miércoles, 27 de febrero de 2013

RERY MALDONADO GALARZA [9298]





Rery Maldonado Galarza  (Tarija, Bolivia, 1976)

[http://mininayelnapalm.blogspot.com.es/]
Rery Maldonado nace el 28 de diciembre de 1976, en Tarija, al sur de la República de Bolivia, proveniente de una familia de clase media, culta y profesante de la religión católica. De hecho, desarrolló su escolaridad en colegios católicos donde no se sintió nunca muy a gusto. Ya desde 1995 escribe y publica poemas en diferentes medios latinoamericanos. A los 20 años decide abandonar su ambiente y emigrar a Europa, estableciéndose en 1997 en Berlín, desde donde, lenta y progresivamente va desmadejando su hebra artística, famélica de alas pero por aquel entonces, temerosa del vuelo. Ya en Berlín, se afinca en el barrio de Kreuzberg, al que de alguna manera compara, en su diversidad, a La Paz, llevando su analogía hacia aquella sólida pluralidad no siempre del todo bien tolerada, ni en una, ni en otra, pero con la ventaja, al modo de ver de Rery, de que en Berlín, aquellas alas, ya crecidas desde sus omóplatos, le van permitiendo la elevación suficiente como para mirar hacia abajo y ver el paisaje con mucho mayor claridad. Este desasimiento no indiferente, esta altura joven que desarrolla casi en inconsciencia, se refleja en sus escritos que ha ido desembalando, aún algo recelosa, para lanzarlos, junto a ella, al vuelo.

Fue dueña de una pequeña librería en Berlín, proyecto que abandonó por dedicar su esfuerzo a otros planes que requieren de su enfoque creativo. Ha escrito y publicado el poemario “Andar por casa” y es actualmente redactora del semanario boliviano Pulso. Ha realizado también algunos trabajos de traducción desde el alemán, siempre en el ámbito literario, y algunos de sus poemas han sido traducidos a dicho idioma. Trabaja actualmente en su segundo libro, proyecto que lleva el título de “La bestia depilada” y del cual, por gentileza de la misma Rery, adelantaremos algo en este artículo. En 2009 salió publicado su dossier de poesía de la Diáspora latina en Europa en la revista Grumo (Buenos Aires/ Río de Janeiro) y prepara para noviembre un número especial con traducciones dedicado al poeta alemán Jörg Fauser para la revista mexicana Metrópolis.

No podemos de ninguna manera dejar de mencionar que Rery Maldonado es una de las activas promotoras del evento literario Latinale, Festival Rodante de poesía latinoamericana que tiene por patrocinadores al Instituto Cervantes alemán y español, en colaboración con: Instituto Cervantes Madrid, Lateinamerika-Institut der FU Berlin, Ibero-Amerikanisches Institut Berlin, Lettrétage, y que este año 2009 se llevó a cabo entre el 31 de octubre y el 6 de noviembre, en su cuarta versión.

Por último, es importante mencionar que Rery lleva a vida su blog “Tribulaciones parvulas” en la dirección http://tribulacionesparvulas.blogspot.com/




la moral 
del tamaño de un dedo pulgar 
es lo más afín 
a la filosofía popular 
de los enanos de jardín
cualquier día de estos 
despertaremos con las ventanas 
cubiertas por visillos de encaje 
con los muebles tapizados de flores 
y mantelitos de punto 
cubriendo las mesas 
sobre las que descansan 
fotos de boda 
y familiares posando 

habrá que irse 
antes de que aparezcan

—porque se anuncian—

los colores pastel 
las moñas 
el kitsch de lo impoluto 





Cuando te vi venir...

Cuando te vi venir supe

si
                            lo supe

que el tuyo era el color sobrio
de una caja de cartón
llena de rosas amarillas

el encanto de una nota anónima
viento africano
un puñado de citas





Almas negras

Almas negras
por el pasillo hasta la sala
entre el escritorio
y la cocina

hablar por hablar
cada cual
en su compu
bajo el neón

sentados en el sofá
acogidos entre las
cuatro paredes

cómodamente

frente a frente
con la tele


la televidencia pequeño burguesa
suele ser un atributo
de las intimidades llanas

mortales

‘picapedrestres‘








Se anuncia sutil
                                                     para Ona Tav

Se anuncia sutil
y se presenta voluptuoso

es acaso un augurio
de mejores tiempos

el dragón que baila
sobre un libro amarillo

una copa de vino...

por horas

un trébol de cuatro hojas
abriendo el tiempo








Follar

Follar (quizá del lat. follis, fuelle) 1.tr.
vulgar. Practicar el coito.
U.t.c.intr.2.tr.vulg. fastidiar, molestar.
Sin. Copula sexual, ayuntar coger

cascar culear tirar singar

dejar que te entierren la batata
con la confianza del silencio
y la libertad de fumar
en marco apaisajado

con el tiempo
echarse un polvo

después fornicar

hasta sudar con confianza
entre las sábanas

para terminar
cohabitando
en un plano astral

cuando se va por la vida
escuchando música









El sol estuvo

El sol estuvo
estuvieron los pájaros
los vasos con restos de café
la mesa con las patas chuecas

hubieron poemas
varios...

hubieron sueños desforzados
brisas interrogantes

me acordé del parque


de aquella primera
vuelta por el cementerio
de las flores azules
creciendo por todas partes








Arranque lírico...

Arranque lírico de desnudez matutina:

‘letanía en contrapunto del tacto’
escribo
con la boca aún seca


intimidad sabe que soledad
solo existe si es compartida
me contestas


sonrío al recuerdo
del verde cielo nublado
amenaza eterna de tormenta


y empiezo a levantarme







Fumamos agujas

Fumamos agujas
apoyados en el alfeizar
de la ventana

al frente un verde tierno
despunta
tímidamente
en los árboles de la plaza

entre nosotros
veinte años
de muros mohosos
con sus trampas
repletos de agujeros

por alguno

a veces
alguien asoma
se muestra
y se sonroja







Behinderung

está otra vez conmigo,
aunque los años no pasen en vano,
se ha vuelto conventillo
hotel por horas
con esquinas
para devocionarios

libros
cada vez más partituras

cuadros

tantas esquinas
como balcones
tenía el loco en su terrenito
para salvarlos del fuego
nacionalista y moderno
que destruyo las calles

por fin soy miope
sorda al ladrido del chicho

voy tan tranquila
caminando con estos
tres puntos negros
en el brazo

mi propio triángulo rosa
mi estrella de David







Chaos- Forschung

las aguafuertes de Bernard Schultze
en el 68 se ven como los dibujos
que hacían los changos en el
colegio de curas el 90
en el verde, en el rojo y en el azul
de las lapiceras pylot
compradas por sus viejos con otros fines
se despereza un mundo
de minotauros, cyborgs, migofs
que alertan las pupilas
aun escondidas
y afilan los colmillos.
Los músculos adquieren
la masa de los sueños en un
colash de deseos simbólicos
y pesadillas
formando sobre el cuerpo
el mapamundi de los pelos
recién inaugurados.
Basta mirar con atención para
entender en un rincón una vagina
y en el conjunto la utopía
de un mundo libre
ajeno a la mirada estricta del controlador
del gran hermano.








Der Matrose und das Mädchen

ásperas manos de marino
se ufanan en el cuerpo

a pecho abierto

arrollando los picos del reloj

venciendo en la quimera

se expande el coito
al aire enrarecido
de la pieza

                  se contorsiona
y revienta
en una guirnalda de campanitas de mayo
hasta el silencio del nocaut

en la paciencia.








la bestia depilada

nostalgias que
se descuelgan del clítoris
hasta ondear la huella
de tus ojos
espiando en mi desnudo

este es un acto
en el que apuntas
y mis dedos
jalan el gatillo

este es un acto
inequívoco
y mi coño
se mueve libremente

tu apuntas
y yo aprieto el gatillo

el futuro es
también el recuerdo
de estas muertes

breves

venciéndonos,
rompiéndonos
en pedacitos.







Terapia Grafológica

ayer quiso el dragón que
le cortaran el cuello
le faltó poco para caer de rodillas
ante Jorge
-que no es un santo-
con el pescuezo estirado

libraba el lunes
como las peluqueras
iba peinado y con perfume
se había cortado hasta las uñas

y Jorge despistado
o inapetente
o francamente desinteresado

tal vez porque había perdido
el flair a la Groucho Marx
con gafas rojas, en dos días

no recordó la espada
cuál era la leyenda
se hizo al boludo
en resumidas cuentas

mandando al dragón
pedaleando y
con las escamas escocidas
a un viaje involutivo hacia la infancia
al huevo mismo
culpable de sus arrebatos líricos
más perversos

el pobre bicho
terminó escuchando
un popurrí de Nino Bravo
tarareando a Di Bari
hasta que antes de dormir
salieron del ropero una docena
de poetas románticos mexicanos
sus enanos al destape
y se montó el circo







Potsdamer Platz

si es verdad que los cocodrilos
y los cacui nunca dejan de llorar

con más razón ahora
que se han convertido
en zapatos de señora
con suelas de goma
de clase dudosa
o con clase
de la clase zapatillas
a juego con un bolso
paseando por la vida
sin tener ni puta idea

un caimán da pasos sordos
en Postdamer Platz
muy lejos de la ribera







El buen vino…§

anhelo el lecho de musgo
en el hueco
del gran roble
ese as que me fulmine
de un toque
y me deje tatuada

aunque hayan vuelto a abrirse
mis rodillas al verde,
celeste del viento

al huracán
de páginas impresas
que hoy trabaja en mis huesos
hasta esculpirlos

(§ del senior Weston (1927); T.F. Powys (1875-1953); Ed. Edhasa 1988, Espania.)





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada