martes, 20 de agosto de 2013

MICHALIS PIERÌS [10.359]


Michalis Pierìs, Chipre, 1952

Profesor, poeta, traductor y universal Michalis Pierís nació en Chipre en 1952. Ha estudiado filología y teatro en Tesalónica y en Sydney, ha trabajado en universidades y centros de investigación en Grecia, Europa, Estados Unidos y Australia. Ha publicado relatos, prosa y obras de teatro, así como docenas de trabajos de investigación sobre Medieval, Renacentista y literatura griega moderna. Es el autor de nueve libros de poesía y ha traducido poesía extranjera y antiguo teatro griego al griego moderno. 
Fundador del Taller de teatro griego en la Universidad de Sydney (1979) y el Taller de Teatro de la Universidad de Chipre (1997), Michalis Pierís ha adaptado para el escenario y dirigido importantes obras de la literatura griega medieval y renacentista, como la crónica medieval de Chipre Leontios Machairas y el renacimiento Erotocritos por Vitzentsos Cornaros. Desde 1993 Prof. Pierís ha enseñado poesía y teatro en la Universidad de Chipre. También es co-fundador de la revista literaria Ylantron chipriota. 
Ha recibido numerosos premios y distinciones, incluyendo entre otros el Premio Internacional de Poesía "Lazio entre Europa y el Mediterráneo" (2009) de la Regione Lazio, Italia, el Premio Estatal a la Excelencia en Letras de la República de Chipre por su contribución general a la literatura, Cultura y las Artes (2010), y el Commendatore designación de la Orden de la Estrella de la Solidaridad Italiana por el Presidente de la República Italiana (2011), por su contribución a la promoción de la cultura italiana en Chipre y la promoción de las relaciones culturales entre los dos países. 



Las escrituras lejanas (Ravenna)

En el tren descanso, ritmo y sueño
en el vagón, sueños, líneas férreas, escritas
que siguen en la ciudad
un poco torpe, Ravenna. Pequeña, como hecha a mano.
Es aquí donde la «Crónica» yace serena
(«Descripción del dulce país de Chipre»).

Cómo iba a saber Leoncio, gramático
en la corte real, de su lengua
humilde artesano, que pocos metros
más allá la tierra era la sepultura
del gran Poeta que una respiración nueva
había dado a la lengua apagada
de su país, muriendo exiliado en Ravenna.

Estaba allí buscando tu pena:
agonía de exiliado en una lengua nueva.
Con «el fuego en el corazón», y el idioma local
desparramado sobre el papel, con un arte robusto
del que aún hoy se habla. Cómo saber
que a pocos metros más allá la tierra era la sepultura
del Poeta. Yo estaba allí, mirando cartas, palabras,
ante mis ojos los manuscritos de Chipre.
Mezcla de géneros y de sangres, escrituras
de una era de paso. Restos de latín
en el dialecto musical de Leoncio, como
en los palimpsestos autógrafos del Conde.
Palabras francas, venecianas, árabes,
sirias, con el romaico de Chipre mezcladas.

Me vino entonces el deseo de imitar
el gesto de la mano que ya no existía.
Como si fuese él por un momento
escribiendo sus escritos, vi
quién era. Uno que vive en la edad de las escrituras.
Sí, vengo de una isla cuyo nombre aparece en la Biblia.
Con montañas magníficas, nombres de obispos, cuerpos
de santos. Pero no veo nada: sólo nubes, nieblas, una luz velada.

Me quedan las escrituras, los viejos manuscritos.
Recurro a ellos en busca del «trébol resplandeciente».

 (Traducción: Blog de Martín López-Vega)




Voglio una città che mi nasconda 

Una città che sia tollerante una città che sia d’aiuto 
una città che sia comprensiva una città che collabori 
una città che sia accogliente una città che approvi 
una città che sia stimolante una città che sia pietosa 
una città più adatta ad una vita segreta. 

Una città eccitante una città che infiammi 
una città che complotti una città che partecipi 
una città che esploda e si lasci trascinare 
condividendo illeciti piaceri... 

Che si apra come braccia calde 
in ore speciali in certe circostanze 
e copra i misfatti con il suo bell’aspetto. 

Voglio una città, cosa cerco, una città che mi nasconda. 

Una città con forme sconosciute 
nuovi posti ogni sera 
con possibilità di molte combinazioni 
inaspettate coincidenze e occasioni fortuite. 

Voglio una città coraggiosa una città che riscaldi 
una città che si commuova una città che ispiri 
una città affabile città conforto 
città dolce consolante e tepore della mia mente 
una città che nel suo caldo grembo mi chiuda 
voglio una città, cosa cerco, una città che mi nasconda. 

Non il duro freddo cuore del paese indiscreto 
il volto gelido dai molti specchi 
le case trasparenti gli auricolari nelle strade. 

Rètimno, 1984-1990 

(Traduzione di Paola Maria Minucci)



ΘΕΛΩ ΜΙΑ ΠΟΛΗ ΝΑ ΜΕ ΚΡΥΒΕΙ

Mιά πόλη πού ν’ àνέχεται µιά πόλη νά συντρέχει
µιά πόλη νά κατανοεÖ µιά πόλη νά συµπράττει
µιά πόλη ν’ àποδέχεται µιά πόλη νά âγκρίνει
µιά πόλη νά παρακινεÖ µιά πόλη νά συµπάσχει
µιά πόλη πιό κατάλληλη γιά τόν κρυφό τό βίο.

Mιά πόλη διεγερτική µιά πόλη νά âξάπτει
µιά πόλη νά συνωµοτεÖ µιά πόλη νά µετέχει
µιά πόλη νά ξεσπÄ νά παρασύρεται
öχοντας âνοχή σ’öκνοµες àπολαύσεις...

Πού ½ς θερµή ν’ àνοίγεται àγκάλη
σέ zρες ε¨δικές σέ κάποιες περιστάσεις
καί νά σκεπάζει τ’ àνοµήµατα µέ τήν καλήν της ùψη.

Mιά πόλη θέλω, τί ζητ΅, µιά πόλη νά µέ κρύβει.

Mιά πόλη µ’ ôγνωστες µορφές
καινούρια µέρη κάθε βράδυ
µέ δυνατότητες πολλ΅ν συνδυασµ΅ν
àπρόσµενων συµπτώσεων καί εéκαιρι΅ν τυχαίων.

Mιά πόλη θέλω τολµηρή µιά πόλη νά θερµαίνει
µιά πόλη νά παθαίνεται µιά πόλη νά âµπνέει
µιά πόλη καλοµίλητη πόλη παραµυθία
πόλη γλυκειά παρήγορη καί θαλπωρή τοÜ νοÜ µου
µιά πόλη στό ζεστό κόρφο της νά µέ κλείνει
µιά πόλη θέλω, τί ζητ΅, µιά πόλη νά µέ κρύβει.

‰Oχι τοÜ àδιάκριτου χωριοÜ τήν κρύα
σκληρή καρδιά του, τό πρόσωπο τό παγερό
µέ τούς πολλούς καθρέφτες, τά σπίτια
τά διαφανÉ, τ’ àκουστικά στούς δρόµους.

Pέθυµνο: 1984-1990



La città-trappola 

Sempre questa città sarà città 
difficile, aspra, colma di buche 
e sogni, come la città-passato 
e la città-futuro. La città secoli fa 

e la città cinquant’anni fa. 
La città ieri, la città oggi e domani 
la città - per sempre trappola – ma 
svegliandosi dalla morte 

ogni ora avanzata nottetempo 
nella luce che detestavo vengo 
nuda e facile preda per te. 

Vestita di carne fragrante 
vengo da te. Quest’altra 
nudità ti offro. Quella vera. 

Mosca, ottobre 1997 

(Traduzione di Matthias Kappler)



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada