martes, 18 de marzo de 2014

YORDAN PEEV [11.277]


Yordan Peev 

(Bulgaria, 1968) 

Yordan Peev naciό del año 1968. Estudia filología búlgara en la Universidad de Sofía, junto con otros poetas contemporáneos.


1990 – sale el primer libro de Peev, nombrado  ¨La lágrima de la cόlera¨, premiado con el premio ¨Pluma de oro¨.


En el año 2014 sale una colecciόn de poemas de Yordan Peev, redactado por la famosa poeta Kamelia Kondova, nombrado ¨Cuando mi muerte se despierte¨

Nueva colecciόn de poemas se publica en el año 2016: ¨Piel de cristal¨, una ediciόn de la Uniόn de los escritores búlgaros, pintor Valentin Dόnchevski, redactor – el notable poeta Petar Anastásov.

La novela de Yordan Peev ¨El mensajero¨, sale en el año 2015 y un  libro para niños, llevando el nombre ¨El último Adam¨.


Tiene dos hijos: Alek, de 13 años y Yoan-Simeόn de 7 años.


Yordan Peev es un autor galardonado de diferentes prestijiosos concursos nacionales e internacionales en los años 2014, 2015, 2016. Participa en diferentes colecciones y revistas literarias como y en antologías búlgaras y extranjeras. Algunos poemas suyos, traducidos por Violeta Boncheva, fueron presentados en España, 2014.  Como miembro del Movimiento Poetas del mundo, tiene su propia pagina, donde representa sus obras literarias.



Miembro de la Uniόn de los escritores búlgaros.


SI MUERE UN POETA

Si muere un poeta
la melodía de los violines 
se dispersa cual el polvo,
mientras su pálido espíritu
se traslada a Dios y Éste
toca al violín –
Tocata y Fuga de Bach.

Si un poeta muere
el telόn cae en medio
del escenario.
Romeo reparte su amor
desbocado
y busca a Julieta
lleno de dudas inmensas.


Ако умира поет

Ако умира поет,
плачът на цигулките
пръсва се в прах.
Духът му пристъпва
към Господа блед
и свири
Токата и Фуга на Бах.

Ако умира поет,
завесата пада
посред представление,
Ромео
раздава любовта си без ред
и търси
Жулиета сред куп от съмнения.


DOLOR

¡Tanto quise llorar, Dios,
tanto quise llorar
cuando las palabras,
–como un cuchillo–,
se instalaron en mi corazόn!

Calladamente me arrodillé
y los labios cerré.
Después lloré profundamente
hasta que el cielo empezό  
a lagrimear.

¡Tanto quise llorar, Dios!


БОЛКА

Така ми се доплака.
Боже,
така ми се доплака,
когато думи с ножове
забиха се в  сърцето,
че тихо коленичих,
заключих се.
И плаках …
Високо…
Докато                                                             
заплака и небето…
Така ми се доплака,
Боже…


PROMESA

La única promesa
que respeta nuestra vida
es la que nunca confía
en nosotros:
la segura muerte,
la promesa más fiable
que conocemos los humanos.

Besa con su aliento de claveles
cuando nos lleva al más allá.
Así siempre logra su meta,
no importa dónde nos encontremos.

Basta solo un instante
y con sus dedos,
que semejan una manta,
nos cobija para siempre.

Estamos como dormidos…
Por eso, ¡vive para ti mismo,
para los vivos y los muertos,
para los pájaros y las hormigas!
¡Vuélvete salvaje!
¡Corre con los vientos
por lugares escarpados!
¡Pisa las nubes
como si fuesen piedras
del río celeste, písalas
hasta que alcances
la oscuridad!
Entonces lo verde de nuevo
te acercará
hasta el que te espera
cubierto de estrellas…

Ojalá no llueva,
aunque sí lo hagan
esos ojos de aquellos
que te acompañan,
como tú me acompañaste
un pasado día…

¡Fíjate bien, no de equivoques
de cielo, porque
también los pájaros pierden
su orilla,
de vez en cuando…

Y cuando partas hacia lo alto
con los ojos entornados,
y cuando logres llegar
al final de tu camino,
ante otro,
te enfrentarás en vez
de mí mismo,
porque de aquí abajo
nada sé.


ОБЕЩАНИЕ
                                        
Единственото обещание
животът ни което спазва,
е туй , което никога не казва:
сигурната смърт…
От всичко е неповторимо 
сигурна….
И синурна в единственото
равенство,
което живите познават
Целува с дъх на карамфили
когато ни отвежда надалеч.
Където и да идем,
ни настига… В миг…
И с пръст наместо с одеяло
повива ни завинаги.
Заспиваме…
За туй живей,
за себе си живей!
За мен и  другите,
Живей!
За живите и мъртвите…
Живей!
За птиците и мравките.
Дивей!
 И с ветровете се гони по            
стръмното…
Стъпи по облаци
като по камъни
в небесната река,
додето  паднеш в тъмното…
И  да те видя пак отдолу
идваща,
докато те  очаквам озвезден…
Дано не е дъждовно
в този ден,
макар и да вали
в очите им
на тези,
дето те  изпращат,
тъй както някога изпрати ме…
Внимавай небесата  да не сбъркаш,
че птиците си губят често ятото…
и щом нагоре тръгнеш с очи набраздени
когато на пътя си стигнеш до края
пред  друг да застанеш наместо пред мене,
за който сега тука долу не зная…

Traducciones:  Violeta Boncheva


ANAMNESIA

Estoy enfermo, desesperado incurable
con diagnόstico: pasiόn vital
porque, a cada aliento
estoy luchando por algo que nunca muere,
ni tumba hay.
Estoy sediento, como arena sedienta
en un pozo de sequía,
quedando sin vista
por los minutos que corren por atrás
sin consuelo.
Por los momentos, por los cuales
nunca van a correr en mi frente,
los que como una piedra arrojada
se amontonan
día tras día.
Estoy enamorado, locamente enamorado
del sol, del cielo y de la lluvia,
de las canciones de los grillos
y de las mariposas
y de las hierbas,
donde estoy acostado y silencioso.
Estoy amando como alguien justo
las noches de la piel oscura
siguiendo  andando
y bajo las tejadas suyas de estrellas
mucho tiempo
sin querer dormir.
Estoy ambriento, insaciablemente
ambriento por tu amor,
una fruta dulce.
Y si en algo creo hasta el fin del mundo –
es en ti,
la vida única y mía.



DIBÚJAME CON TUS DEDOS

Tú, que llenas mis pechos de helio
y llenaste mi alma de luciérnagas,
bésame así,
como si fuera la última vez
y correte en mi boca jugosa y sabrosa.
Dibújame con tus dedos de grafito
por fuera.
Tatúame recuerdos,
dáme esperanza.
Porque cuando estoy preguntando por ti
a las mariposas –
que me lleven ellas por sus alas
multicolores
directamente a ti.



TE QUIERO

Te quiero
porque... es todo lo que puedo.
Y no existe una causa más que esta,
aunque seas  mi amada imposible,
la que como  un pez se resbala.
No importa que para los dos
sea  complicado,
(así estamos más complacidos de amar).
Te quedas para mí la fantasía soñada,
dispersa, sin nombre y futuro,
perdida entre otros amores pasados.
Como un tren llegado a su última estaciόn,
donde mi corazόn te espera
y sόlo el corazόn está recibiéndote
porque sin él
la llegada pierde su sentido.

Pero, la estaciόn es una quimera
y tú te quedas tierna e imposible
hacia que me regreso no realizado
con recuerdos no vividos en mis manos.
Y ellos duelen porque son tan bellos –
Así, como son bellos los sueños más calientes,
los que estamos perdiendo
cuando despertamos.
¡Ah, cόmo duelen!
Y seguir aguantando no puedo,
voy a llamar el secreto de amor, diciendo:
te quiero, es todo lo que puedo.



                       A B.

El amor es un vidrio destrozado
a pedazos, arreglado por alguien
que se convierte en una ¨rompe cabeza¨
de dolor,
después de mentiras de mujeres falsas,
hombres, muchachos y maridos falsos,
arreglando  la mentira en regimientos.

El amor es un falso episόdio...Drama de un acto
que vuelva a cortar su corazόn azul...
Y secrétamente quiere  encontrar en los ojos
que no miran engañando y la mano
que no tiene en la palma otra palma
que  apretar.

El amor es la espina, clavada en el talόn
de la esperanza,
la que no quiere irse de nosotros.
Y cuando nos quedemos con nosotros mismos
y con el silencio,
mucho tiempo escucharemos sus pasos cojos
por lo oscuro.

Algún día volverá y hablará enamoradamente,
como si para nosotros hubiera llegado,
igual como el sol grande.
Y aunque cerrada esté la puerta,
ella va a entrar, queriendo abrazarnos...
Pero tal vez nosotros no estemos allí.


HOMBRES

Los hombres grandes esconden sus lágrimas
y en un pozo de pensamientos se entierran
y sus dolores como vino beben.
Sueñan. Y su tristeza olvidan.

Agarran el silencio con sus puños.
De uñas su mirada está cortada.
Con sus dientes rascan piedras y terrones,
arrojados sobre ellos como enanos.

Porque los recuerdos son heridas sangrientas,
que se curan solo con el olvido.
Los grandes hombres son como cornejas blancas –
allí, donde los cuervos no existen.

Traducciόn del búlgaro al español por Violeta Boncheva 



.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada