martes, 13 de mayo de 2014

MARY FABILLI [11.663]



MARY FABILLI

POETA DE LA BEAT GENERATION
Poeta y artista María Fabilli nació Amalia Elisa Fabiilli el 16 de febrero 1914 (el extra "i" fue retirado de su apellido cuando la familia se mudó a Estados Unidos desde Italia). Mientras asistía a la Universidad de Berkeley, se unió a la comunidad de poetas de San Francisco y Berkeley alrededor de Kenneth Rexroth, Robert Duncan y otros. Fabilli se casó con el poeta William Everson en 1949 hasta que acordaron separarse y él se unió a la Orden de Santo Domingo como hermano lego en 1951 tomando el nombre de Hermano Antonius. María Fabilli también se unió a la Orden de los Dominicos en 1953 como miembro del capítulo de San Alberto Priorato de los Laicos Dominicos. Murió en su casa en Berkeley, California, el 2 de septiembre de 2011.





CARTA A ROBERT 

Nosotros que devoramos a nuestros muertos impuros nos alzamos hoy 
andamos por pasillos bajo escaleras de bóveda 
de nuestros bolsillos umbríos nunca ha salido el sol
a estos nuestros intereses conferidos nuestros nobles herederos 
desdeñosos les hemos advertido 
explorando con nuestros dedos sintiendo el frágil hueso 
¿quién expiará nuestro engaño? 
quien consumirá la médula abriendo brecha con una piedra 
escucha y les oirás: los mentirosos los farsantes 
corriendo furtivos a buscar la soledad de rincones umbríos 
dejando el rastro de sus dedos impuros al revolotear escaleras arriba 
Nosotros que devoramos nuestros muertos hemos abandonado su prisión 
hemos olvidado el balanceo del crepúsculo en torno a sus camas 
el crepúsculo los guijarros ardientes los ojos furibundos en la escalera 
pero han retomado nuestra sabiduría 
embusteros todos & creyentes ellos cuerpos muertos sin huesos 
nos han oído gemir por los pasillos 
han atrancado con hilos las puertas 
nosotros los muertos nos hemos devorado & reunido para ver a esos niños 
jugar con nuestras piedras 
con los huesos pulidos de los muertos 
(Esto es lo que opino de la situación internacional; muy lúcido, no es). 

Traducción de Ignacio Villaro Gumpert 






LETTER TO ROBERT 

We who devour our unclean dead are now arisen 
we are walking in the corridors under the vaulted stairs 
from our shady pockets the sun has never risen 
these our vested interests our noble heirs 
in derision we have warned them 
exploring with our fingers sensing the fragile bone 
who will atone for our deception? 
who will consume the marrow breaking through with a stone 
listen and you will hear them the liars the deceivers 
running furtively to be alone in the shady corners 
trailing their unclean fingers as they flutter up the stairs 
We who devour our dead have left their prison 
we have forgotten the twilight swaying about their beds 
the twilight the fiery pebbles the livid eyes on the stairs 
but they have resumed our wisdom 
liars all & believers they boneless bodies dead 
they have heard us groan in the corridors 
they have barred the doors with threads 
we who are dead have devoured us & have gathered to watch these children 
playing games with our stones 
with the polished bones of the dead 
(This is what I think of the international situation—very lucid, it is not) 






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada