sábado, 25 de octubre de 2014

ALICIA YÁNEZ COSSÍO [13.837]


Alicia Yánez Cossío

Alicia Yánez Cossío (n. Quito, 10 de diciembre de 1928), es una destacada poetisa, novelista y periodista ecuatoriana.

Es una de las principales figuras de la literatura de Ecuador y de la latinoamericana, es la primera persona ecuatoriana en ganar el Premio Sor Juana Inés de la Cruz, el cual recibió en 1996.

Hija del Ing. Alfonso Yánez Proaño y de Clemencia Cossío Larrea. A los seis años ingresó al Colegio de los Sagrados Corazones de Quito, donde estuvo a poco de caer en el fracaso escolar, debido a su manifiesto rechazo a la aritmética. Aunque, desde pequeña dio muestra de su gran talento para las letras, por lo que siempre quiso ser una escritora.

Alicia Yánez Cossío, diría después: "Tuve una infancia sumamente feliz, quizá un poco hombruna, influida por mis primeras lecturas: las obras de Julio Verne y las hazañas de Tarzán. Nunca me gustaron las muñecas.".

Aquí el personaje vuelve a ser la multitud representada por la comunidad que lucha por rescatar los derechos elementales de la mujer. El machismo continúa siendo un tema recurrente. La ironía, el sarcasmo y la hipérbola se hacen evidentes al tratar la tergiversada superioridad masculina, donde demarca criterios sobre la virginidad o el homosexualismo, etc.

Tiene inéditas otras novelas de iguales características. Una de ellas es "El Cristo Feo".

En 1.993 enviudó. Es una mujer superior cuya fama ha trascendido las fronteras patrias.

En 1996 recibió el Premio Sor Juana Inés de la Cruz a la mejor novela latinoamericana escrita por una mujer.3

En 1998 editó “Retratos cubanos” con 18 cuentos escritos entre 1957 y el 61 en Cuba y trata sobre la lucha del hombre por alcanzar su libertad, pero como se los requisaron a la salida de la isla los rescribió en 1996 mezclando historia y crudo realismo.

Hoy en día, vive gozando dé sus nietos y como buena abuelita los adora. Es madre del gran escritor Luis Miguel Campos Yánez, lo cual la llena de sana satisfacción pues ve que sus dones han sido trasmitidos.

Obras

Luciolas (1949)
Hacia el Quito de ayer (teatro), (1951)
De la sanfre y el tiempo (poesía), (1964)
Bruna, Soroche y los tíos (novela), (1971)
Poesía (1974)
El beso y otras fricciones (relatos), (1974)
Yo vendo unos ojos negros (novela), (1979)
Más allá de las islas Galápagos (novela), (1980)
La Cofradía del Mullo de la virgen Pipona (novela), (1985)
La casa del sano placer (novela), (1989)
El Cristo feo (novela), (1995)
Aprendiendo a morir (novela), (1997)
Relatos cubanos (cuentos), (1998)
Sé que vienen a matarme (novela), (2001)

Premios

Concurso Nacional de Novela - Cincuentenario del Diario "El Universo" de Guayaquil, en 1971.
Premio Sor Juana Inés de la Cruz, en 1996.
Premio Eugenio Espejo, en 2008.

Concurso de literatura infantil Alicia Yánez Cossío

En 2002 fue homenajeada por el Gobierno de la Provincia de Pichincha y su Patronato Provincial, al haber aquellas instituido un concurso de literatura infantil que lleva su nombre. Concurso que pretende estimular el que todos los cantones de la provincia de Pichincha aporten en la creación de espacios de expresión, de investigación y de fortalecimiento de la identidad cultural de los mismos.



Es posible y serán casí seguro, 
los últimos versos que yo escriba. 
Voy hacer poesia de la cocina, 
está bien, me despido con tristeza. 
Soy una mujer sin ambiciones 
con sentido común y varios hijos. 
¡Tantos libros de versos por el mundo! 
¡Tantos botones que pegar, entonces!





La mujer es un mito:
lleva a cuestas el fardo de su carne
en el misero comercio del prostíbulo.
Cada noche de sus manos ávidas
el amor se le va, sin darle nada...
Mujeres como cascaras,
mujeres como esponjas
mujeres como tumbas olvidadas.

(Poesía, p. 13.)




La mujer es un mito:
por un salario mínimo en la fábrica
diseca todo el jugo de su vida,
y comercia las horas de su día
por un vestido nuevo en la oficina.
O se muere de adrede
absorta ante el espejo de su alma
en el convento.
Mujeres como máquinas,
mujeres como topos,
mujeres como velas que se apagan.

(Poesía, p. 14.)




ORUGA

En el gimnasio del tronco
la oruga se encoge y se alarga,
con acrobacias,
quiere tener bíceps de mariposa.




ROSA

Ünica en el rosal, la más altiva,
se cree la reina del jardín
y el viento castiga su soberbia
con un tic de Parkinson




HOJAS

El viento barre las hojas secas
de las acacias,
y en traspatio de la memoria
el tiempo barre las horas muertas




AÑOS

Florecen las cucardas
se yerguen los romeros,
despuntan madreselvas
y los veinte años están muertos.




OCASO

La paz del campo se metió en el alma,
nada tiene de raro
que llegue el último ocaso
mientras se muerde una guayaba.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada