¡Dios!
¡Deténlos!
¡Hoy!
Hoy
Hoy
Hoy




HOGUERAS

Callar a contra voz,
condescender al espanto
es denigrarse.
No es tragedia el sino
es muerte designada,
hogueras de este siglo
que deberá entremeterse
en lo más íntimo para ver
hasta dónde le creció la desvergüenza.
Gritar –¡estiércol!
despellejadas almas
jirones de personas alejadas
del hombre.
Hilachas
con ínfulas de sórdido empoderamiento
arrojando furia
arrojando fuego de la entraña
arrojando esa última chance
de ser gente.
Y no paran las rotativas…
está lejos Palestina.




VOCES

No vayan a la arena mis pequeños,
que ya se esconde el sol.
Jugamos y volvemos madre
jugamos y volvemos
sólo jugamos madre
sólo madre
sólo.

………………………………………………………

No existe el silencio en este mundo maestra
no existen los amigos para siempre
no existen las caricias con felicidad
todas traen
tristezas
……………………………………………………..

Quién pagará los daños
a aquellos que queden
aturdidos
fragmentados
desahuciados
vacíos…

…………………………………………………………….

No hay manera de salir
de esta lengua de tierra
ni aun como pájaro.
No peleo por ella
YO NO PELEO.
Me ha tocado nacer
acá
así
con un yugo bajo el brazo.

………………………………………………….

Anoche tuve un sueño
muy bendito.
Soñé que despertaba
en la mañana
y el sol me hacía cosquillas
en los ojos,
soñé que había árboles afuera
y los pájaros cantaban.

…………………………………………………….

¿Con qué brazos ayudaré
a mis padres, doctora?
¿cómo cargaré a mi hermanita
cuando debamos correr
de nuevo?
¿cuándo regresaré a mi casa?
¿dónde estoy?
¿dónde están mis padres y mi hermana?
-Descansan.
-Descansa pequeño.









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada