lunes, 18 de junio de 2012

7059.- DANIÉLE TROTTIER


Danièle Trottier. Canadá. Originaria de Quebec, llegó a Costa Rica en 1972. Se graduó en Filología Española en la Universidad de Costa Rica. Ha trabajado como filóloga, periodista, crítica de cine, profesora de idiomas y como editora de revistas y libros. Ha vivido más de 20 años en Centroamérica ─ en Costa Rica y Nicaragua. Actualmente reside en Quebec, donde trabaja como traductora.

Sus publicaciones: • De todas las selvas. Novela. EUCR, 2006, San José, Costa Rica. • Écrire en pagaille. Poemas. Éditions PREFI, 2005, Longueuil, Québec. • Juego textual y profanación. EUCR, 1994, San José, Costa Rica. • L’Indien, instance discursive. Actes du colloque de Montréal 1991. Col. L’Univers des discours. Co-editora con el Dr. Antonio Gómez-Moriana, 1993, Éd. Balzac, Montreal. • Jeu textuel et profanation (Études sociocritique d’un texte latino-américain). Col. L’Univers des discours, 1987, les Éditions du Préambule, Longueuil, Québec
 



La mujer de Georgino

Inacabable es serpentino camino
amasado de barro, troncos y curvas
subidas y bajadas
rumbos al Norte
frontera con Honduras
ahí donde las comarcas con nombres de santos
parecen santiguar la pobreza

Implacable ese calor de parturienta
bajo ese sol desquiciante
que todo lo quema
lo desdibuja  lo disuelve

Agobiante esa sed de desierto
rodando por la vegetación recia
arisca y polvorienta
cuando no sombreada
con su verde mojado
de anchas hojas dentelladas

Caótica esa ruta
con su encaje de despeñaderos
y desfiladeros
y maldita esa donación
de Alemania del Este
con sus cuatro ruedas motrices
y un motor en perpetuo asombro

Apachurrados esos cuerpos
acrimoniosas esas axilas
que esbozan en la tela
sus concéntricas acuarelas
sudor en la frente
para amasar el pan de nuestro día
aguas en cada porosa parcela
de nuestro exhausto templo

Repentina esa llegada al rancho
de la mujer de Georgino Andrade
casita de cansados tablones, fogón y pila
el perro del lugar
y la mujer de Georgino Andrade
de pie  mirándonos
levemente ladeada como la gente del campo
eso creemos

Hermosa cruzada
la de Georgino Andrade
que de campesino pobre se hizo alfabetizador rico
y con la delirante riqueza de su vocación
se volvió organizador
de su comarca y de su gente

Cruento sino
el de Georgino Andrade
primer caído de la Cruzada
que fue matado por la Contra
con saña y picahielo

Insostenible ese picahielo alzado
esa camisa de horrendos paisajes
que esbozan en la tela
sus concéntricas acuarelas
de opaca sangre

Inaguantable ese sol asesino
ese altar  esos gestos
ese cuerpo destrozado
ese amoroso despojo
esa mujer
ese dolor  esa pena  ese grito
callado
encerrado entre tantas fibras
de corazón







Íntimo desastre

Qué esconde
dentro de su chaqueta
de fiero potrillo

la sangre bebe
y se exhibe
alrededor de la herida

la floja tela del pantalón
el cinturón de hebilla ancha
el pelo demasiado corto
la vena salida

la sangre se derrama
y canturrea
en la alfombra

qué inabarcable
dolor
se oculta
en su terca frente
de joven agrietado

enamorado roto
frágil como la escarcha del alba
conmovedor hielito de primavera
que llora sobre nuestras cabezas
su corazón hecho trizas

hombrecito  pajarillo
fracturado  mal armado
golpeado cojo adolorido

la sangre se va secando
y se seca
alrededor nuestro

el rifle que disparó
el gatillo colgando
el íntimo desastre
de aniquilarse
a los catorce







Si hay raíz en esta vida

Si hay raíz en esta vida
la he tragado hace años
por descuido

he tropezado con ella
no me he detenido

la he atisbado
entre dos espasmos de amor
la he perdido
en el fondo del barril

la he reconocido
en mis hijos
la he llorado
en mi desierto

la he implorado de existir
suplicado de acercarse
la he golpeado con todas mis fuerzas
y he empezado a gritar







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada