viernes, 10 de mayo de 2013

GEO LIBBRECHT [9796]



Geo Libbrecht
Geo Libbrecht, nacido en Tournai, BÉLGICA el 17 febrero 1891, murió en Bruselas en septiembre de 1976, fue un poeta belga.

Hijo del capitán en la mina de carbón de Boussu, Geo Libbrecht estudió derecho en la Universidad Libre, completó el regreso de la Gran Guerra . Él entonces se va a Brasil tala de los bosques, pero la aventura termina mal. De vuelta en Bruselas, empezó en el negocio y tuvo éxito. Se hizo rico, se convierte en un poeta a los 46 años y mecenas .
En 1963, consternado por el hecho de que una antología de poetas Valona no reanudó persona Tournai , regresó a su tierra natal con el instinto. Escribe poesía que dice Maurice Piron , "uno, sintieron de inmediato la colusión establecida entre el dialecto y la inspiración vino de las profundidades populares." Piron agregó que su poesía es la sensibilidad "de fondo melancólico plantea a veces un toque de erotismo", como se puede leer en Twanète.

OBRA:

Pastels et Fusains 1935
« À Akarova » (poème), in: Tribune, Bruxelles, hiver 1938-1939, n° 41, p. 8
La porte sans Mémoire Prix triennal de poésie 1955
Comptoirs dans le vent, Les cahier du Journal des Poètes (n° 76 du 10 avril 1940)
M'n accordéieon, 1963
Lés clèokes (1964)
A l'bukète (1967) (À la courte paille)
« Ma lucarne » (poème), in: Marginales, 1967, 112, pp. 8-10
Tour d'Éleuthère (1969)
L's imaches (1970)
L'créassyéon (1971)
L'grand possibe (1973)
L'èskampe à l'broke (posthume, 1977) (Faux pas)
Livres cachés


[Cuatro poetas belgas de hoy (Publicaciones de la Universidad de Murcia, 1950, trad. de Dictinio de Castillo-Elejabeytia)]





Juventud

Al juego de corte y recorte, golondrinas que rubricáis el cielo alrededor de las torres, antes del fin del día, con leve trisar y largos aletazos, habladme de mis ensueños de antaño en los tragaluces de los tejados; vosotras también, palomas de luz, girad con vuestras gargantas de fuego, tantas veces en las nubes hemos hecho nuestros viajes y visitado otros cielos.
   ¡Oh, Títiro, Melibeo, qué lejos están las tardes pasadas bajo la lámpara oyendo sonar las horas en el campanario y resucitar la bella Amarilis!
   Dulce era la voz de la muchacha que dejaba en el corazón un perfume de miel. Vuelvo la página donde el gato ronronea y el antepasado desciende del gran retrato para pasar la pared a hurtadillas.
   Mi perro de entonces, un lulú inglés, atraviesa la estancia donde mi mano de niño lo acaricia todavía, a pesar del aire distraído de los grandes olvidados que lleva consigo y en su mirada. Viene a olfatearme y después desaparece.
   Y vosotros, padre y madre míos, que vivís en mí, ¿qué han llegado a ser vuestros rostros y gestos familiares que a veces yerran todavía en vuestra buena casa, al pie de Saint-Brice, herido de muerte por la guerra y que no es más que un recuerdo?






MI  CIUDAD 

Como vos, ¡ oh Señor!, prueba y hez he bebido 
y he llevado esta cruz por otros pecadores; 
pero el tiempo ha llegado y los órganos cantan, 
sus voces se diría que en el cielo fulguran 
y al olvido el perdón de las ofensas brindan. 
¿Quién tenía lejana de nosotros la música 
y anudaba esta pena en nuestro corazón? 
Hermanos, de la cólera el día ya ha pasado. 
¡ Oh, paz!, que se repartan aUmentos y trigo. 
Manos de lo invisible, alejad la discordia, 
pues tiene cada uno .que Salir de sí mismo 
para encontrar la vida, no aquella de la sangre 
sino la de la luz, aun cálida de aurora, 
y milagrosamente, en el fondo del alma, 
todos los que sufrieron, la gracia cosecharon. 
¡Y de su despertar nacerán los más grandes! 





MA  VILLE 

Seigneur, j'ai, comme vous, bu l'épreuve, la lie, 
et pour d'autres pécheurs, j'ai porté cette croix, 
mais le temps est venu..., les chants d'orgues s'élévent, 
on dirait que leurs voix s'éclairent dans le ciel 
et donnent á l'oubli le pardon des offenses. 
Qui tenait loin de nous les envols d'harmonie 
et nouait cette peine autour de notre coeur? 
Hommes-fréres, le jour de colére est passé, 
ó paix, qu'on partage le ble, les nourritures; 
les mains de l'invisible, éloignez la discorde, 
car il faut que chacun sorte enfin de soi-méme 
pour retrouver la vie, non pas celle du sang 
mais de lumiére, chaude encor de son aurore. 
Miraculeusement, par les détours de l'áme, 
tous ceux de la souffrance ont récolté la gráce, 
et c'est de leur réveil que naitront les plus grands! 

(De Ma Ville) 




[LA CATEDRAL HERIDA]

La catedral está dormida 
y sangra aún por sus vidrieras; 
¿qué jinete de apocalipsis 
marcó con fuego sus heridas? 
¿Dónde los bellos rosetones 
que despertaban con el día 
en las figuras de sus pórticos 
entre las santas y los santos? 
¡ Oh, corazón de la ciudad, 
que herido lates en mi carne 
con el ritmo de las campanas! 
y tú, erguido a su cabecera 
— ¡ no, eso no es una leyenda! -
velas, con el puño en tu lanza, 
¡oh, mi inviolado Beffroi! 




[LA CATHEDRALE BLESSÉE] 

La cathédrale est endomie 
et saigne encor par ses vitraux; 
quel chevalier d'apocalj'pse 
a marqué de feu ses blessures? 
Oü sont les roses cardinales 
qui s'éveillaient dans le matin 
aux figures de ses portails 
parmi les saintes et les saints? 
O coeur blessé de la Cité, 
c'est dans ma chair que tu viens battre 
avec le rythme des clochers; 
et toi, debout a son chevet, 
—non! ce n'est pas une legenda— 
tu veilles, le poing sur ta lance, 
ó mon Beffroi inviolé! 

{De Ville détruite)





XXXV

Escalado yo había para entreverlo el mundo 
a través de la selva de deseos sensuales 
y hallando el equilibrio de espacios siderales, 
más allá del amor, iba en volar rotundo. 

En el giro del viento, ¡ cuánto color jocundo! 
Escuchaba los himnos subir espirituales 
del ángel de la muerte que vela en los umbrales 
frutos de luz y sombra, de madurar fecundo. 

¡ Oh, cáliz de la noche, bebí tu puro vaso! ; 
mas nada curar puede esta profunda herida 
por la que gota a gota sangra el corazón tierno! 

Multiplicar se debe, del tiempo al dulce paso, 
la dicha del que vela del Uno la alta vida 
y mira cómo fluye la calma de lo eterno.




SACRE DE L'UNIVERS 

J'avais pour l'entrevoir escaladé le monde 
a travers la forét des désirs sensuels 
et, trouvant l'équihbre oü n'était que le ciel, 
j'allais vers plus d'amour et dénouais le songe. 

Dans le vent, les couleurs tourbillonnaient leur ronde 
et j'écoutais monter le chant spirituel 
de l'ange au bout des jours qui veille sur la treille 
oü múrissent les fruits faits de lumiére et d'ombre. 

Cálice de la nuit, j'ai bu ton filtre pur 
mais rien ne peut guérir ma profonde blessure 
d'homme oü, goutte a goutte, s'epuise le coeur tendré. 

Au pas a pas du temps, il faut multiplier 
la chance du veilleur du Seúl qui sait attendre 
et regarde passer toute l'étemité. 





XXXIX 

¡ Oh humanos corazones a capricho del viento! 
el misterio y la fábula es tiempo de escuchar, 
los ídolos de piedra ya es hora de quebrar 
y devolver al alma su inrnortal alimento. 

Hombre que inventó el hombre en un jardín sangriento 
con satánicas flores y maligno pomar, 
tus deseos de guerra ya es hora de quemar 
para encontrar la fuente del amor y el contento. 

He aquí que ya el silencio ordena claridades, 
el alba se ilumina de las nuevas edades 
y a mis plegarias une anillo virgen de oro. 

Mi mal de lo infinito en la tierra he dejado 
y esperando la muerte hoy te ofrezco, Ignorado, 
de este mi amargo cántico el incompleto coro. 




XXXIX 

Astres, nos coeurs perdus aux derives du vent, 
il est temps d'écouter la fable et le mystére, 
jl est temps de briser les idoles de pierre 
et de rendre a l'esprit ce que mange le sang. 

Homme inventé par l'homme aux jardins de Satán 
parmi les fruits du mal, les fleurs imaginaires, 
il est temps de brúler tes vains désirs de guerre 
pour retrouver la source et l'amour... II est temps! 

Voici que le silence ordonne la lumiere, 
aux marches du matin le nouveau ciel s'éclaire 
et joint a ma priére un anneau vierge d'or. 

Mon mal de rinfini je le rends a la terre 
et je t'offre, Inconnu, seul atteint par la mort, 
ce chant inachevé sur mes lévres ameres. 







MADRE 

Para siempre dejada al marchar yo a la guerra, 
oh madre, cuyo rostro se mezcla con mi llanto, 
aunque tu cuerpo yace, mutilado, en la tierra, 
el ritmo de tu sangre es ritmo de mi canto. 

De los días dichosos conservo tus miradas 
y tu oración del Ángelus, que las manos me unía; 
tu sonrisa, tu gesto, tus palabras amadas, 
el sueño y tu dulzura que la mañana hacía. 

De renacer, la fuerza en mi seno pusiste 
y en las llanuras de oro dejaste y en la herencia 
ese algo de poesía donde la luz existe. 

Sin embargo, una tarde si regresar debieses 
por las sendas de antaño, del fondo de la ausencia, 
y habiéndome encontrado no me reconocieses... 





MERE

Mere á jamáis quittée en partant pour la guerra 
dont le visage, en moi, se méle avec les pleurs, 
si ton corps mutilé repose dans la terre, 
le rythme de ton sang bat encoré en mon coeur. 

Mere des jours heureux, je garde ta pensée, 
tes priéres du soir qui me joignent les mains, 
ton sourire, le chant, tes paroles aimées, 
le song et ta douceur qui faisaient le matin

Tu mis au fond de moi la forcé de renaitre 
et par les plaines d'or et les hérédités 
ee peu de poésie oü monte la ciarte. 

Pourtant, si quelque soir tu devais revenir 
aux chemins d'autrefois, du fond des souvenirs, 
et m'ayant rencontré ne plus me reconnaitre... 

(De Ville détruite)



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada