martes, 17 de abril de 2012

6518.- AMANDA TOMALINO


AMANDA TOMALINO nació en San Marcos Sierras, provincia de Córdoba, donde reside. En poesía ha publicado varias plaquetas y los libros: De sortilegios y pasiones (1998,1999), Calendario de flecha (2001), Los ojos del lobo (2005) el Cuaderno Squeo Nº 7 (2006) y Equinoccial (2007). Fragmentos de su obra poética aparecen regularmente en libros compartidos y antologías.




AGÓGICA

Caer por el borde
por los desagües
caer
hasta el cimiento.
Rebotar en el asombro
y pasar al filo
de la puerta.
Aquella
olorosa madera
(que se resiste)
deshilachada
y quieta
este paisaje
de máscaras
y escombros





DESIERTO

Caravana
de sombras
estos muros
gastados de vivir.
Humildes
puñados de polvo
después de la tormenta.
Mientras el río
se golpea la boca
y lame su huella,
su triste raíz
de arena.




RAÍZ

Ser de aquí,
ser la misma corriente.
Nacer en el remolino
de este río serrano,
mirar lo que queda.
Saber si es
necesario,
el regreso.




IMAGEN

Balcones
anclados al vacío.
Balcones
sin otro gesto
que estas gotas caprichosas,
y la sombra
de una mujer,
como un barco,
bajo la lluvia.





NEVADA

Fervorosamente
empezó a nevar.
Mayo es un duelo
de lobos
sobre el opaco puente
de la madrugada.

Acaso...
el último delirio
del infierno.





EQUINOCCIAL



Donde quiera
que vaya,
estoy volviendo.

Y un día cualquiera
regresaré
por tu mirada.

Aún necesito
este corazón equivocado
que camina
como el miedo,
de frente.




FRAGMENTO

Tengo miedo.
Si abro
los ojos
temo continuarme.




DESTINO

De ahí
el límite extremo,
el gesto
con que hago girar
el mundo.




TATUAJES

Siempre el sur
trae estas cosas,
un país
llamado agosto.




SOBRE SÍ

Vivo el frío
de la noche.
Esa rama desnuda
es mi alma.




PERSPECTIVA

Cada hombre
es un verano,
un fragmento libre
en la tierra
vacía.

Vuela
un pequeño insecto
y ocupa
el mundo.




ARGOS

Pienso en aquel dios
de finísima estructura.
En el silencio.
En ese gran azul
ciego y sonriente,
en las épicas lluvias
de octubre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada