miércoles, 31 de octubre de 2012

ILSE AICHINGER [8.217]


Ilse Aichinger 

(Viena, 1 de noviembre de 1921 - 11 de Noviembre de 2016), fue una escritora austriaca, conocida por haber relatado la persecución a la que se vio sometida por el nazismo debido a su origen judío.

Aichinger nació en 1921 junto a su hermana gemela, Helga. Su madre era una médica judía, y su padre un maestro cristiano. Su infancia transcurrió entre Linz y Viena, donde su familia sufrió la persecución iniciada por los nazis en 1933 contra los judíos. En 1938 su madre fue despojada de su casa y despedida del trabajo por los nazis. En 1939 sólo su hermana gemela, emigra a Inglaterra, los demás debido a la guerra no pueden seguirla. Ella y su madre pasan la Segunda guerra mundial en Viena. En 1942 los alemanes, asesinan a los hermanos de su madre y a su abuela.

Aichinger comenzó a estudiar medicina en 1945, trabajando al mismo tiempo como escritora. En su primer relato, Das vierte Tor (La cuarta puerta), escribió sobre su experiencia durante el nazismo. Ese mismo año, un ensayo de Aichinger, Aufruf zum Misstrauen (Una llamada a la desconfianza), fue criticado por el llamamiento que ella hace a la «auto desconfianza» (Selbstmisstrauen): «¡La claridad de nuestras intenciones, la profundidad de nuestros pensamientos, la bondad de nuestros actos! ¡Tenemos que dudar incluso de nuestra propia verdad!»

Después de cinco semestres, Aichinger abandonó de nuevo en 1948 sus estudios de medicina para terminar su primera novela, Die gröβere Hoffnung (La esperanza más grande). Una de las primeras obras sobre el Holocausto judio y autobiográfica.

En 1953 se casó con el escritor y ensayista alemán Günter Eich con el que tuvo un hijo el actor y escritor Clemens Eich y una hija (Mirjam Eich).

En 1952 recibió el premio del Grupo 47 por el relato Spiegelgeschichte. En 1955, Aichinger fue galardonada con el Immermann-Preis de la ciudad de Düsseldorf, y en 1956 se unió a la Akademie der Künste (Academia de Arte) de Berlín; en 1957 ganó el Literaturpreis der Freien Hansestadt Bremen (Premio de literatura de la ciudad libre hanseática de Bremen). En 1963, Aichinger se mudó a Groβmain, cerca de Salzburgo. Más tarde, en 1971, fue galardonada con el Nelly-Sachs-Preis.

En 1987 recibió el Europalia-Literatur-Preis, y en 1991 el Groβer Literaturpreis de la Bayerische Akademie der Schönen Künste. También recibió en 1995 el Gran Premio de Literatura de Austria al conjunto de su obra y en 2000 el Premio Joseph Breitbach, este último junto a W. G. Sebald y Markus Werner.

Obras

Das vierte Tor (1945)
Die größere Hoffnung (1948)
Spiegelgeschichte (1949)
Der Gefesselte (1953)
Das Fenster-Theater (1954)
Kleist, Moos, Fasane (1987)
Film und Verhängnis (2001)



TÍTULO
Consejo gratuito

EDITORIAL
Linteo

TRADUCCCIÓN
Rosa Marta Gómez Pato



EL LINDE DE LA MONTAÑA

Pues qué haría yo 
si no estuviesen los cazadores, 
           mis sueños, 
esos que por la mañana 
del otro lado de las montañas 
descienden, bajo la sombra. 


RESPUESTA INVERNAL 

El mundo es de la materia 
que exige contemplación: 
ya no quedan ojos 
para ver los prados blancos 
ni oídos para oír entre las ramas 
el revolotear de los pájaros. 
Abuela, ¿a dónde se han ido tus labios 
para saborear las hierbas 
y quién nos huele el cielo hasta el final? 
¿De quién son las mejillas que aún hoy 
se desuellan en los muros del pueblo? 
¿No es un bosque sombrío 
éste en el que hemos caído? 
No, abuela, no es sombrío, 
lo sé, he vivido mucho tiempo 
con los niños en el linde 
y tampoco es un bosque. 


DOMINGO POR LA MAÑANA 

Amar a dios, 
adorarlo 
y sólo a él servir. 
Descansando 
de camino a las granjas 
a la hora señalada 
visto desde lejos 
sobre la nieve. 



MARIANNE 

Me consuela 
que en las noches doradas 
duerma una niña, 
que su aliento acaricie la herrería 
y su sol se levante, 
al alba, 
con el gallo y las gallinas 
sobre la hierba mojada. 



FUERA DEL PAÍS 

Libros de bibliotecas extrañas, 
palomas fortalecidas. 
Si dependiera de los lugares 
que somos capaces 
de abandonar, 
con sus frambuesos, 
con las telas 
que ya se pliegan con el viento; 
cambian silenciosos detrás de nosotros, 
mientras nosotros permanecemos 
en las cálidas espaldas 
de los jardines, de piedra 
o de arena. 



*****


Widmung

Ich schreibe euch keine Briefe,
aber es wäre mir leicht, mit euch zu sterben.
Wir ließen uns sacht die Monde hinunter
und läge die erste Rast noch bei den wollenen Herzen,
die zweite fände uns schon mit Wölfen und Himbeergrün
und dem nichts lindernden Feuer, die dritte, da wär ich
durch das fallende dünne Gewölk mit seinen spärlichen
Moosen
und das arme Gewimmel der Sterne, das wir so leicht
überschritten,
in eurem Himmel bei euch.


Dedicatoria

No os escribo cartas,
pero no me costaría morir con vosotros.
Descenderíamos por las lunas,
el primer descanso aún tendría lugar
con los corazones de lana,
el segundo nos encontraría con lobos
y matas de frambuesa
y el fuego que no alivia, en el
tercero yo ya estaría
en vuestro cielo con vosotros
a través de delgadas nubes cayendo
con sus exiguos musgos
y abundancia de estrellas
que cruzamos tan fácilmente.


Briefwechsel

Wenn die Post nachts käme
und der Mond
schöbe die Kränkungen
unter die Tür:
Sie erschienen wie Engel
in ihren weißen Gewändern
und stünden still im Flur.


Correspondencia

Si el correo llegara de noche
y la luna
empujara las injurias
por debajo de la puerta:
aparecerían como ángeles
en sus vestiduras blancas
que se esperarían,
quietos y callados, en el pasillo.


Abgezählt

Der Tag, an dem du
ohne Schuhe ins Eis kamst,
der Tag, an dem
die beiden Kälber
zum Schlachten getrieben wurden,
der Tag, an dem ich
mir das linke Auge durchschoß,
aber nicht mehr,
der Tag, an dem
in der Fleischerzeitung stand,
das Leben geht weiter,
der Tag, an dem es weiterging.


Contados

El día en que
viniste al hielo sin zapatos,
el día en que
se llevaron a los dos terneros
al escorchador,
el día en que
con una bala atravesé mi ojo,
pero no más,
el día en que
en el folleto del carnicero ponía
que la vida continúa,
el día en que continuó.


Sommerfest

Ich frage mich:
weshalb freust du dich auf Namen,
Gaspard, Leberecht, Sonnenrand?
 Und gebe mir zur Antwort:
weil sie ausbleiben könnten,
ohne daß ich dir erlauben würde,
zu trauern.


Fiesta De Verano

Me pregunto:
¿por qué te alegras con los nombres,
Gaspard, hígado de ley, halo de sol?
Y me contesto:
porque sería posible suprimirlos
sin que yo te permitiera
estar triste.

© S. Fischer Verlag GmbH, Frankfurt am Main 1978
 Los prólogos, la traducción y las notas son de Aina Torrent-Lenzen.




Ilse Aichinger y su Consejo gratuito
Consejo gratuito (Verschenkter Rat)
Linteo Poesía
(Ourense, 2011)

Bajo la dirección de Antonio Colinas, Ediciones Linteo ha tenido el acierto de ofrecer al público español la traducción del único texto poético editado hasta el momento de Ilse Aichinger (Viena, 1921).
     
Aunque publicado inicialmente en 1978, el poemario recoge creaciones elaboradas entre los años 1955 y 1978, en donde Aichinger nos invita, desde el silencio (“De las estancias acortadas / aprender el silencio”, del poema “Deseo”), a la reflexión y a la contemplación (“El mundo es de la materia / que exige contemplación”, de “Respuesta invernal”), más que a la lectura misma de los poemas; a descifrar y a percibir la realidad que se esconde tras las palabras, las imágenes o las ideas. Desde una pacífica rebelión (su actitud vital y creativa la situaron en el lado de la insurgencia intelectual) contenida en sus propuestas poéticas, es posible asistir a la interpretación lírica del mundo de otra manera, recreado desde otro prisma, al modo del poema “Pido el silencio” de Pablo Neruda: “Pero porque pido el silencio / no crean que voy a morirme: / me pasa todo lo contrario: / sucede que voy a vivirme”, es decir,  la deconstrucción del mundo inmediato servirá a la autora para adentrase en un espacio simbólico, metafórico, a veces onírico, casi surrealista, desde el que expresar su escepticismo frente a la realidad que se dogmatiza con nombres y denominaciones generalmente indubitadas: “Escucha bien, pequeño, / existe la hojalata, dicen, / existe el mundo, / comprueba si no mienten” (del poema “Consejo gratuito”). De ahí su interés en redenominar a las cosas con otros nombres, en un ejercicio de radicalidad lírica, que obliga al lector a sustanciar el mensaje, porque “el mundo se origina en las distancias” (del poema “Paseo”).

En palabras de la profesora Rosa Marta Gómez Pato, autora de la traducción y de la introducción: “la presencia  de lo arrebatado, de lo aniquilado y el compromiso conforman la poética de los textos de esta autora, que son un ejemplo magistral de esa literatura crítica de los años 70”. En efecto, los textos de Aichinger (no sólo los poéticos) son un estandarte contra el olvido, contra la conformidad (“siempre se presupone / nuestra conformidad”, del poema “Marzo”), una insurrección contra la dejación y la amnesia social, para rescatar a los débiles y a los destinatarios del horror nacionalsocialista, que se hacen presentes en los silencios de sus propuestas líricas. Versos tan precisos como: “No os escribo ninguna carta, / pero me sería fácil morir / con vosotros” (de “Dedicatoria”), “pero ¿quién siguió a los que se perdieron / a través de la puerta abierta del jardín?” (de “Vieja mirada”), “Los jóvenes con las partidas de defunción / desaparecieron. / Huyeron en los caballos pretéritos / … / A nosotros nos corresponde pensar” (de “Por completo”) o los poemas “Respuesta invernal”, “La lamentación de Bobinger”, “Trece años”, “Fiesta estival”, o los definitivos, dedicados a su hermano y a su abuela, “Florestan” y “A mi abuela” (que había sido deportada y asesinada en un campo de concentración nazi, junto a otros amigos y familiares), configuran un ejemplo claro de esa poesía inconformista y comprometida que ha venido practicando Ilse a lo largo de su vida.
          
Desde un posicionamiento que apuesta por la renovación del lenguaje poético, Aichinger sigue sus propias leyes que romperán con las tradiciones lingüísticas y los convencionalismos. Su poesía es una subversión que se afianza con su tonalidad apodíctica y se apoya en paradojas, en el versolibrismo, en recursos fonosimbólicos, en neologismos y en la rebelión como armas frente a lo establecido, en un intento de superar lo incomprensible, para deshacer y desintegrar una realidad que, por imperfecta, se le hace inadmisible.
          
Consejo gratuito es una excelente oportunidad para conocer a una de las más grandes autoras de la literatura austriaca y a un texto considerado como “uno de los poemarios más importantes de la literatura en lengua alemana de la posguerra”, en palabras de la profesora Gómez Pato.


Conselho temporário

Primeiro,
você precisa crer
que chega o dia
quando sobe o sol.
Caso você porém não creia,
diga sim.
Segundo,
você precisa crer
e com todas as suas forças
que chega a noite
quando sobe a lua.
Caso você porém não creia,
diga sim
ou anua passivo com a cabeça,
também aceitam isso.

(tradução de Ricardo Domeneck)


Zeitlicher Rat

Zum ersten
mußt du glauben,
daß es Tag wird,
wenn die Sonne steigt.
Wenn du es aber nicht glaubst,
sage ja.
Zum zweiten
mußt du glauben
und mit allen deinen Kräften,
daß es Nacht wird,
wenn der Mond aufgeht.
Wenn du es aber nicht glaubst,
sage ja
oder nicke willfährig mit dem Kopf,
das nehmen sie auch.


.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada