lunes, 20 de junio de 2016

KERANA ANGELOVA [18.888]


KERANA ANGELOVA

Nació en Brodilovo, Bulgaria - un pequeño pueblo en la montaña mística Strandga. Durante más de treinta años ha vivido y trabajado en Burgas - una ciudad costera en el Mar Negro.
KERANA ANGELOVA  es autora de 14 libros – novelas, ensayos, fragmentos y colecciones de poesía. Su novela más famosa,¨ Elada Piño y el tiempo, tiene 5 galardones nacionales, incluso  el galardόn especial que se entrega al autor del libro mejor en prosa de la Sociedad de los escritores búlgaros. Una adaptaciόn teatral de la novela se presenta ya 7 años sobre las escenas del teatro búlgaro en Hungría y del teatro ¨Lágrima y risa¨. Conjunto teatral hay una gira exitosa en Alemania, Polonia, Úngria, Macedonia, etc.
Los poemarios de Kerana Angelova también son nominados y otorgados de diferentes premios nacionales

Kerana has published nine books with poetry and prose:

“Summer,” poetry, 1982
“Subterranean river, ” poetry, 1988
“Zana. Papazene,” two novellas, 1998
“More defenseless dandelions,” poetry, 2000
“Elada Pignio and the time,” novel, 2003
“Katokala, the name of the butterfly,” poetry, 2006
“Internal room,” novel, 2006
“Times,” poetry (coauthor with Roza Boyanova and Kalina Telianova), 2007
“Visions,” poetry, 2008


FUGA 

la mujer entró en el desierto del sueño
convirtiéndose en nómade de la tribu rualo
con su piel ardiente y tobillos secos de cabra
y destino con ojos de sueño de bronce
en uno de ellos se había escondido la salvación
debe recorrer este lugar desértico
debe llegar hasta él
en sus brazos masculinos resistentes tener el refugio de la salvación
pero la tempestad del desierto apareció
y amontonó los secretos de la mujer en las arenas rojas
la sal del viento agudo erosionó sus heridas abiertas
saliendo arrastrándose serpientes con piel de hielo
con ojos parecidos a túneles antiguos
interrumpiendo en ellos la madurez de los solitarios
con improvisos pasos conocidos empezaron a verse claro
por la arena quedaron aquellos rastros crueles de los que había partido para salvarse



PINTURA 

la mujer camina frente a la puesta
arrastra un chal transparente tras su espala
los flecos forman huellas serpentinas por el polvo del camino
alrededor solo está el disco puro del sol
la ceniza bajo sus sandalias
y el silencio que resuena como un mosquito frágil 
sigue su marcha mesuradamente 
como si estuviera tieso el chal negro serpentea
y prolonga las líneas tiernas tras su espalda
el mosquito resuena ensordecedoramente 
ella levanta las manos repentinamente y aprieta con sus palmas sus orejas
y se queda así en medio del camino
tendiendo su cuello el cormorán dentro de las cañas al lado del río a veces repite su gesto




EL ANCIANO EN LA ORILLA

el anciano en la orilla
viejo como los siglos eternos 
con sus ojos llenos de cristales de sal
y dos abismos en sus entrañas
a veces no está vivo ni muerto
es lo mismo estar vivo y muerto en el mismo instante
se queda en la orilla inmóvil 
fragmentos de conchas de perla titilan en sus sandalia de goma
hormigas azules caminan por sus pies
una araña teje una red arrugada
y la baja sobre su cabeza
piensa que ella es el tiempo verdadero
que la araña es la cazadora de los tiempos
qué sabe ella del hombre
tanto como los hombres saben de Dios
no siquiera menos le queda al anciano
sus ojos como dos abismos
sobre el primero se lanza una ballena de blancura nívea
y en el otro una nave transoceánica 
hundiéndose desapareciendo sin dejar huella en las tranquilas Bermuda
sobre su mirada inmóvil



LAS PALABRAS LINDAS 

Le dijo a ella:
 “Cuando te vi por primera vez
el mundo se puso al revés 
las mujeres se alejaron caminando de espaldas
los hombres se arrodillaron delante de ti por última vez
y el sol veraneante de mi amor adoro tu mirada de ensueño
despertándote princesa de un sueño centenario
le dijo cosas más cosas lindas y su tristeza creció 
las palabras hermosas arruinan dulcemente sin dejar esperanza
cambian los lugares del pasado y del futuro
cuentan relatos con final desconocido
la luz deslumbra los ojos provocando protuberancia detrás de la retina
cuando las palabras hermosas son verdaderas
y parecen una mentira 
cuando la mentira parece verdad
sin importar lo que parecen las palabras hermosas duelen

                          Traducciόn: Violeta Bόncheva





Bylgarska roza

In the backpack she arranges
a book with poems by Debelianov
between its pages
a dry orange sun
from a marigold
a broken photograph from childhood
in sepia tone
instead of a face a circle of light
halo of untidy thin hair
like a bundle of bindweed

folds a yellowed obituary
mom is the sky really
that very far

finally slowly
slowly finally
slowly drops the curtains
ties the shoelaces

in a knot

slings the backpack
and goes
bearing on her back
her small silent homeland

Translated from Bulgarian by Katerina Stoykova-Klemer


.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada