martes, 9 de septiembre de 2014

FELIPE DONOSO [13.247]


FELIPE DONOSO

Bogotá, Colombia
1979 
Nació en septiembre. Es Ingeniero civil de profesión pero desde finales de los noventa se interesa por la poesía. Participó en un taller de literatura llamado Literesia en la Facultad de Ingeniería de la ECI a cargo del poeta Ángel Marcel, donde encontró un primer lugar para escribir y compartir poesía. En el año 2002 algunos de sus poemas fueron publicados en Primeras páginas para soñar, Antología de poemas ganadores de los concursos interuniversitarios de poesía de la Universidad Minuto de Dios. En el año 2003 ganó el Primer concurso de poesía Eduardo Carranza. En junio de 2010 participó en el XVII Festival de Poesía de Tenjo.  Desde entonces hasta la actualidad, ha participado en el Colectivo La Comunidad del Megáfono, buscando lugares, escenarios cotidianos y urbanos para compartir y escuchar poesía. En el 2012 participó en el III Festival de Literatura de Bogotá. En la actualidad cursa segundo semestre de Filosofía en la Universidad Nacional Abierta y a Distancia.




ZERO

El universo se rompió
El pulso del tiempo se debilita
Y el poeta dibuja un prisma sobre la estrella marchita
Un caleidoscopio
Una palabra fugaz en esta noche de infamia.

Las cosas que habían de ser son solo pensamiento
Al final de todo, la vida era un sueño.
Ningún destino fue el amanecer
Ningún amor fue la tormenta
El poeta traza sombras sobre el fuego
Lanza cuchillos al oculto cristal de la muerte
En un mundo roto la muerte es mentira
                     Los ojos
                     Tu boca
Mi respiración taciturna
La memoria es un perfume del silencio
La vibración del lenguaje es música
El poema es una serpiente sin ojos
Que dejó su plumaje en la montaña
Yo descubrí el rostro del dios milenario
Y cómo quise llevarme su alma
El viejo dragón me llamó poeta.

Pero de nada sirve si el corazón se ha ido
De nada sirve si no te encuentro en el fuego
Los hombres del futuro no fueron como Villaespesa y Spinoza
Debemos descifrar  los signos como se adivinan las bestias nocturnas
Como se presienten las olas del río.

Pero la voluntad del río, no es la voluntad del hombre, no es la voluntad del tiempo
El universo es esta incógnita que me espanta
Esta bella tragedia de sonidos y cometas
Este camino que me lleva al sueño
Este secreto que se pierde en la boca de la tierra.




EL VIENTO

En un instante
Tu cuerpo lo atrapa
Remolino de pájaros
Voces
Tacto
Viento prisionero que se rompe
En el agua y en las piedras
Y en tu cuerpo
Polvo de luz en tus ojos
Y tus manos.





TRANVÍA

Aunque de un salto
Me sumerja en mi ciudad que se apaga,
Y me disfrace tras el tiempo detenido
Donde habitan nuestros rostros
Inmóviles,
Y algo tuyo sea parte de esta noche
O de aquella multitud que nace de la calle,
Que viene n forma de mujer galopando con sus ojos,
O en forma de hombre que levanta su tristeza
Hacia el futuro,
Tengo la certeza de que vuelves a mi vida.
Por ahora,
Mientras dure este viaje hacia la nada,
Dejo un sueño en esta silla
Y lanzo un beso secreto
A la estrecha ventana del tranvía.




*

Mamá : Hoy vi a un muerto
Lo mataron a sangre fría,
sin preguntas,
sin agravios.
Un hombre muerto sin proezas,
Sin nombre
Juzgado y condenado.
Lo mataron a quemarropa,
lo mataron a matar,
lo dejaron bien muerto en su vida,
solo con su culpa que a nadie importa,
con su ropita de muerto,
con su huequito de muerto.
Mamá, al muerto nadie lo llora,
al muerto nadie lo quiere.
Al muerto lo dejaron solo
en su morgue fría.
Al muerto lo dejaron solo
en su cielo azul de muertos.
Mamá, al muerto lo mataron,
y a nadie le importó.





Solidaridad

En las miradas de la esquina,
En el cabeceo de los árboles,
En los grafitis de los muros,
En las figuras de las nubes,
En nuestros rostros perdidos,
Hay un millar de preguntas,
Hay un centenar de respuestas,
Hay eso y mucho más,
Pero sobre todo,
Hay gente
Hay amigos
Hay esperanzas
Hay armas
Para matar a la guerra




En silencio

En silencio se hace el árbol dormido en la selva.
En silencio nacen las ideas.
De pronto, en silencio, gira el tiempo,
Detenido.
En silencio se hace el fuego
Y en silencio el fuego nos consume.
Nos miramos en silencio
Y morimos.
Caen bombas
En silencio
Explotan.
En silencio el vientre ya no es vientre
Sino alma.
En silencio una mañana se hizo guerra,
Tortura,
Martirio.
Y en silencio viene dios volando
Y en silencio llora.






Partida 

¿Qué se supone que sea el mundo desde ahora? 
¿Cuál será tu nombre en la arena? 
¿En qué lugar del tiempo guardaré tu aroma? 
Pasarán los vientos y los mares 
Las maravillosas dimensiones de la noche 
¿Qué tan grande podrá ser la tierra? 
¿Qué tan confusa y lejana? 
Algo tan simple como mis ojos 
Se perderá para siempre 
Yo caminé junto a la aurora 
Junto al aire 
Dibujé tu cuerpo sobre el oleaje 
El mar se lo llevó 
¿Qué parte mía es realidad? 
¿Qué parte tuya es un recuerdo?  





El Gato 

Desde lo oscuro el gato me observa. 
Yo tropiezo con puertas, quicios, 
Me desvelo por deudas, temores, locuras, 
Doy vueltas y vueltas y vueltas en mi cama, 
Me persigno, anhelo, sueño, 
De pronto me estremezco y enumero promesas, 
Tristezas, 
Fantasmas, 
El gato me escucha o finge escucharme. 
En su mundo las palabras son palomas ciegas. 
En el mío son abismos, 
Secretos, 
Confusas vibraciones. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada