lunes, 15 de octubre de 2012

DANIEL QUIRÓS-CRUZ (8058)





DANIEL QUIRÓS-CRUZ
Daniel Quirós-Cruz (1982) es de origen costarricense y nicaragüense; oriundo de Carrillo, Guanacaste. Sociólogo por la Universidad de Costa Rica. Ha vivido y viajado por distintos países latinoamericanos como Nicaragua, Honduras, Brasil, México, Costa Rica, El Salvador y actualmente radica en Buenos Aires, Argentina, donde se forma en cinematografía. Es diseñador gráfico autodidacta y entusiasta de la fotografía. Escribe poesía y su obra permanece inédita. Parte de la misma puede accederse en su sitio virtual: zenitonirico.blogspot.com.





CARIBE

uman di nuo se im wuán ko

no hay nadie
posterior a los párpados,
aunque las rodillas agrietadas
hayan colmado los fluidos
en las galerías de los cangrejos
y descuajado la epidermis
adherida a los corales.

la tupida floresta
prolongada en montañas,
soportará su espalda.

ahora 
no es más que un caparazón
efímero:
¡pronto mudará de piel!

las palmeras sucumben
una tras otra en dominó febril,
incineradas ante el temporal.
pero no hay abordaje alguno
cuando las playas fósiles
impiden alcanzar
la tibia mar.







USCHI SOBRE LAS ESPIGAS

0

precoz promiscua
de los libros
del Estocolmo campirano.

ella quería ser políglota y evitar
las impurezas
propias de la traducción.

“la esencia”
como Marx, como Freud.

siete años apenas,
no contaba con más.
ya repararía el mundo
en ella
y le dispondría otros planes.


1

wiegehts,
vollbusige Walküre!!!

el némesis ha muerto,
musa vintage.
saca brios del escote
y dale una digna culminación
a la obra.

cúspides nórdicas
del sexploitation,
obra y gracia meyeriana.


2

abundancia
pulpa y pompa.
los graneros retumbaron,
dos veces,
en adulterio austriaco.

¡bienaventurado sea Russ!

¿como olvidarte ahora
al contemplar el trigal?

habrá que procurar,
sobre las cosechas,
las marcas de las palmas de tus manos;
de tus rodillas;
de los dedos de tus pies.

de tus pezones, acaso.

las saladas espigas
serán reliquias
salvaguardadas por tus fieles.


3

como aflige,
“Super Soul” frondosa,
que tus vidas
no fueron más que segundos
de ficción-
realidad
en la apetencia de los baby boomers:

Martin Bormann murió
(lo comprobó la genética)
allá temprano, en mayo
del 45.







LA MAR DULCE

Por aquí transitó
Morgan,
ávido de riquezas,
cumpliendo con
su adquirida
patente de corso.

Tiempo después,
Mark Twain,
rumbo a tierras
de su patria,
donde el oro
era epidemia.

Cortázar,
llegó navegando
por el río del país vecino.
Se dirigió con destino
a las islas
donde el poeta trapense
le aguardaba.

Esta vez
era solo yo
siguiendo antiguas vías.

Miré hacia el sureste,
al pueblito
arropando la colina,
y a su fortaleza
coronándola.
Sus faldas,
bañadas
por el Desaguadero.

Se alejaban.

Las gaviotas,
en parvada,
seguían la estela
trazada por el navío.

Me adentraba en
la Mar Dulce
con destino hacia donde
alguna vez
se escribió:
"Here was Granada".
de algún dios?







LEMBRANÇASATLÂNTICAS

é impossível esquecer
aquela viagem de volta.
a senhora do ônibus
que insistia
que eu escutasse
as músicas velhas de rock
do seu walkman.

nossa!

eu sorria e mirava
a Daniela.
sabia que nunca mais
teríamos oportunidade
de irmos juntos à praia.
de jeito nenhum,
nem em uma
que tivesse as águas tão frias
quanto essa.

lembrei-me
do pier no laguinho;
dos telefones públicos
em forma de abelha
e do pequeno carnaval do povo
onde todos os homens
vestiam-se como mulheres.

porquinho...
porquinho bonito!
porquinho gato!

quis provar de novo
os x-burgers
e os crepes,
de coração de frango ou strogonoff:
o sabor dos últimos beijos
duma época
iniludível pra mim.

ainda preservo nos olhos
umpôr-de-sol laranja
cheio de nuvens alongadas
na distância.
sob as brancas dunas
que ficamao lado da estrada
a balneário Pinhal.








SELENE

Te me antojas
un animal en el páramo
que se mueve sigilosamente
merodeando
con mirada directa,
desafiante
aprestado a hurgar en mi rostro,
se acerca
exhalando curiosidad.

Recuerdo que los canes
no sudan
ni siquiera los más salvajes
mas brilla tenue el pelaje
atravesado
como cristales,
por una Selene plena.

No le esclarece del todo
el baño lunar:
se difumina entre refulgencias
y sombras toscas
transfigurándose
en otro cuerpo también desnudo
pero de otra índole,
más salvaje

un cuerpo de mujer

blanca, muy blanca
como la misma luna
que la hizo mutar.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada