viernes, 15 de marzo de 2013

BENNY ANDERSEN [9456] Poeta de Dinamarca



Benny Andersen

Benny Andersen (nacido el 07 de noviembre 1929 en Vangede, DINAMARCA), es un danés poeta, autor, compositor y pianista. Es el más leído, cantado con más frecuencia y más querido de los modernos letristas daneses, a menudo asociado con Dissing Povl, juntos lanzaron un álbum con poemas de Andersen. Este álbum con Svantes viser ha sido canonizado por el Ministerio de Cultura danés en la categoría Música Popular. 
Sus poemas agrupados (Samlede digte) han vendido más de 100.000 copias. Su trabajo más conocido es el de Canciones Svante (Svantes viser) de 1972, el cual está incluido en el  Danish Culture Canon. 
En 1971 fue galardonado con el premio del Ministerio de Cultura el libro de los niños (Kulturministeriets Børnebogspris). 
Es miembro de la Academia Danesa (Det Danske Akademi) desde 1972.






Felicidad

Tiene algo especial la felicidad
uno se puede poner muy alegre
cuando se la encuentra
pero también abatido
te quedas quieto un momento
avanzas cautelosamente de puntillas
como por un campo de minas
y cada vez que pones el pie en el suelo
sin saltar en pedazos por los aires
te olvidas de gozar de la felicidad
o de ponerte de mal humor por no saber
cuánto tiempo va a durar
así es que cuando la adversidad finalmente llega
es una liberación
como si hubieses encontrado un refugio
es una lástima
porque tiene algo especial la felicidad
que por lo demás uno nunca encuentra
tal vez ahí esté el error
que se sabe demasiado poco de ella
se la debería estudiar un poco más
creo que es cuestión de entrenamiento

 1.964






El último poema del mundo 

Si éste fuera el último poema del mundo
lo haría lo más largo que pudiese
infinitamente largo
pero reduciría la felicidad en las dos últimas líneas
me pararía un poco antes de terminarlo
por miedo a precipitarme en el espacio
o me tumbaría
y me arrastraría hasta el borde
agarrándome bien a las palabras finales
y cuidadosamente me asomaría al abismo
donde terminan todos los poemas
y trataría de echar una ojeada por debajo del poema
aprovechar la extraordinaria ocasión
de ver el revés de un poema
e imaginarme que entonces resultase
ser el primer poema del mundo
Luego me movería a la manera de una mosca volando
por encima de su superficie inferior
agarrándome a palabra tras palabra
hasta aprendérmelo de memoria
y cuando hubiese terminado con la última línea
trataría de trepar de nuevo hasta arriba
colgando y pataleando y jadeando un poco
subir retorciéndome trabajosamente por encima del borde hasta
aparecer en la primera línea de este poema
o en algún lugar completamente diferente
Si éste fuera el último poema del mundo
me negaría a creerlo
o lo dejaría para más adelante
y me pondría a escribir otro
Si éste fuera el último poema del mundo
me negaría a escribirlo
en todo caso lo dejaría tan pronto como pudiese
aquí por ejemplo

1.969

Poesía Nórdica. F J Úriz. Ediciones de la Torre 1.999








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada