jueves, 11 de septiembre de 2014

BLANCA ISAZA DE JARAMILLO MEZA [13.270]


Blanca Isaza de Jaramillo Meza

Abejorral (Antioquía)-Colombia, 1898 – Manizales, 1967
Desde su juventud colaboró en los principales diarios y revistas del país  y del continente.  Dirigió con su esposo la revista “Manizales”, fundada en 1940, órgano literario al servicio de la cultura colombiana.

Escribió 16 libros de poesía, crónicas, cuentos, cuadros de costumbres y conferencias, de los cuales publicó:  “Selva Florida” (poesía 1917); “Los cuentos de la Montaña” (1926);  “La Antigua Canción” (Prosa y Verso 1935); “Claridad” (Poesía 1945); “Del lejano Ayer” (Prosa 1951); “Preludio de invierno” (Poesía 1954); “Itinerarios Breves” (siete volúmenes de crónicas diversas); “Al margen de las Horas” (Prosa); “Cuentos, Cuadros de Costumbres y Conferencias”, y “Alma” (poemas escritos de 1954 a 1960.  Su obra poética está muy difundida por el continente.

En 1951, con motivo de las fiestas centenarias de Manizales y por sugerencia de intelectuales y poetas antioqueños, ella y su esposo fueron coronados en ceremonia brillante.  Colaboró en el libro “Mujeres en Colombia” en Manizales.

Su obra literaria se ha difundido en el continente y los críticos de España y de América que han juzgado sus libros sitúan su nombre al lado de las grandes poetisas americanas, cono Juana Ibarbourun, Delmira Agustini, Alfonsina Storni y Gabriela Mistral.





MANIZALES

Desde Antioquía maternal vinieron
a la conquista de la selva brava
nobles aventureros que traían
en la homérica hazaña,
la fe en el corazón y el brazo fuerte,
tendido al sol manejaron
como invencibles armas,
a lo largo del bosque de la vida
el rosario y el hacha...
Qué bien que te fundaron los abuelos
de frente al porvenir abierta y clara.






VIENTO DE OTOÑO

Y he pasado la vida humilde como aquellas
fuentes que en la montaña
su frágil copa líquida modelan
o entretienen las horas
tejiendo manteletas
de algodón y azúcar de vidrio para los hombros
de la piedra.
He tenido ese culto apasionado
de las cosas pequeñas...
he sido ingenua como el chal de encaje
de la nube viajera...
y más bien que ser águila he querido
ser rosada falena...
Esta autobiografía
fue bien fácil hacerla
si es tan trivial la historia de una vida discreta.





TU Y YO

Y Juntos miramos el invierno y llega
de este paisaje en blanco una dulzura
que nos recuerda la inicial ternura
conque al ensueño el corazón se entrega.

Aunque la tarde a la distancia pliega
sus abanicos de fulgor, perdura
la luz en nuestras vidas, y madura
está la mies para la augusta siega.
Fuimos al arte y la belleza fieles,
cosechamos espinas y laureles
en el azar de la jornada intensa.

La muerte apenas separarnos puede
¡y qué congoja sentirá el que quede
solo, en el borde de la noche inmensa!.





ESCUELA NORMAL SUPERIOR DE CALDAS

Vamos por el camino
que nos traza el Señor,
Sembrando un trigo nuevo
de bondad y de amor 


I

La canción en el labio despierta 
Al futuro confiadas marchamos 
Y encendida la antorcha llevamos
Contra el viento que agosta la mies;
Y en el aula que signa escudo 
De los brazos de Cristo yacente 
Depuramos el alma y la mente
En el claro crisol de la fe.



II

El estudio nos da la alegría
De mirar sin temor el destino
Y encontrar en la sombra el camino
Floreciendo de rosas de luz;
El deber nuestros pasos orienta
Al país de la dulce esperanza, 
Donde hallamos serena confianza
Al amparo de amor de la cruz.





A MANIZALES

Ayer, el bosque inmenso de huraños esplendores,
los cedros milenarios, la fronda desolada,
la hermosura inquietante de la selva inviolada
que dominó la audacia de los conquistadores.

Hoy, la ciudad alegre que en himnos triunfadores
glorifica el Progreso, tierra predestinada
que rinde culto al Arte, a la Cruz y a la Espada
y ha forjado en el yunque sus poemas mejores.
Mañana, la gran urbe tentacular, la hazaña
más grande que en su seno presencie la montaña,
la ciudad cuyo símbolo fue una antorcha encendida

y que tras la tortura esquiliana del fuego
asciende hacia la gloria como el mito griego
en la clámide roja del incendio ceñida



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada