lunes, 10 de septiembre de 2012

7776.- JAVIER PICCOLO


JAVIER PICCOLO
Provincia de Mendoza, ARGENTINA. Por puro capricho, se le dio por nacer en 1984 en Febrero. Y por joder nomás, se le ocurrió venir al mundo el día 29, como para festejar con ñoquis pero cada 4 años.

En 2009 ganó el primer premio en el concurso Vendimia de Poesía con su libro "De barro y ceniza". Durante 2011 presentó el espectáculo Literatura de Toilette. Además de poeta, también es editor de la revista "Palabra". En radio puede también escucharse a Piccolo haciendo de las suyas.




Media autocrítica

clase media
estancada a mitad
de deseo
entre la nada
y el de nada

clase medio
sin fin específico
justificando siempre
la causa propia
en el dolor ajeno

clase media
siempre va a medias
agarrando su mitad primero

clase medida
con sueños medidos
por despertadores
vidas medidas
por jornadas laborales
amores medidos
por turnos de telos
gastos medidos
por oficiales bancarios

clase media
inventa epimedias
como la depresión
o el estrés

clase miedo
insegura por naturaleza
corre primero

ante las balas de arriba
se agacha primero
si las balas siguen
para los de abajo
y no duda
en pedir bala
cuando le duele el bolsillo

clase media
cree que escribe
y solo lee la mitad en blanco
de sus medias tintas

clase mierda
con la panza tan llena
de productos light
y la boca tan light
de ideas digeridas
pensando igualmente
en calorías
o filosofías
pronunciando igualmente
la palabra
márketing
o revolución

clase media
entre la espada y la pared
hasta que tome la espada
y derribe la pared
o viceversa
que con esta clase
nunca nos sabemos





Sobre qué regalar a los niños

a cada niño
cuando nace
se le debería regalar un mundo

no gasten
en sonajeros que aturden
en móviles paralíticos
en muñecos castrados

a cada niño
cuando nace
se le debería regalar un mundo

no piensen
en algo útil
como pañales
o biberones
fáciles placebos
no regalen ficciones

porque
a cada niño
cuando nace
se le debería regalar un mundo

no es necesario que sea nuevo
ni con muchos colores
un mundo
cualquiera
debería bastar

un mundo blando
por ejemplo
para que chupe
como pan duro

un mundo usado
chato
o redondo

y hasta gastado
también sirve
para que juegue

un mundo limpio

a cada niño
cuando nace
se le debería regalar un mundo

un mundo con otros niños
que cuando nazcan
se regalen mundos
y caricias
entre ellos

un mundo como una utopía
por si quieren
hacer la revolución
o jugar a la mancha

un mundo mudo
para que le inventen
cada sonido

a cada niño
cuando nace
se le debería regalar un mundo

pero ese mundo
nunca debería ser
colgado de un hilito
sobre la cuna o la cabeza
dejándolo
tan inmóvil
tan lejos
tan divertido
e inalcanzable





Actitud de una rueda

Rueda se desprende de Auto, quizás porque no agradó la última orden que recibió. Entonces, floja y desobediente, se escapa aprovechando la bajada. Rueda podría ir por la subida, a fin de cuentas eso de la gravedad es puro cuento. Rueda no camina, porque no quiere y no volverá a hacerlo (porque en este caso no podrá). Está un poco triste y quiere llorar, pero sabe que las ruedas no lloran, ruedan. Justo a ella tenía que pasarle.

Rueda va a parar a veinte metros de Auto. Distraída como es, se da contra una pared y cae redonda (por supuesto). Mira a Auto, que ahora abraza a Árbol y no está para nada celosa. Caída, triste, sin mucho rodaje, duerme. Y sueña. 

Sueña que está atornillada a Auto, quien carga con la responsabilidad de llevar a Él y Ella. En el sueño, Ella también duerme y sueña con una rueda que se separa de un auto, después de discutir como un matrimonio agotado.

Cuando Ella despierta ve a Él, que no podrá caminar y rueda para salir, pero a Ella le duele todo y llora una lágrima que no rueda, porque las lágrimas no ruedan, lloran.







Lo que escribo

De mi mente a mi mano se pierde medio texto
De mi lapicera al papel se pierde la otra mitad
Del papel a su mano se construye medio texto
De su ojo a su mente se construye la otra mitad
Mis textos entonces son cuatro
El que pienso y mi mano no escribe
El que mi mano no piensa y escribe
El que usted agarra y ve
El que usted ve y piensa
Pero el texto que pensé
Es el mejor de los cuatro
Por eso no se puede escribir







Clase de derecho

     las paredes que te cubren
        son un bien inmueble
  la mujer que amás en tu cama
               es tu cónyuge
la cama donde amás a tu mujer
            es un bien mueble
  el perro que lame tus heridas
           es un semoviente

       y el agujero de tu pecho
 es la fuente de todas tus leyes






El gran jugador 
aprendió todas las reglas
aprendió a tirar los dados
y que siempre saliera el seis
aprendió a evitar
cada trampa del juego
aprendió a estar
siempre un paso adelantado
a sus contrincantes
aprendió todas las estrategias
las posibles y las no tanto
aprendió a cuidar
cada posición
aprendió a ganar
cada vez que le tocaba su turno
y sin embargo
recién ahora
se pregunta
por qué nunca
avanzó
un solo casillero






Para pelar a una mujer
qué bueno sería
desnudar a una mujer
pero no digo
tenerla sin ropa
justo como está ella
acá mismo
sino que digo
que sería genial
tener un pelapapas
o algo por el estilo
y aprovechar que ella
está acá
desnuda
y pasarle el pelapapas
sacándole las cáscaras
de a poquito
tal vez
si tuviera la paciencia necesaria
llegaría un punto
en que no quedarían cáscaras
me encontraría con que ella
descascarada
desvestida de ausencias
desnuda por fin
es sólo un puntito
bien chiquito
y lo mejor de todo
sería
si alguna vez pudiera llegar a este punto
si supiera cómo pelarla
a ella acá al lado
digo
lo mejor de todo
sería
mirar fijo al puntito
y encandilarme
digo
si pudiera hacerlo
y si tuviera un poco de suerte.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada