miércoles, 7 de noviembre de 2012

CONSTANTINO MPOLÁS ANDREADIS [8304]


Constantino Mpolás Andreadis nació en Buenos Aires. Fue co-director de la revista Punto Omega. Entre otros premios que no obtuvo, basta mencionar que fue finalista en concurso poesía diario La Nación en 1991. RAÚL GUSTAVO AGUIRRE escribió: “Todo me autoriza a pensar que el poder leerle no ha sido ni será para mí un hecho intrascendente”. ESTEBAN PEICOVICH dijo: "un caso único en la poesía argentina de los últimos treinta años...uno de los poetas que más quiero...un Giannuzzi, un Gelman, un Carrera, un Lamborghini, un Mpolás". JUAN JOSÉ CESELLI: “...un poeta en serio: un gran poeta...(sus poemas) marcarán un hito en el panorama poético de nuestro medio...(este) libro es un reencuentro con la Alta Poesía”. CARlOS ALBERTO DÉBOLE: “(sus poemas) aseguran su nombre contra el olvido” – POEMAS INCOMPLETOS es su primer libro. Obligado a publicar, piensa que “el que menos publica más escribe” y que “escribir es publicar”. Ama toda la poesía escrita y no se cansa de agradecer que haya habido un Huidobro. “Escribo con los ojos cerrados”, nos dice Constantino Mpolás Andreadis, ”pero el poema se escribe solo y el lector es el que tiene la última palabra que como todas es de todos”.

WEB DE CONSTANTINO:   http://literaturaconstantino.blogspot.com.es/



MISIÓN

1

yo no soy de los poetas que vienen a decir muchas cosas




2

yo 
simplemente
cumplo con quitarles el velo
a las cosas que dice todo el mundo




3

(antes de que me olvide)
también he venido a pintar
unos bigotes así de grandes
sobre los rostros sagrados que perduran



4

como quien no quiere la cosa 






AHORA VAN A VER


13

el dibujo es el modelo
cuando el modelo se va
el dibujo se queda
sólo que se queda como si se hubiera ido con su modelo
y lo que quedara de él
fuera el modelo que se fue con él







Es clásico

es clásico
tan repentinamente romántico
que lo clásico en él
y lo romántico
es transitorio
como la piedra
que embellece a la estatua
con lo que fue
con su prehistoria de piedra
de siglos encerrados
en una gota o cielo
en un grano de mundo
de universo
como una estrella
es su luz bebida
al claro vino
o al oscuro sueño
adonde las palabras
no alcanzan
adonde su sentido
las lleva
como si ellas fueran
la punta de la flecha
y el sentido no el arco
sino la flecha entera
con su zenón
y su tortuga
tan lejos de sí misma
como el sol de la luna
ya mano o corazón
con latidos de mano
y horizontes de guante
de ojo abierto
no a la luz ni a la sombra
sino al eco
de la palabra exacta
la no dicha
la esquiva y no buscada
la encontrada no en otra
sino en ella que entonces
ya no es ella ni otra
sino el margen o verso
en blanco y a la espera
de palabras no escritas
que lo digan o escriban
en los versos ya escritos
que sin él no son nada
sino versos o versos
que hacia él nos inspiran
para ser lo que han sido
sólo recién ahora
cuando ese verso falta
y esa ausencia los hace
necesarios y exactos
como él
el siempre necesario
el cambiante y superfluo
el infinito y único
el incesante y solo
el ajeno y sonriente






HISTORIAS

cuando atravesaron la puerta
la iglesia se derrumbó
nunca se supo
si entraron o salieron
si murieron
o están vivos
si siguen siendo inmortales
como eran y son
de ellos
sólo quedó la iglesia derrumbada
esa iglesia
que un grupo de turistas fotografía
como si quisieran agregarle eternidad
a los muertos
o a los vivos
que entraron
o salieron de ella
y que fueron
a su modo
la eternidad de esa iglesia
que sus ruinas sostienen
como una cruz
ante los ojos
neutrales
de las cámaras
y de esos hombres
que se miran
en ella
no sólo
sin saberlo
sino
como si fueran
aquéllos
que alguna vez
entraron
o salieron
por esa puerta
que los vio
entrar
o salir
vivos
o muertos
por ella






EN UN VASO

en un vaso
a medio llenar
yo veo
la mitad del vaso lleno

la otra
la mitad vacía
la mitad que no veo
la invento

y la invento
con la mitad que veo
con los ojos
de la mitad que veo

con los ojos
de esa otra mitad
la que no veo
la que invento

y es como si ella
fuera la otra
y las dos
el vaso lleno

no el vaso
a medio llenar
sino el vaso vacío
que yo lleno

con esas
dos mitades
hasta vaciarlo
por completo

y es entonces
cuando el vaso está lleno
cuando el vaso
a medio llenar

está lleno
como si fuera
cada una
de esas dos mitades

el vaso
lleno o vacío
ni vacío ni lleno
vuelve a ser lo que era

lo que es
un vaso
medio vacío
y medio lleno







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada