jueves, 27 de noviembre de 2014

PATRICIA GONZÁLEZ LÓPEZ [14.131] Poeta de Argentina


Patricia González López

Escritora y poeta argentina. Nació el 7 de Agosto de 1986 en Capital Federal. Licenciada en Relaciones Públicas por la Universidad de la Matanza. Maestrando en comunicación, cultura y discursos mediáticos. Es docente e investigadora de la misma casa de estudios.  Se desempeña en el área de prensa. Participó en varias antologías y lleva publicados los libros “Indecible” (Poesía. Milena Caserola, 2009), "Dos de Azúcar" (Narrativa. MC,2010) y "Maldad: cantidad necesaria" (Poesía, Llanto de Mudo, Milena Caserola, 2013)






Tengo una madre tardía, y está bien. Las madres llegan cuando
le damos permiso, como el amor.



•••




No

Ser atrevido no es ser suicida,
tener actitud no es desubicarse;
no respondo a la muerte
ni a las púas entre las palabras.



•••



¿Las parejas también son como bits? ¿Uno y cero?









Maldad
cantidad necesaria
Patricia González López




Poemas volubles y camorreros en la voz de una reina - plebeya que poseen tanto amor como frialdad despiadada. No escatima en confesar debilidades, frustraciones, logros, aciertos, locura y sensatez. “Soy el gen del mal” dice uno de los versos apenas se abre el libro. Una vez en tus manos, te aseguro que no vas a querer cerrarlo.
-Mariela Laudecina- (texto de contratapa)




El debe

Soy el gen del mal
activado en los puntos cardinales de mi karma.

Nadie me toca la fibra,
no tengo.

Los pies arriba de una almohada
no me inventan la sangre.

Pedime todo el amor que quieras
yo siempre te voy a deber el doble.




Retirada

La cadenita que me protegía quedó pálida,
el cuadro era de un artesano,
el taburete lo hizo un tapicero,
me dejó de culo en la calle.
La mudanza un hombre fuerte -eso parecía-
Tu foto de chico es tu foto,
la nuestra no la pude romper.
La cámara una mirada perdida,
la olla la arruiné con cera,
los cuchillos los necesitaba,
los míos son una bosta,
pero significaban verte.
El mate loco, un error a la vuelta,
la peor poesía que me define la escribí yo,
la poesía que me quitó el aliento también.
Las sábanas con olor a nuestro cuerpo no las quiero,
a mi sobrina la protejo yo,
la carta a una mala mina,
¿para qué volver a leerla?
Ya te vi en todos lados
con desespero,
hoy, me retiro de tus cosas.






MINUTO HOT

Cantidad de hombres
dispuestos a sacarse
los borcegos en el living de mi casa
pero vos, boca 
que mi cuerpo no alcanza para besarte
y tu lengua no promete
espolvorea
con lo que cuesta
encontrar
alguien con rica saliva
sabor perfecto
te asustás
por favor
decime que te llueva que me embarre
limpiame con la servilleta tirada en el piso
haceme acordar en la almohada que volviste
tocame ancho de bastos
que barajo y nunca truco
pero vos todo el mazo 
tan maestro ciruela el muy pendejo
tantas caricias ladrando en mi cucha
y vos tan perro que no muerde
cantidad de hombres con tanta certidumbre
y elegir la pregunta,
creo que me gusta no entender quién sos,
en el resto soy experta.




un chirrido

un chirrido
en el marzo de mi boca
agua que distrajo tu vaso
mientras querías tomar fernet
¡que vivan los borrachos que postergaron su amor!
que el agua sigue siendo incolora
pido mi aguinaldo por dejarme beber
otras vacaciones por la culpa
proyección acumulada
¡levante la mano quien sueña
abrazar a una mina lavando platos!
querías una mujer sin decisiones
pero no lavo platos
y tu abrazo es por lo menos, dudoso
la mentira acaba en seco
voyeur de mis gritos de auxilio
lágrimas para franelearla mejor
¿hace cuánto te calentaba que llore?
las palabras sin fecha son de tus fantasías
¿hace cuánto empezaste a escribirlas?
había mails en bandeja con deseos adjuntos,
ahora están descargados en tu cama,
en el asunto pusiste lo que convenía
para borrarme
el mailing: estoy enamorado, estoy enamorado
publicidad engañosa
algo hacía ruido, era yo
un virus que cagó la programación de su historia
un hacker que se metió en la cuenta equivocada
me apago,
se desprende lo vivido en esta sesión
gotón de rabia
olor a puntos oscuros
necesito ventilar el duelo
te instalás en ese vientre
pulís la cobardía en el nuevo afilador
encuentro una manera de no existir:
llorarte,
mientras
los técnicos diagnostican no hay arreglo
reniego del héroe que te creía
insisto en seguir jugando a los premios
en el fondo
¿quién lucharía por ganarse al cagón?




Naranja para jugo

Tenía sed y ganas de algo dulce
te creí una naranja
te tomé con toda la boca
no hay más jugo
quizás
la acidez
entre vos y yo
también sea parte de la justicia
tan simple como que me había gustado
ese abrazo que despertó a los vecinos
un beso de internación
té que se tomaron las hornallas
mientras nos evaporamos
nosotros:
fórmula que quema las sábanas
el silencio:
la metáfora del indeciso
si pudieras comerte tus cáscaras
chico de ombligo en el fondo bueno
tenías que ver lo tierno que te veías
exhibido en el cajón
antes de que te compre
pero claro
¿cuántos días tarda la fruta
en dejar de ser fresca?
tengo tres vicios nuevos
una serie
sonreír
y vos:
pero no te pedí tu libertad
esto era algo más animal
sed, algo dulce, comerte y dejarme comer
mirá la gripe que tengo
por decir che, en vez de mi amor
por decir gracias
en vez de ¡lindo,
lo bien que me hizo tu vitamina c!
¿pero cuántas frutas a la vez puedo comer con sólo una boca?
Y vos, ¿cuántas criaturas podés alimentar con sólo un ombligo?
Y si me doy cuenta
cuando estás terminado
y yo satisfecha
por qué te encascarás,
si ya te chupé los gajos,
esto es tan simple como que me había gustado
tranquilo, tu función está cumplida
yo, toda un crimen
aprendí
a matar despacio
quedarse con hambre, si es necesario
y no entregar
el vaso del cepillo de dientes
antes de tiempo.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada