viernes, 18 de julio de 2014

DANIELA TAPIA [12.397]


Daniela Tapia

DANIELA BEATRIZ TAPIA TAPIA (Concepción, Chile 1965): Asistente social. Actriz aficionada, integrante del Taller de teatro de la Corporación Cultural Artistas del Acero de Concepción. Desde el año 2003 a la actualidad participa en el Taller Literario La Torre Lúdica. Ha publicado en algunas páginas de Internet y forma parte del Comité de redacción de la Revista El Ermitaño. Publicó su primer libro: Incidente (2004).


Sepulturas

Mis fantasías se van al cementerio, 
en el quinto otoño del siglo veintiuno
fuerza inadvertida, como armadura
me permite zanjar la tierra.
Voces y aromas, arrullo de difuntos.
Manos, ojos y lengua, festín para gusanos.

Vísceras y restos de piel se acomodan en la tumba, 
Cinco sentidos se ahogan bajo suelo
mi rastro se graba en una lápida.

¿El corazón? 
A ese músculo maldito, vicioso de contracciones, no lo sepulto,
sé que ante la sospecha de su presencia, 
hará el tan mentado milagro de la vida después de la muerte
¡ Lo despedazo, lo muerdo!
arrojo sobre cada tumba sus trozos, 
Ahora parto.
Ya puedo.
He dejado enterrada mi jaula de recuerdos.
soy un esqueleto con vagina,
la que sólo conservo para honrar mi genero.




Mujer en la ventana

Una mujer desnuda en la ventana
último recurso del auxilio
cubre llanto en las manos
implora perdón con un rosario
Un hombre se detiene en su ombligo
centro equidistante de cintura y caderas,
invita a ladridos de inconsciencia
en el pasillo del placer e instinto pasajero
ella piensa que la aman... 
Soga anudada
al camino largo que
suavemente ensancha hacia 
hombros cargados 
de anocheceres y credos
Doblada 
sin perdón ni esperanza
una mujer 
tatúa opacidad en la ventana
viste el desnudo con las manos
y su camino se estrangula
en un rosario




Laberintos en la ciudad

La ciudad, velo de tus besos 
en la calle del encuentro
roces y soplos,
sensual manía de abandonarse.
Como escenario del designio
Un lecho de pasiones 
Acoge nuestra carne ardiente, 
salivas y
manos tatuadas en piel ajena
tras la unión de semen y humedad
en el canal gozoso del infierno

La noche ilumina
un letrero
de tacones quebrados
en camino de adoquines
como entrada al laberinto.




Amor de lejos

Recorto el mapa a tijeretazos
con cuchillo
partir la cordillera quiero
a rasguños construir un camino
inmediato hacia ti.
En el intento,
faena delirante
de uñas quebradas y brazos cansados.

Con garganta llena de palabras
alaridos de hiel amarga
en lengua seca y boca partida
recogen sólo eco devuelto
como llagas en piel curtida.

¿Cómo hago para tenerte cerca?
Carente del tranvía acelerado
hacia tactos, voces y miradas
hábito insomnio de sueños y recuerdos
mis sentidos trabajan en vano
tras una piel sin caricias
boca sin lengua
manos sin dedos
y un sexo que ruge sin gemidos.

Amor de lejos te enciendes
como fuego al viento
iracundo
inconmovible envenenado.

Sorda de palabras ajenas
sigo acribillada, en tierra de nadie.




FICCIÓN

Te he convertido en ficción.
en fragmentos 
delirio donde nadie más cabe

He vetado nuestra complicidad,
desde ahí te miro
prisionero de un abismo perenne
golpeándote 
contra residuos

La demencia es eco
de días y noches sin tí
como único horizonte,
del asco en boca amarga,
de mi piel tersa que se eriza en tu ficción
que duerme en tu recuerdo
que no abraza ni besa 
ni siquiera el aire de un soplo.

La lluvia se instala en mi garganta
mientras la tierra me parte los ojos
cuando lejano, 
escucho resonancia 
de mi nombre en tu boca
como lucha de titán contra su idioma
como rumor huérfano
que no respondo
              porque
              sólo
              eres 
              para mí
                          ficción.





ATAQUE AÉREO

Ataque aéreo, buen nombre
Para ruido de-mente incapaz 
Cuando escritos combaten contra mis manos
pese a tatuarme toda

Latente des-encuentro
me dejó sentada a la espera de un gesto.
Mis dedos se volvieron acróbatas de teclas y palabras
ya no soy...
                 despegada de mi tierra
construyo otra,
                                      no existe
                                           la habito a diario
ahí sucede lo que anhelo, 
decido plazo del designio
me mareo...
Voy cayendo,
a un abismo fuera del inexistente
Se repite sueño recurrente de infancia
Caer, 
            jamás encontrar fondo
el impulso es fuerte,
Libertad,
expectativa de miedo gloria.

Atada a imagen del cuento mejor contado (¡feliz!)
al desamparo de una ilusión
La rutina es deber
y paro, 
             voy por más historia para llenar la hoja.



2

Una ciudad con ruedas
símil de árbol en diciembre
avanza
yo divago tras su vidrio
mientras otros me advierten como una más...

Una puerta se abre y el rocío me cubre
parece tener rostro con sonrisa
su vapor seca la maldita lluvia
estío en acera, 
                         sana imagen del cuento mejor contado
lástima,
               es sólo un trayecto...



3

Los días transcurren en silla de ruedas
desde ahí, en telón de cristal 
observo la zozobra, 
hilos del pasado 
me enmarañan en rueca punzante 
hacen del gozo un daño
como puente hacia oráculo sedentario

¿ Mi cuento el mejor narrado?



4

Ataque aéreo, 
                       demente
tu ruido 
perfora con alfileres
desata mi sangre
y quedo al amparo 
de esta hoja llena.




INCIDENTE

Un desecho cubierto de voces calladas
Es mi pena,

                           tanta...
tiembla boca en mi cara, con sollozo que estorba
Gritar,
gritar hasta la mudez
                      no se me ocurre nada más que llorar
taparme como si cubriéndome al calor de una frazada
encontrara regazo 
Esta mañana me acurruqué en la espalda de un niño
sentí ese olor a infancia, a ingenuidad 
me sentí desvalida, 
idiota, 
basura, 
mientras mis ojos al mínimo contacto, 
con la ternura que no tengo y mendigo
se humedecen,
protección, es mucho para ocho años de vida

Desgraciada en busca de pocos días de luz, 
como si eso bastara
Sometida a nada tangible,
una fantasía lejana,
como premio de consuelo 
a engañoso curso de la vida .

Incidente
Titulo para esta catástrofe
marcará 
días de abandono, 
días de nostalgia, 
melancolía
alusión a la razón y bondad, 
                                             excusas

Hoy el pasaporte a la fealdad es mi trofeo.
No ser buena, 
ser rebelde
exigir el cupo
que Mezquino, me quitas a ultranza, 
amor maldito 
canjea luz por infiernos 
como esclava acepto tu miseria 
Ni siquiera soy capaz de salvaguardarme,
huir de esta pandemia.




HOY NO TE QUIERO

Hoy no te quiero
no te querré algunos días
más no puedo
Inconmovible y contenido,
maneja los hilos de su vida
olvida la lealtad a sus sentimientos
y que el dolor
parte con el tiempo, 
o con el encuentro.

Hoy no te quiero, te desconozco.
Lo escribo, desde mi tristeza,
desde este lugar
Solitaria
Extraviada
buscándote rabiosamente.

Me llevaste en tu amor
dejando el dibujo de un cuerpo
sin habitar
La sombra de un alma
extinguiéndose, vacía.

Sumérgete en el pseudo amor
sinsentido.
Tira a la basura este sueño
aún sabiendo
que es lo más real que has vivido.






AMOR DE LEJOS

Recorto el mapa a tijeretazos
con cuchillo
partir la cordillera quiero
a rasguños construir un camino
inmediato hacia ti
En el intento,
faena delirante 
de uñas quebradas y brazos cansados

Con garganta llena de palabras
alaridos de hiel amarga
en lengua seca y boca partida
recogen sólo eco devuelto
como llagas en piel curtida

¿Cómo hago para tenerte cerca?
carente del tranvía acelerado
hacia tactos, voces y miradas
hábito insomnio de sueños y recuerdos
mis sentidos trabajan en vano
tras una piel sin caricias
boca sin lengua
manos sin dedos
y un sexo que ruge sin gemidos.

Amor de lejos te enciendes 
como fuego al viento
           iracundo
           inconmovible
           envenenado

Sorda de palabras ajenas
sigo acribillada, en tierra de nadie.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada