lunes, 4 de marzo de 2013

VÍCTOR KLEMPERER [9341]



Víctor Klemperer
Víctor Klemperer, (9 de octubre 1881 – 11 de febrero 1960) nació en Landsberg an der Warthe, Imperio Alemán (hoy parte de Polonia) y falleció en Dresde, Alemania del Este. Fue el noveno hijo del rabino Wilhelm Klemperer, primo del famoso director de orquesta Otto Klemperer. Victor Klemperer durante su vida fue hombre de negocios, periodista y finalmente profesor de universidad. Sus diarios, describiendo su vida en la Alemania Nazi y en la RDA (República Democrática Alemana), fueron publicados en 1995.

Víctor Klemperer se trasladó a Berlín la edad de 9 años. Desde 1902 a 1905 estudió filosofía, románicas, literatura y lengua alemana en Múnich, Génova, París y Berlín. Más tarde fue periodista y escritor en Berlín.
En 1912 se convirtió al protestantismo y continuó sus estudios en Múnich doctorándose en 1913 realizó. Desde 1914 a 1915, impartió clases en la Universidad de Nápoles. Después de esta experiencia se enrola como voluntario en el ejército alemán y participa en la Primera Guerra Mundial donde recibió la Medalla al Servicio.

En la Alemania Nazi

Entre 1933 y 1945 sufrió la persecución nazi, a pesar de su fuerte identificación con la cultura alemana y es durante esa época que se dedica a escribir su diario personal, donde comparten espacio sus anotaciones más íntimas con todo lo que va ocurriendo en el día a día en la Alemania Nazi. Este diario fue una válvula de escape a la vida frustrante que se vio obligado a seguir al ser declarado no-alemán. En su Diario también hay muchísimos detalles sobre como es pervertida la lengua alemana en aras de la propaganda Nazi. Estas referencias le sirvieron de base para su libro 'Lingua Tertii Imperii' publicado por primera vez el año 1947 en Alemania.
Cuando Adolf Hitler llegó al poder ya era catedrático de filología y director del departamento de Románicas y Literatura en la Universidad Técnica de Dresde y había publicado varios libros sobre la literatura francesa de los siglos XVII y XVIII. Cuando se disponía a escribir un estudio acerca de la Ilustración francesa fue expulsado de la universidad (1935) motivado por la política racial de la Alemania Nazi impidiéndole, desde ese momento, el acceso a todas las bibliotecas públicas e incluso la posesión de todo libro que no fuera un libro “para judíos”.
Su matrimonio con una mujer no judía, Eva, le permitió ir esquivando las deportaciones, aunque recibía frecuentes visitas por parte de la Gestapo. En 1940 fue realojado, perdiendo su casa y obligado a vivir en lo que era conocido como un gueto, casas para judíos en condiciones miserables (Judenhaus) y forzado a trabajar como obrero en una fábrica. Fue en este periodo cuando los registros diarios de la Gestapo se conviertieron en brutales y recibió golpes, insultos, robos de alimentos y enseres de la casa.
A pesar de todo lo anterior, las crónicas que escribía en su diario le permitían conservar un cierto grado de dignidad, adaptándose a las duras condiciones y sobreviviendo a los más adversos días.

La huida de la Alemania Nazi

El 13 de febrero de 1945 recibió la noticia de su deportación. Sin embargo aquella noche tuvo lugar el primero de los cuatro bombardeos masivos realizado por los Aliados sobre la ciudad de Dresde. En la confusión causada por las bombas incendiarias, "tormenta de fuego", Klemperer se arrancó la estrella amarilla que debía portar para ser identificado como judío y pudo escapar con su familia hacia el sur, a territorio controlado por las fuerzas americanas. El bombardeo de Dresde le salvó de ser enviado a las cámaras de gas de Auschwitz.
Victor Klemperer sobrevivió a la Guerra y al Holocausto.
En las anotaciones realizadas en su Diario entre el 22 y 24 de febrero durante su estancia en Piskowitz describe cómo sobrevivió a la catástrofe de Dresde. Su mujer le acompañó en todo momento salvando sus Diarios al ocultarlos en la casa de una amiga.

En la República Democrática Alemana

Cuando terminó la guerra, tal y como relata en su diario, Klemperer regresó a su casa en Dölzschen, próxima a Dresde, que tuvo que reclamar a las autoridades porque había sido requisada ("arianizada"). Hizo este camino de vuelta casi siempre a pie, a través de Baviera y la Alemania del Este.
Klemperer se convirtió en una figura cultural de la postguerra en la Alemania del Este. Impartió clases en las universidades de Greifswald, Berlín y Halle. En 1950 fue delegado del Sindicato Cultural en el parlamento de la RDA.
Hacia el año 1995 se descubrieron y publicaron sus diarios. Hubo que esperar a la caída del muro para publicar estos diarios ya que Klemperer no estaba muy bien considerado por las autoridades de la Alemania del Este.
La película La langue ne ment pas (La lengua no miente) relata su diarios en forma de documental.

La bula de Rodrigo de Borja

En su colección se encontraba el único ejemplar hasta entonces conocido de la bula del cardenal Rodrigo de Borja, posteriormente papa Alejandro VI, del año 1473. Este ejemplar se perdió durante el incendio provocado por el bombardeo de Dresde en el año 1945. En 2008 se localizaron otros cinco ejemplares en los archivos de la Catedral de Segovia.




EUROPA ES SOBRE TODO UN CONCEPTO

Europa es sobre todo un concepto
Agradeced a Dios todos los días
Que os haya llevado por los mares,
Que os haya librado de grandes plagas;
Las pequeñas carecen de importancia:
Escupir al fondo del mar desde
La barandilla de una nave libre
No es en absoluto el peor de los males.
Alzad agradecidos vuestros ojos
Agotados hacia la Cruz del Sur:
La embarcación clemente os transporta
Lejos del sufrimiento de los judíos.
¿Aún sentís la nostalgia de Europa?
Ante vosotros se encuentra, en el trópico:
¡porque Europa es sobre todo un concepto!





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada