sábado, 4 de mayo de 2013

HAYAT SAIF [9.758]



Hayat Saif

Hayat Saif 

Nació en Bangladesh en 1942 y es uno de los mayores poetas de su país. Identificado con los prolíficos años sesentas, sin duda es un poeta moderno de voz inusualmente musical y propia. Él se ha inmerso en la literatura contemporánea global así como en la cultura y herencia propias. Su gusto refinado en cuanto a arte y literatura, le ha otorgado una decir poético único y una profunda visión de nuestra existencia contemporánea. Algunas de sus obras publicadas en lengua bengalí son: Sontrashe Shohobaash; Shob Feley Diye; Prodhanoto Maati o Maanush; Epith Opith (jointly with Abu Abdullah); Hayat Saifer Kavita (Collected works); Hayat Saifer Premer Kavita; Ukti o Upolobdhi (prose); Antorjatik Banijya, Sanrakshanbaad o Shulko Baybosthapona (academic).




Limbo

Mi corazón da un salto para besar el cielo en profundo
El útero del mar circundado de ostras
La brisa cruje a través de las pequeñas ramas de los pinos
La sed punzante en el seno armado de la juventud
El viento loco entreteje la inmensidad
En el mudo y no vaporoso cielo azur
Un jabalí salvaje se enfurece en mi corazón
Se revela por un hormigueo seductor

Un esbelto riachuelo cercano al horizonte
Refleja un sol airado y deslumbrante
Se pierde a sí mismo en sinuosos y tortuosos recodos
¿Quién colma al cielo etéreo con un llamado de trompetas?

Como una siniestra serpiente 
El riachuelo se desliza en contorsiones y espirales
Su aliento envenenado a través de un conjuro mágico se torna
Melódica sombra de extraño aroma

De repente el relámpago destella a través del cielo
Y se desgarra en jirones en la brevedad de un segundo
Como en una vasta descarga volcánica
El horizonte se humilla, gigante decapitado

Las raíces colapsadas de una derrota absoluta 
Relucen a través del monzón escarlata
El cielo lloroso gobernado por el rayo rojo
Maldice con furia al voluptuoso valle de abajo

Luego una inmensa conmoción acuática de amplias expansiones de rosa
Una negra corona enmascara cada nicho de luz
Hasta allí los oídos ensordecidos por un estallido de trueno
La serpiente arroja de nuevo su veneno amarillo

En sueños de insomnes noches de conciencia
Fue puesto en escena un desconcertante otoño de desgracias
¿Es por esto, por nada, 
Que este momento derrite el húmedo corazón del ser?






Dentro de toda la Creación

Dentro de mi nacimiento
Existe mi muerte
En medio de la distancia duerme
Mi inocente cercanía
En mi deseo de renacer
Abrazo continuamente la muerte
Busco mi venganza, células regeneradas
continúan viciadas al arribo del día.

En esencia a veces me pregunto acerca del Uno
Y de sus formas de revertir la continuidad
Luego de mi exhausto fin liberador.

Sí, es completamente cierto que
Entre nosotros nadie es culpable
Por nuestro indiferente presente
Y por un angustioso y terrible nacimiento.

En medio de este excitante y temeroso vacío
Yace nuestra limitada existencia.
La esencia que no podemos conocer.
Aun así, vivimos, soñamos, hacemos planes...
Cada día viene con su carga incontable de muerte...

Muerte desde la cercanía de mi infancia
Muerte mientras era desgarrado del vientre de mi madre.
Muerte cuando mi amigo me expulsó de la amistad.
Muerte cuando fui separado del abrazo amoroso

Mi tímido mundo me circunda de sueños y muerte
Mientras estos se toman de la mano con el nacer







Alguien aún existe

Existe alguien al otro lado de este silencio
alguien más allá de esta inmediata existencia
tal vez no se encuentre exactamente ante nuestros ojos
o quizás ni siquiera lejos.
Permaneciendo muy cerca
palpitando en las venas de la garganta
Es así como uno perdura viviendo en el corazón
en la profundidad del alma, desconocido a otros
siempre fiel a su propia naturaleza
Luz y sombra en juego continuo
alrededor de la visión panorámica
puedo escuchar desde nuestro patio cristalino
el balanceo de los pájaros sobre las copas de los árboles
En lo profundo de esta atmósfera alguien vive
Quizás muy lejos y sin embargo tan cerca
visitando nuestro aliento innumerables veces
alguien se encuentra al borde
de nuestra existencia cotidiana
parece morar allí, desconocido a los otros,
y parece sentirse en casa
nuestro doble yo tras nuestra cotidianidad
absolutamente distinto a esta vida, alguien permanece
encumbrado en la zona antípoda

aquel que vive más allá de la visión
vive aún ante nuestros ojos.







Oh querida madre

De Daughter Of My People Sing Su nombre pende de los alrededores
Como una brumosa canción medio olvidada
El eterno nombre pronunciado
En variedad de formas y multiplicidad de signos.
Esto sucede también en tiempos en que
Una tormenta se apodera del mundo, tan sólo por un simple nombre.
Su nombre de eco profundo en la tierra extranjera
Que adentro es creada
Fulgura impúdicamente en algunos egocéntricos apartamentos privados.

Su nombre, expuesto en vallas y pendones.
Gruesa y delicada alfombra en el vestíbulo de un elegante hotel.
Aires acondicionados.
La barbada sabiduría pronuncia su santo nombre a continuación.
¡Estetoscopio que retorna del Medio Oriente, regla de cálculo, portafolio!

Como un canto. Su nombre es pronunciado
En lujosos salones sociales
La fuerte fragancia de Channel Número Cinco
En una fatigosa noche
Y la pura locura del champagne.
Collar de leche, cantos a su nombre.
Ecos en papel periódico. Fluctuante escenario
Y la por siempre famosa cinta roja

Mientras la noche lentamente se toma una aldea descolorida
En una tierra lejana
Una delgada e indefensa sonrisa resplandece
En sus ojos indulgentes
Ella perdona, de nuevo,
A sus hijos extraviados. 


Traducciones desde el inglés por Raúl Jaime
http://www.festivaldepoesiademedellin.org/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada