martes, 9 de septiembre de 2014

MARGARITA LOSADA VARGAS [13.249]


Margarita Losada Vargas 

(Neiva, Huila-Colombia, 1983). Estudió Psicología en la Universidad Surcolombiana y Maestría en Literatura en la Pontificia Universidad Javeriana. Primera Mención de Honor en el Concurso Nacional “La poesía de los objetos” convocado por la Casa de Poesía Silva (2012), y Mención de Honor en las categorías de Pensamiento y Cuento de Nunca Acabar en el III Concurso Internacional de Microtextos “Garzón Céspedes”, convocado desde Madrid por la Cátedra Iberoamericana Itinerante de Narración Oral Escénica (Ciinoe), y desde México por Comunicación, Oralidad y Artes (Comoartes). Ha presentado ponencias sobre sus investigaciones en países como Chile, Estados Unidos y Trinidad y Tobago, además de haber publicado análisis literarios en las revistas: Justa de México, Javeriana Estéreo y Código. La colección Los Conjurados publica su primer poemario Mejor arder. Actualmente escribe poemas, ejerce la psicología y la docencia universitaria.





Mejor arder-  Margarita Losada Vargas
 Colección Los Conjurados
Obra pictórica: Sergio Trujillo Béjar



PROFECÍA
en la orilla del silencio palabras muertas
augurio de la esencia
del color de las vocales

no frases
no nada

fonemas sueltos
arrullando
el cadáver del lenguaje



INCIPIT
letras sueltas anidan la noche
y en la noche
un grito susurra
susurra una herida
            la herida fundamental




Poiesis
en la pupila rota una gran partitura
imagen estridente
deleite musical
anula el objeto
y  asesina la figura





Sospecha
el mar
bien adentro
debe ser como el abismo
que cargo en la entrañas

inquietante y calmo a veces
pero agresivo y devastador
de repente






Insomnio
esperar
decidir esperar en la orilla de la noche
como espera el suicida
una señal
al borde del abismo





El origen del objeto
la araña
no teje la red
une los puntos de la ausencia
para darle
una forma a la nada





Un silencio
las palabras que no son
se ven aquí
en el horizonte vertical
hecho humo





Noche
eres la vida que traigo dentro
la luz de las palabras que no podré decir
o la herida profunda
que permanece abierta





Innombrable
un silencio entregado como este
o este algo
de mí cayendo







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada