martes, 6 de mayo de 2014

CHE QIANZI [11.631]

Che Qianzi

Che Qianzi 

(Suzhuo, Jiangsu, China, 1963). Poeta, prosista y pintor. Ha publicado más de veintiún libros de poesía y ensayo. Actualmente divide su tiempo entre su ciudad natal y Beijing.



Poemas




Flor de dos
Flores entre dos labios, crecen
unas rojas palabras, como dos rosas.
Dos rosas, 
una más alta, por encima de luz jade,
la apenas más corta se apoya
sobre el hombro de él, murmurando:

                   clavelina china, amarillo dorado

brotes en los ojos florecen, para que en habitaciones
longitudes púrpuras y líneas paralelas
enlosen la alfombra de noche.
Un planeta suspendido entre dos cuerpos
floreciendo más violetas que agua de mar.
Buque armado de violetas; punto dorado bricante
resplandor; el rubor de las violetas; sobre la alfombra
se intersectan, como el cruzar de dos manos
abarcando el pasado.
El tiempo dorado de la suave lana de la alfombra púrpura
ella sujeta una clavelina como si sujetara entre ella el tiempo.

Dos cuerpos, como si al pasar el tiempo
tuvieran algo de flor. En las intersecciones 
del crecer y florecer: para abrazar cerebros.








Una uva es agua firme
hinchándose cada vez más pesada, cayendo. 

La caída es un proceso de expansión.


Esta uva como una escalera verde que se tensa hasta la tierra.


Agua firme que seca el terreno.
Esos núcleos-semillas como saliendo de las puertas
empiezan a arrastrarse hacia la cima de la escalera. 
Más y más uvas se unen al bullicio:
Salta, salta, juntas hacia abajo saltemos.

Desde un lugar remoto
saltan. Saltan
de nosotros. Nosotros
siempre saltando hacia la tierra.

La escalera desde el centro de su sombra vigila con las manos cruzadas y las piernas abiertas.


La escalera desviste la oscuridad de su sombra.


Después de saltar volvemos a arrastrarnos hacia la cima de la escalera que rebasa el muro, oteando el horizonte.


Responder al cielo es la escalera a través de la región es la puerta.


Un planeta hace girar nuestra vida y muerte.
Pero hay una uva que no desaparecerá.
Esta uva como una escalera de cuerda verde que desde las alturas se expande y tensa hasta la tierra.

 Traducción de Amado Peña
http://www.puntoenlinea.unam.mx/
_______________________________
Amado J. Peña Broissin (Tuxtla Gutierrez, Chiapas, 1985). Poeta y narrador. Licenciado en Lengua y Literatura Hispánicas. Estudió chino en la Universidad de Estudios Internacionales de Beijing. Ha traducido poemas y otros textos del inglés, alemán y chino. Lleva el blog querelleoliveira.blogspot.com.






HOSPITAL ILLUSTRATION 

If rude no way out. Filthy, noisy,
I will watch over my hospital memories —
Life? At least,
At least, from now on, will wear a halo.

A park hollowed out by a pole, holy man up a pole.
Still someone curled up under a spider web of tubes,
Can only find leads to the self.

Already no one cares to verify my identity.
Should I go down to the studio at the end for some ID photos?

A sweltering trip,
Even bottles of saline rot away.
I will watch over my hospital memories —
Disgusting? The most lavish thing in the world,
Is probably just sickness.

I’m not worth a cent, though that’s just their view.
But just the same I’ll be forced to pay even more.

Who can you depend on! This is when the sick and sickness depend on each other
He killed the sickness, and killed you as well.
Everyone could be that person.

Just the same I return from the end,
Take a ribbed jailhouse: concrete, iron, white plaster,
Detained dark lungs like nightfall,
Like two children who feel wronged…
Is this my face?

The lanky physician,
A head taller than the sick,
Because he can be drab, humble, dim-witted.
We think we’re bright,
That wisdom is limited, and belongs elsewhere.

There is a rather abstract expression for elsewhere,
That month the leader became the people’s heartache.

Hallway light bulbs bathed in halos,
Until forming twin horns, until formed into someone.
  

© Translation: 2003, Yang Liping and Jeffrey Twitchell-Waas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada