domingo, 16 de septiembre de 2012

7848.- LUIS BADILLA CASTILLO


LUIS BADILLA CASTILLO.  (CHILE)
Luis Badilla fue profesor normalista, estudió en la Escuela Naval de Viña, había nacido el 16 de marzo de 1946 y falleció en el año 2009. 
Luis Badilla, hermano del también poeta Sergio Badilla Castillo, dejó unos imborrables poemas de auténtico corte bukowskiano. 



de EPISTOLA A LOS ROMANOS



DELIRIUM TREMENS

Una rata enorme me roía las entrañas,
una serpiente acercaba su babosa trompa a mis manos,
un caracol se deslizaba pegajoso en mis pelos grasientos
una cucaracha me chupaba la saliva y se incrustaba
en la humedad de mi garganta
Había también dos enanos lagartos en esta sucia pieza
y una mujer verdosa llena de llagas:
La madre Teresa de Calcuta
me echaba agua en la frente leprosa.
Un desconocido se espantó como macho cabrío y vomitamos juntos,
me quedaron sólo cuatro tripas anudadas y un olor a vinagre.
La casa está aún con sus muelas cariadas,
huele porque tiene que oler a algo
huele a Santa Mierda,
huele también ahora el cuerpo de Emilio podrido
sepultado dos metros bajo mierda tierra
él con sus gusanos a cuestas
y yo me quedo con sus alimañas, sus bestias
con sus enanos verdes
y Sor Teresa de Calcuta
en el tremendo delirio que hay en mi casa.





CREO EN CUANTO HAY EN LA VIÑA DEL SEÑOR

Santa Rita me salva todos los días de una muerte segura
Santa Emiliana le da un gusto a mi paladar en pelotas
Santa Mónica me despoja del hígado como barata puta
y Santa Carolina trapea su oscuro poto con mi lengua traposa.
Santa Cecilia me carraspea en los genitales
Santa Isabel se me sube pilucha por el guarguero negro
Santa Ema me provoca calentura
Santa Inés me pone al revés la guata
Santa Helena le pongo la hache en mi alcoba
y a Santa Digna la chupeteo hasta la última gota.





EPÍSTOLA A LOS ROMANOS

Romanos
Cuidado con los bolseros que bolsean a un bolsero
con los que se hacen los dormidos al pagar la cuenta,
con aquellos que vomitan en la mesa de los invitados,
con los que tienen permanentemente una mala cura.
Hoy acaban de subir el precio del vino en el Roma.

Romanos
Cuidado con los que se creen generales después de una botella
Con los que se apropian de mis cínicas proezas
Con los que se caen debajo de la mesa
Con los que dejan que se les enreden sus trenzas en tus trenzas.
Hoy acaban de subir el precio del vino en el Roma.

Romanos
Cuidado con los que quieren provocar tu borrachera
Con los que te embolan la perdiz con sus historias
Con los pródigos que te sacan en cara sus elogios
Con los que te sacan el cuero cuando meas.
Hoy acaban de subir el precio del vino en el Roma.




de EL MUNDO QUE CONOZCO



MESALINA MI AMOR CANDENTE

Mesalina me persigue en la noches de invierno
justo cuando con el warisnaki me pongo aletargado
viene con beibidol pa que le ponga el cuerno
y después hago lo posible para quedarme sosegado

Eso sí que nunca le dejo que se quede en mi cama
porque sé que Claudio, el tatarita, es muy celoso
no quiero que me maten así no más como una rana
sino que quiero seguir gozando igual que romano gozoso

La emperatriz huele en su cuello a leche de cabra soltera
sus limones tienen el aroma a aceite de remolacha
su espalda me fascina por el gusto agrio de licor de pera
y su ñufla está impregnada de mar con gusto a macha.

Mesalina es impetuosa, vivaracha, coqueta y caliente
tiritona, perversa, exigente y propasada 
me hace sentir viejo cuando me extingo y no lo siente
entonces lo soba, lo remienda y se nota realizada.

Anoche me quedé dormido después del primer asalto
Me desperté a eso de las tres de la madrugada
cual sería mi sorpresa que me pegué un tremendo salto 
al verla con un gato entre la piernas que la langueteaba.




IDENTIDAD PERVERSA

Soy normalista, cocinero, guardián de cementerio
cargador de la vega, vigilante y barrendero
Soy mago, tarotista, iriólogo y hacedor de saumerio
y en la propiedad de los chirimbolos soy un humilde pordiosero.

Soy curado, acabronado, loco, desquiciado,
Flojo perpetuo, ridículo, jilorio y perverso
Soy cariñoso, picado de la araña, califa y enamorado
y en el total de la oferta y la demanda no valgo un peso.

Soy un santo, apóstol, patriarca y confesor.
Ángel, serafín, arcángel, ser alado, mamarracho,
Soy fantasma, aparecido, duende, censor,
y en realidad de la estratosfera, vivo todo el día borracho.

Soy católico, ortodoxo pentecostal y luterano,
evangélico, baustista , mormón y testigo de Jehová
Soy metodista, cuáquero, moon y anglicano
y la verdad de las cosas es que no soy ninguna huevá



UN GRINGO RUBIO

Un gringo rubio. Un bar en Playa Ancha. 
Un yanqui rubicundo en
un gran bar en el puerto de Valparaíso.
mi fondeadero, nuestro muelle
¿Está permitido, amigos míos que en un
planeta tan sobre poblado como éste
prevalezca un gringo 
rubio en un
gran bar del puerto?
Un gringo paliducho que ni siquiera es generoso
ni ilustre ni veterano de un naufragio
ni imberbe ni culto ni sádico.
Un gringo rubio normal y gringo
y ordinario en un
bar de mala muerte.
Un gringo que habla español champurreado.
Un bar lleno de borrachos.
En este planeta un gringo
rubio en un bar de Playa Ancha
en el puerto de Valparaíso es objeto de
asombro y de antipatía.






de LA HERENCIA DEL MUERTO


CATAPLÚN

Cataplún hizo el andamio y se cayó al suelo..
La gallá está reventada, no quiere más guerra, está hasta
el gaznate con la mierda hirviendo 
Nadie se traga los cantos de sirena de los "padres de la patria",
de los chupavergas del señorío o de los gobernantes
de los amos absolutos de esta república bananera
Ninguno ya cree que este sea un país decente
sino una gran casa de putas con muchos cabrones
y coleteros.
Aquí no hay más aguante con tanto cahuineo 
con tantos jaguares perfumados,
ladrones, pintamonos y pichicateros
los indigentes comen directamente de los basureros
mientras se levantan grandes rutas para los coimeros
y los ricos aumentan sus fortunas a costa del desempleo
Cataplún hizo el andamio y se cayó al suelo.
la gallá está cabreada de ofrecimientos fuleros
del feísmo diario de sus vidas y de sus callampas
¿Quién crestas se preocupa de los viejos?
A quienes les importa los cabros pastabaseros
los tirados a la calle, los mendigos, los enfermos,
la promiscuidad de los conventillos,
la miseria de los pescadores, las madres abandonas, los cartoneros.
Aquí se acaba la paciencia de años de tanta congoja 
de que nos suenen las tripas con el caldo de tetera
cuando hay un escaso rebaño que le gusta la del burro
y jueguen con nosotros como si fuésemos trofeos 
Cataplún hizo el andamio y se cayó al suelo..



LLUEVE EN EL PUERTO

Está noche de invierno nos caga la onda a los callejeros 
llueve como nunca y corre un viento helado del oceáno 
no hay nada que hacer y la casucha se llena de goteras 
las calaminas están viejas y desdentadas como yo. 
El gato Yul se pasea impaciente porque no hay ratones
sólo sus pulgas se confortan con sus escuálido esqueleto
El agua rueda de las canaletas a la calle de barro
se inundan las mediaguas y se enferman los chiquillos 
Mi mamá ruega a Santa Teresa para que amaine el temporal 
"que no se vuelen las latas del techo"
Y no se puede dormir de puro miedo.
Está tinieblas de mierda nos friegan a los ambulantes
nos deja aislados, acogotados de lodo 
en las antiguas jaulas de adobe.
Voy a ver si escribo unas letras a la orilla del brasero
pero, no veo nada con estos ojos casi ciegos.
El gato está inquieto como yo y mi madre
Probablemente llueva dos días y tres noches
y entonces estaremos locos y con el agua al cuello
en este embalaje que algún día compró mi padre.





Inéditos:


PERSECUCIÓN

Los hechiceros me persiguen en la madrugada,
entonando sus maldiciones 
con sus mastines y navajas de huesos.
El más corpulento tiene una espada de vértebras de lagarto
el más pequeño lleva un diente de narval
disimulado en un morral de cuero.
Las piruetas que hago en esta majadera huida
no me sirven de nada
tampoco las medallas, ni mis amuletos
Suspiro entonces no se si de cansancio o de miedo 
mientras me escurro como un insecto entre las escaleras
de este sucio puerto.
Aquí bajo el farol de mi casa 
un adefesio gordo toca un corno a reventar sus pulmones 
para marcar con meados donde me encierro
Se me enfría la sangre y se paraliza el esqueleto
Los hechiceros no cejan
conocen mi tranco y la torpeza de mis movimientos 
No valen ni los zapateos ni los fandangos
en esta estúpida escapada
Aquí estoy pues señores, dispuesto a todo.



PAJARERIAS

Saben por qué no quiero a las pájaras 
porque tienen las plumas muy coloridas 
porque son como felinas cuando entierran sus garras
y rugen como tigres en la madrugada
Yo quise a una de esas avecillas
y el amor se fue con las olas en el acantilado
fue vulgar su pasión
indefinida en su tacto contra mis costillas
una luna menguante en mi oscura noche.
Cierro los ojos cansados a estas horas de la vida
y las imágenes siguen siendo burdas
una fotografía borrosa de bajo el sol de primavera
Creen que soy mezquino todavía
No, sólo un hombre con sus pantalones raídos
el pelo ceniciento hasta las orejas
y la cola larga entre las piernas.



HECHICEROS

Los desagradables me importunan a toda hora,
eructan sobre mi maldita apariencia
con sus tufos de alcohol barato e infernales viandas
Las puertas del cielo se que las tengo cerradas
(me lo confió una gitana)
para qué las quiero si no me significan ninguna dispensa
volver a ser el mismo canino con el rabo asoleado
Me lamento entonces por tener lo que no tengo
todo esto es un problema cerebral
y dicen que tengo poco seso
mientras me caigo por no mirar las escaleras
Los amargos me disgustan en todo momento,
expelen sus malos olores en mi nariz de aborigen
sus pestilencias de borracheras viejas, sus dañinos guisados
Se me desalienta el alma y se interrumpe el ritmo cardíaco
Aquí estoy pues miserables pillos
preparado para la guerra


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada