martes, 25 de febrero de 2014

ERNST MEISTER [11.081] Poeta de Alemania



Ernst Meister

(Alemania, 1911-1979)
Poeta y pintor germano nacido en Hagen. Su estilo lacónico, tendente a abordar la controversia cronológica y escatológica, ha sido comparado con el rumano Paul Celan. Entre sus poemarios cabe citar Zahlen und Figuren (1958), Sage vom Gazen den Saatz (1970) e Im Zeitspalt (1976). Fue galardonado, entre otros, con los premios Petrarca (1976), Rainer Maria Rilke (1978) y Georg Büchner (1979). Murió en Hagen el 16 de junio de 1979.  


Viaje utópico

El zumbido lunar del motor.
Al volante, el enroscamiento
de una serpiente negra,
la mano glacé de Madame.
En su pelo crujiente,
el gato hambriento de millas
se relame el bigote
después de cada hito.
Madame tiene que viajar muy lejos.

Llueve una sinfonía,
y el ala de una paloma gris limpia
sin pausa
el scherzo, el andante, el allegro
del parabrisas.

El reloj de arena se desgrana veloz
junto al taquímetro.
Sobre los pechos fríos, sobre los
hombros fragantes de Madame
se dispara
el tiempo
con el tiempo de la marcha.

Madame tiene que viajar,
viajar—
el reino de Zeus
está aún muy lejos.

21 poetas alemanes, Visor Libros, Madrid, 1980
Selección y traducción de Felipe Boso
Envío de Jonio González







Ahora

Ahora.
Ahora es hace tiempo.
Ahora:
septiembre,
media tarde.

Olor
a ceniza caliente.
Como si yo,
incinerado hoy,
fuese esa ceniza.

¿Estoy ahí?
¿No soy yo?
Redonda como un plato
y cargada de manzanas,
de peras,
la luz.

Soy.
Estoy ahí con las flores.
Pestañas de los girasoles,
semillas
en su pupila:
ojos,
muy cerca de mis ojos.

¿Ya no estoy?

Días del hombre
en esta oscuridad de bronce,
un relámpago.

Ahora:
un septiembre
a media tarde.
AHORA
es hace tiempo. 

 TRAD: J.R. GALLO, 2009




Jetzt.

Jetzt ist lange her.
Jetzt:
September–
nachmittags.

Geruch
warmer Asche.
So, als ob ich,
heute verbrannt,
selber die Asche wär.

Bin ich da?
Bin ich‘s nicht?
Tellerrund
und von Äpfeln,
von Birnen schwer
ist das Licht.

Bin.
Bin mit den Blumen da.
Wimpern der Sonnen,
Kerne
in ihrem Pupillenkreis:
Augen,
meinen Augen ganz nah.

Bin nicht mehr?

Des Menschen Tag
im bronzenen Dunkel
ein Blitz.

Jetzt:
Ein September
nachmittags.
JETZT 
ist lange her.






El oráculo

El oráculo
lo traspasa todo,
el fin
es el reflejo del principio.
Como si
un espejo
tuviese dos caras
y ambas viesen.
En la intersección
de los instantes
se evidencia
el enigma. 



Sol

Sol, ¿me habrás
robado tu los ojos
o yo a ti
en el abrir y cerrar de ojos
en el que, extinto,
ya no me incumba el universo?



I

Un barco emparedado. 
En la frustración del cuerpo 
sueño. 

Las velas 
no cesan 
de ser blancas. 

¿Serán también siervos, grises 
alumnos de la necesidad, 
los guardianes. 



II

Tiempo lento, 
lentitud del tiempo, 
palabra lentitud, 
lentamente digo 
un verbo, voz de tiempo, 
te lo digo 
para que confíes; 
hay 
morir dentro, 
luna y sol, 
la brasa 
que arrebata las casas, 
las campanas también 
hasta que reverberan. 

Un año 
no es la dicha
ni aliados 
los muertos. 
Véngame por eso 
de tu parte 
la noticia 
de algún modo: cómo, 
qué ocurrirá después, 
y después de después, 
por último. 




III

¿Por qué 
ha de ser 
trabajo
llegar 
de la nada 
a la nada, 
en vez de ligerísimo 
aleteo? 

¿Es que 
no debe 
pasar absolutamente nada? 
¿Por qué no 
con la osadía 
del aire interrumpible 
me aposento 
en tu 
mano que escribe? 




IV

Carne, ni verbo, 
incorporado escarnio 
pueritemporal, 
cuerpos, pronto 

olvidado de mi mismo, en el
hedor del nicho, mientras 
que el éter 
reina sin avidez. 

Dios, ese Dios: 
la palabra más hueca 
se borra 
con todos sus poderes totalmente. 





V

El oráculo 
lo traspasa todo, 
el fin 
es el reflejo del principio. 

Como si 
un espejo 
tuviese dos caras 
y ambas viesen. 

En la intersección 
de los instantes 
se evidencia 
el enigma. 

(Versión de Felipe Boso) 





En la falla del tiempo
estaba un pensamiento,
hasta que el horror de la eternidad
lo volteó.

Lo que sigue
no es sueño,
sino esqueleto.

Pero eso lo saben
los avisados.




Translated by Jean Boase-Beier  


That Flickering

That flickering, that
Self-recital
of light conjured
by a wind-moved leaf

Evening comes
and I –
weighted with being human –
walk up
and down.






Das Geflimmer

Das geflimmer, das
Sicherzählen
des Scheins dank
windbewegten Blattes.

Der Abend kommt,
wo ich,
am Menschen schleppend,
hin und
her geh.






Here

Here
bent double
between nothing and nothing
I say love.
Here, on the
roundabout chance
I say love.
Here, battered by
hollow heavens
holding fast
to blades of earth,
here, born of
sighs, conceived
of edge
upon edge
I say love.






Hier

Hier,
gekrümmt
zwischen zwei Nichtsen,
sage ich Liebe.
Hier, auf dem
Zufallskreisel
sage ich Liebe.
Hier, von den hohlen
Himmeln bedrängt,
an Halmen
des Erdreichs mich haltend,
hier, aus dem
Seufzer geboren,
von Abhang
und Abhang gezeugt,
sage ich Liebe.






To Be A Ghost

To Be A Ghost
or dust: all one
in the universe.

Nothing is there
in the void, to
touch its edge.

Which is not
there at all.
What is is

and is not 
held in the wall-less vessel
of space.






Geist Zu Sein

Geist Zu Sein
oder Staub, es ist
dasselbe im All.

Nichts ist, um
an den Rand zu reichen
der Leere.

Überhaupt
gibt es ihn nicht.
Was ist, ist

und ist aufgehoben
im wandlosen Gefäβ
des Raums.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada