sábado, 22 de junio de 2013

EDMUNDO TORREJÓN JURADO [10.128]



EDMUNDO TORREJÓN JURADO. Nació en Tarija, BOLIVIA el 17 de junio de 1945. -Sus Padres: Edmundo Torrejón Cardoso y María Jurado Rodrigo; Médico Cirujano. Poeta. Escritor. Estudios primarios y secundarios: Colegio Antoniano “La Salle”, Estudios Universitarios: Universidad Nacional de La Plata –Argentina, Especialización, Cirugía General: La Paz, Salta, Buenos Aires, Roma. Ex – Catedrático de la Universidad Juan Misael Saracho de Tarija y San Francisco Javier de Chuquisaca. Miembro del “Colegio Internacional de Cirujanos”;  Académico de Número de la “Academia Boliviana de Cirugía” Literato: Miembro del Círculo de Artistas y Escritores de Tarija. Miembro de la Unión de Escritores y Artistas de Tarija. Vicepresidente del Círculo de Artistas y Escritores de Tarija. Miembro de la “Sociedad de Escritores de Bolivia. Miembro del PEN Club Internacional. Ex Presidente del PEN Club-Filial Tarija (1996-98), (l998-2000). Ex – Presidente de la Comisión Directiva Nacional de la Sociedad de Escritores de Bolivia, periodo 1997-2000. Secretario de Relaciones Internacionales de la Sociedad de Escritores Bolivia- (2000-2002) (2002-2004). Presidente de la Alianza Francesa de Tarija (1980-1995). Presidente de la Comisión Directiva de la Institución Científico-Cultural “Siembra”.

Galardones Literarios: Segundo Premio de Poesía: Universidad Nacional de La Plata (1963)-Argentina; Primer Premio de Poesía: Concurso Latinoamericano de Poesía “Fundación Givré”- Buenos Aires-Argentina. Primer Premio de Poesía: Concurso Internacional de Poesía “40 Años de Leonismo en el Uruguay”- Ministerio de Educación y Culto – Montevideo- Uruguay 1991. Primer Premio de Poesía: Concurso Nacional de Poesía Universidad “Tomás Frías” de Potosí- 1977.

          Obras Publicadas:“ALFA”- Poesía – 1987. “LA DUDA”  Ensayo – 1993. “XANADÚ” –   Poesía – 2003. “HISTORIAS SIN TIEMPO” – Cuentos – 2003. “PRESENCIA HISTÓRICA DE TARIJA” – Ensayo Histórico – 2004. “COMPLICACIONES DEL MEGACOLON CHAGÁSICO” – Clínica Quirúrgica- 1997.

Obras por Publicar:“EL RITUAL DE LAS HUELLAS” – Poesía. “TERTULIA A TU BLASÓN” – Poesía. “HISTORIA DE LA CIRUGÍA DE TARIJA” – Apuntes Históricos

Los trabajos literarios de Torrejón Jurado, han sido publicados en diarios y suplementos literarios de Tarija, La Paz, Cochabamba, Oruro, Santa Cruz y Sucre. También en Salta y Buenos Aires.Sus obras literarias han sido traducidas al Francés e Italiano. Los prólogos: “Alfa” por Yolanda Bedregal. “Xanadú” por Julio de la Vega. “Historias sin Tiempo” por Mariano Baptista Gumucio

Estudios de su Obra: En Bolivia: Alberto Guerra Gutiérrez, Jaime Zavaleta Meneses, Edgar Ávila Echazú, Edwin Guzmán, Homero Carvalho, Gastón Cornejo Bascopé , Lorenzo Calzavarini y otros. En Argentina: Carlos Gatell (Presidente de le Academia Argentina del Lunfardo), para el diario “La Nación” de Buenos Aires y  Blanky Omar  para “El Tribuno” de Salta.

POETA Y ECRITOR BOLIVIANO PRESENTA OBRA EN EL SALON DEL LIBRO DE PARÍS Y RECIBE PREMIO INTERNACIONAL

El poeta y escritor boliviano Edmundo Torrejón Jurado, Ex -Presidente de la Sociedad de Escritores de Bolivia, Cónsul de Poetas del Mundo y miembro de varias Instituciones bolivianas e internacionales, como invitado especial, presentó su obra literaria “Historias sin Tiempo” con la traducción al Francés “Histoires Intemporelles” en el marco del Salón Internacional del Libro de París, versión 2011. El libro, que fue editado por la editorial Yvelinedition, traducido por el notable escritor Patrick Duque-Estrada, con la presentación y coordinación de la poeta Diva Pavesi, tuvo gran aceptación en el importante evento – el segundo en jerarquía en el mundo – Posteriormente, tal colección de cuentos, fue presentada en el importantísimo centro cultural “Atelier du France” y en la notable sede del arte “Maison de l’Amerique Latine”, ésta última con los auspicios de la Embajada de Bolivia en Francia. Subsiguientemente, “Histoires Intemporelles”, fue presentada en Lyon, en la ciudad de Bourg en Bresse, en “France Culture” - un salón del siglo XVI- y exibida en Ginebra-Suiza. Durante su permanencia en la república francesa, Torrejón Jurado, recibió el “GRAND PRIX SOLENZARA DE POESIA 2011”, presea que anualmente concede tal organización ligada la Universidad de la Sorbona. El acta oficial dice: “Le Jury a décide à la unanimité d’attribuer le GRAND PRIX SOLENZARA DE POESIE 2011 au remarquable poète et ècrivain bolivien pour l’ensemble de son oeuvre. Par la beauté de sa langue, par la profondeur de ses idées, par la forcé de son génie poétique, l’oeuvre d’Edmundo Torrejón Jurado contribue au rayonnement de la littérature mondiale”
Jacques-François FRANCHI PRÉSIDENT






MI  PLEGARIA

¿Qué paz de núbil arpegio
        purificó
                al fiel rocío
en ésta aurora de arcángeles?

¿Qué mensajero de mieses
arribó
        resplandeciente
con su arado de mil yuntas?

¡Oh¡, portal de lentas trillas
¡Oh!, presagio de vendimias
        ¡San Isidro Labrador!

Sabia fuente de destinos.
Lenta hiedra de amoríos,
        ¡San Isidro Labrador!

Acuarela. Trino verde
de las aves eruditas,
        ¡San Isidro Labrador!

Del trabajo: manantiales,
        ¡San Isidro Labrador!

Trasmigrar de tierra en
                en frutos,
        ¡San Isidro Labrador!

Semilla y flor
                la abundancia
        ¡San Isidro Labrador!

Dulce mosto de verbenas,
        ¡San Isidro Labrador!

Sino y don de las mazorcas
        ¡San Isidro Labrador!

Aura dulce que rebosa
                los molinos de elegía,
        ¡San Isidro Labrador!

Lluvia fértil
magia y cuna
                de la savia
        ¡San Isidro Labrador!

Aria noble
        de los campos en barbecho
        ¡San Isidro Labrador!
A la vegas
        con tu aliento
salva y guarda de crecientes,
        ¡San Isidro Labrador!

En tu capa
        de prodigios
atempera las heladas
        ¡San Isidro Labrador!

Con el ala
        del chambergo
-dulce paño de milagros-
salva y guarda a las gavillas
del granizo
        -cruel presagio-
        ¡San Isidro Labrador!

Y entreteje con plegarias
tibios panes ecuménicos,
que engrandezcan
                con sus pascuas
los altares y las mesas cotidianas,
bendiciendo los sudores y faenas,
        ¡San Isidro Labrador!
©Edmundo Torrejón Jurado
Poema tomado del libro “Xanadú”





TERTULIA  A  TU  BLASÓN   

Para Sergio Bernardo


Hijo
cuando al orbe
eche a andar tu cause
y zarpes de éste oasis:
-Espigones de espíritu y de fuego-,
vehemente raciocinio
                que esculpí en tu sino:
¡Sé ante todo libre!
Ignora todo código
que pretenda anclarte
a la pequeñez de nadie.
Encuentra aún, gentil,

en el río sutil de las desesperanzas
la aurora de tu paz
                        y siempre tus verdades.

(El temple de la roca es inmortal
 hasta que el hombre-genio
 modela sus estirpes)
                              
Objeta siempre el cause
                de los discretos pasos
y la ineptitud eterna
                de los susurros cautos.

Esgrime las palabras
con la Cruz de frente;
el dogma y el ritual
son sólo circunstancias:
¡La arena del océano!...

Encuentra tu solaz
                sobre el pupitre
del profundo quehacer de los sentidos
y heredarás un tiempo
de cobijar banderas.

Registra el agrio cálculo
                recordando siempre
que a pesar del axioma
                -teorema del sofisma-
habrá perpetuo trigo
                espigando sus dones
y habrá niños bebiendo
la eternidad de un pecho.

Y cuando el sordo pan
                se transmigre en misterio
para las muchedumbres
y para algunos sea
                        tal vez un simple acaso
                        superficial y absurdo,
agradece varón
                por ser un convidado
¡en la rústica mesa de los desamparados!.

Habita el hombre-artífice
                        -mansiones sin frontera-
        -agreste sucesión de signos interiores-
y tu siembra traerá
el fruto sempiterno
de la palabra plena.

Cuando el tarot del triunfo
        pretenda interrogarte,
pesca la cábala en tus redes
y séllala en la Biblia
                del labrar sencillo.
                       
        Huye de los límites
        absurdos, insaciables;
tal vez fue el pecado
        capital del hombre
poner límite a su pan y sus alforjas.

Atrapa los designios
en las arias del viento
que nunca es igual
                ni siquiera a sí mismo
ni marca el mismo día en ningún calendario.

Y cuando el tiempo sea
apenas un arpegio
de vientres en potencia,
reclama de las vides:
                la vida,
                el canto frágil,
el paso substancial,
¡La alianza de los brazos!...

Aclama el silabario
                de la letra estricta
y estalla tu crucial envergadura
en el mar de algún canto
        que justifique el hombre.

Y cuando al final del tiempo
encuentres el Grial,
                        la vera del ideal:
¡Ninguna melodía
                habrá de sofrenar
                tus voces interiores!...






EMBRIAGADO DE DIOS

Embriagado de Dios
en la catedral del alba
arribo a mi jornada.
Con el alma de hinojos
azur, altar de esencias.
Evidencio mi cuerpo
en los salmos de un trino.
El misterio del sol
misionero de prados:
¡cayado de mi marcha!.
¡La brújula del viento!
Mesonero próvido
el río acompasado.
Un vino de secretos
justificando el don
de los viñedos.
Un proclamar de savia,
en los frutos
gloriosos.
Adustas madreselvas:
el presentir ufano
de muros
en nirvana.
Detrás de las campanas,
- de su lagar de incienso -,
conjuro de veletas,
¡las coplas trashumantes!
¡Préstenme un silencio
para rimar axiomas!
¿Qué ruta continúa
después del después
de los destinos
fértiles?








Shalom

Después del amanecer
de las distancias.

Después del tramontar
de los relojes.

Después / de la embriaguez 
de los violines
enalteciendo bohemias
¡Torá de los caminos!

Después
del Cantar de los Cantares 
con su infinitud
¡sublime!
manantial audaz
de nupcias / soberanas

Después / del ennoblecido
luz-franquear
el portal de Sion
arco iris magno
de la perpetua
caravana pétrea
del Suleimán
–hoy nada–

Paredón / del poder 
desenfrenado.

Después / de las ambiguas
arpas de David
entretejiendo arpegios
con hebras de misterios.

Después del muro sacro,
la Alianza mutilada,
el arca trunca
al septuagésimo estío,
¡cruel águila romana!

Pañuelo pétreo
para un gemir de estrellas,
hendija al ruego:
¡la esperanza excelsa!

¡Umbral / del hombre 
al Jehová del Siempre!

Después / del bogar
sin redes,
arpones ni aparejos
en un batel de paz
¡Tiberiales de luz!
¡Espejo de la vida!
Después / de los maderos
de José / el del escoplo
pertinaz y canto,
formones de ternura
¡la Fe incontenible!
Después
del Sayal de luz
de mi Señor esenio,
su corona eremita
sangrando paraísos,
parábola infinita
¡Perdón de las Galaxias!

Su catedral / del cosmos
ungida / con parábolas.

Después / del Jordán
–su cauce–
papiro / desplegado
a la infinitud / del Verbo,

¡Inmersión
de los dones
hacia eternidades!

¡Rebautizar
mi estirpe!

Después
del olivar de lágrimas
¡Oh! trasudar bermejo,
ramajes que esculpieron
liturgias de agonías
¡Getzemaní de dagas!
¡De salmos levitantes!

Treintena / de denarios
justipreciando el pus
del hombre
y sus crisoles.

Después
del laberinto ilustre,
de la Cábala / el álgebra,
el numeral del orbe,
Sinagoga silente 
enunciando enigmas
traduciendo claves,
¿la rada prometida?

Después
de honrar caídas
en la Vía del Hombre.
¡La senda
de los tiempos
germinando
olvidos!
Después
del cráneo pétreo
del magno Gólgota
–mustio–
tres clavos / del perdón
redimiendo al Caín
–plagio de cieno–
¡Fratricida de hieles–
Después
del Pedro-piedra
su Fe de pedernal
¡el dubitante limo!
Sandalia eterna,
cayado rudo
del misticismo / simple.

Después 
de la Roca / ¡magna!
en su reloj de arena;
esplendor de los oasis,
cimitarras cadíes, / corcel
de medias lunas
¡Oh, los imanes del Shana!

¡El Jinete Mayor
cabalgando al Cenit!

Después / de los Templarios
mensajeros del Acre,
burilados en riscos,
¡Mansión / de las auroras!
¡Hacia playas / del alma!

Después del Belén
cautivo, 
engarzado / en mirra
¡Ay, niños
que pregonan
arpegios / sin pañales:
Tristes iris,
ateridos,
crucificados al alba
de sus vidas
brotando / del pesebre
Dios-Cristo.
¿Se repetirá
por siempre
la injusticia
del hambre?

Después / del renunciar
de alas,
del trascender levitante
del noble ermitaño
Copto,
el aura
de pureza
burilada
en sapiencia.
¡Oh, bitácora
magna
hacia la Verdad Suprema.

Después / de Haifa
¡Luz!
exilio de fulgores,
¡Salve! / corolas
de El Bab.
Sus exaltados
huertos.

–¡Oh, códices!– 
Sacras Tablas
¡Las Leyes!:
Fraternidad
de los hombres
en una alianza
excelsa.

¡Salve! el plan
del Supremo:
el Avatar legados
encadenar / de Guías.
¡Los Faros / para Faros!

Después / de pulsar
la fugaz / muerte
en el lagar / ¡Sepulcro!

El Grial de la agonía
transmigrado
en vida plena.

¡Ay! José de Arimatea,
¡Ay! María de Magdala,
¿dónde el Pan
del Nazareno?

¿Y el huésped
de los sudarios?
¡Gloriosa loza vacía!
Después / del libar
sin brida
en el oasis de la paz.

La hermandad
tras El Talmud,
los juglares del bien dar,
los rapsodas / del brindar.

Tel Aviv / de los regazos
con sus manos en mi sien,
justificando el vagar,
de este / mi errabundo
sino: / En circunstancias
tan rico, / en ocasiones
tan náufrago
¡pero siempre tan pleno!

Después
del excavar
asaz, sediento:
Del Abraham
el de las matas,
de Ezequiel
naves de fuego.

¡De sus vetas prodigiosas!
Después
de la embriaguez
frondosa:
¡La exaltación 
de mi Cristo!
¡Del Pastor
de mis mayores!

Mi Nazareno-cayado.
La Fuente eterna
de Fuentes.

Con las alforjas
más plenas,
con los arcones
más bastos:
retornaré
a la vieja Ermita,
miel sencilla
y rosa pascua.
Creyente de ocaso
y alba,
elemental
en su rezo,
sin discurrir
teologías,
erigida
en la cima-otero
de mis vegas de parrales:
¡Xanadú de San Isidro!

Regresaré
poseído
para honrar
castos sarmientos,
injertando
cepas infantes
de Lagares Prometidos
los honrados en Judea
en las savias de mi raza.

Y en las eras de mi valle,
en ritual de eternidades:
consagraré
mis leales vinos
en un Grial
"De Buen Chapaco",
que habrá
de enaltecer
la Hostia
su identidad
de noble casta:

¡Hosanna! Sea por siempre:
¡La sabia
Fe de mis mayores!









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada