jueves, 14 de abril de 2016

LAURA A. LÓPEZ (LAURAL) [18.452]


Laura A. López (Laural)

Poeta, artista plástica, comunicadora publicitaria y gestora cultural. (Buenos Aires, 1979).

Trabajo en E-volution como Directora de Cuentas y Planning.

Publiqué Marea ocular del deseo (2001, Ed Tu Llave), Para saltar sobre el abismo del mundo (2010, Zorra Poesía), Parte de un mismo cuerpo (2011, El ojo del mármol), Maremoto en la cuchara de madera y Novela (2012, Kiosco de Poesía).

Ilustré los libros O inicio do assoprado, de Rodrigo Domingos, y El tiempo y las cosas, de Amira Juri.

Participé en Ilusorias,en Reinvención & Vidi Vini Vici y en Apología II Soy colaboradora del Festival Internacional de Poesía y Grupo Babel.

Exploré el cruce de lenguajes en Sonoridades Poéticas, y desarrollé distintos sucesos en la galería Lista Ya.

Mi obra es parte de Artistas por el Mundo.



LAS RAZONES EQUIVOCADAS

Perfeccionamos 
la palabra el silencio el abrazo
Numeramos y enumeramos
este es el derecho este es el revés del enunciado

Estudiamos analizamos clasificamos
para el bien y por el bien de otros

Apostamos 

Llegamos a estar en el podio
pagamos y lo contamos

Nos quedan las fotos
para defendernos
con buenos recuerdos
del aliento de un sueño pasado

Salimos
al encuentro del mundo
de un alma

La comprensión absoluta
la rima desconcertada
de este viento canal
por el ciempiés de las vertebras

Arriba de los árboles
en las cumbres
sobre los templos
las bocas del mismo cielo
diafragma
del universo
contraído

Todo inútil
inservible y venerado
por las razones equivocadas

Acordate

Acá el azar
            juega otro juego

Aún con incoherencias /

Llegamos al punto
en que no tenemos que hablar

Es un alivio liberarse
de símbolos y conceptos
de esta arquitectura humana

(Nada más trágico que perder el tiempo con otros)   

Si hasta los mismos dioses
se enamoraban y libraban batallas

Nosotros aquí
empuñando el lenguaje
como un arma
propagando
consecuencias
del pensamiento 
entrenado 
en infravalorar
            placeres y movimiento

            Desde que nacimos  
            la vida es una fiesta
            y lo mismo ha de ser dejarla

¡Adiós antropomorfismo!
¡Adiós discurso del caparazón!
¡Adiós antropocentrismo!

Aprendimos a mirar a escuchar
con los brazos abiertos

Ya no amamos tímidamente

Dejamos atrás
dolores que no nos dejan
y asumimos ahora una creciente fluidez

Ya no vivimos y morimos por las razones equivocadas

Con cada interrogación destilarán
cazadoras opiniones diatribas
mientras las respuestas
van llegando
poco a poco
            por detrás





Pasajera

me subo a tiempo
destrabo la mandíbula
del colectivero
mezclo las calles que desarmo
en paralelos
choco las esquinas
big bang rojo amarillo verde
el primer minuto de silencio
¿de 90 o de 1 peso?
hasta dónde voy
adónde voy

empiezo de nuevo
respiro

ya puse la moneda

una máquina me da
a cambio, el boleto





La piel es suficiente abrigo

Soñé con tonos rojizos de siesta cajas de mudanza 
despedimos a la familia leías en voz alta 
por momentos te escuchaba es primavera y es verano me explicabas 
mientras nos movíamos por la casa hablabas y encendíamos cigarrillos 
la piel es suficiente abrigo el amor el calor el cielo nos desnudaban
dormimos con la puerta abierta los animales no entraban

A la tarde teníamos balcón las personas contentas conversaban 
asomadas al mismo octavo piso de mi adolescencia vimos 
que las algas flotaban era salvaje más tibia que otras veces el agua


Poemas contra la red

De las charlas
la colaboración
los brindis
las noches en la feria
los bares
los libros
y esas cosas que suceden
en cualquier festival


AL NIVEL DEL MAR

el poeta se pierde en la ciudad en el cuarto de hotel en el balcón céntrico que de día le trae el sol y de noche la roja efervescencia en cientos de guiños intermitentes
el poeta sabe beber sabe comer y quiere fumar
fumamos juntos /
el poeta no escucha cuando digo porque quiere decírmelo todo él como una ametralladora que descarga sus balas en una seguidilla de espanto
el poeta extraña a su mujer a su hija
extraña su casa al nivel del mar y no puede quedarse quieto en el tercer piso de la ciudad /
el poeta mira los libros que están sobre su cama toma el que eligió para unir por tierra Santiago con Buenos Aires y me lee en voz alta me lee sin oxígeno y sin mirarme
el poeta avanza con su tren de libertad bajo palabra /  
lo escucho ya un poco cansada y estiro el cuero de mi honda
el poeta sigue / se instala
ahora afirma
libertad es ficción
agrega vida y adversidad en el orgullo de citar y lo vieras redundando autores en la acústica del paladar
vieras como pierdo la paciencia con su itinerario y el cuarto me provoca arrancarlo trasladarlo de la dermis a la voluntad sintáctica de la piedra germinadora
suelto las tiras
perforo el concreto de su mente
"cuidado con las conclusiones"
así por fin la poesía se levanta

Para F. A. con cariño. 





DICHOS DESAFORTUNADOS

La poeta de Barranquilla está enojada 
francamente muy molesta /
se ennegrece al recordar 
una serie de dichos desafortunados
de los organizadores del festival
La observo a la distancia
se mueven sus labios sus ojos  
sus manos procuran acorralar el dolor de niña 
la insatisfacción adolescente el temor adulto y con todo eso 
hace un desprecio a la medida de su compañero más lejano / 
ninguna lengua que lo ampare  
En la noche ella escribe por correo a sus contactos 
"En este país hablan de mi tierra 
como de un frasco de conservas" 




(gratis)
el grito
de la
especie


Gratis del latín gratis, contracción de gratiis, forma de ablativo plural de
gratia ("gracia"), del protoitálico *gʷrati-, del protoindoeuropeo *gʷerhₓ- ("alabar").


EL GRITO


Un verdadero artista grita solo en el desierto
Raquel Jodorowsky



Qué mejor que hacer las paces conmigo misma
con los bandidos que me dicen groserías
con los libros que no leí
con los que perdí
los amantes que fueron malos

Escuchar atentamente
a los pájaros a la lluvia al trueno

¿A quién habría que creerle?
¿Y por qué?

Escuchar atentamente
al amanecer

La grúa inmensa
que es la mano

La cuerda que insiste: Sol

Tierra mojada
Asiento de porcentajes
Descuentos de neón

Tiene que haber un profeta
un gato profeta
que nos haga reír

Hierba hierba hierba
danza danza danza

en tu ojo de tormenta






Mientras pudo correr
no lo hizo
no quiso
y se dedicó a beber
de los arroyos
de los árboles
como un ciervo
huidizo
de elegancia salvaje

Cuando le tocó dormir
no pudo
no quiso
se olvidó a tiempo
abrió la noche
en mil reflejos quietos
y suspiró sin llanto






El guaraní es el idioma
de las aves y de las culebras
Aprender esta lengua
para sobrevolar el llanto
Aprender esta lengua
para hundirme
en la tierra
hasta la piedra del sol





Con algarabía
     -no miento
los versos
nos arrojan
la una sobre la otra
la una sobre la otra
en niebla de océano
en niebla de océano





Enhebradas la luz la paz y la tierra
dispuesto el tablero sobre el óvalo blanco

La aurora cae
y hemos formado un cuerpo
tejido ansioso
de una música nueva
sin heridas

Enhebrada la cruz en el vacío de la línea
La luz de la línea





Crash contra el cielo

Como aire tierra agua fuego
crash contra el cielo

Frente al hecho irremediable de la muerte
el misterioso silencio de la muerte
la vida se vuelve algo banal
necesariamente





Señalética de comisuras
y la tradición de primavera

abrirse abrirse abrirse

Secretos de linterna
para volver a robar besos
en las esquinas

Inundar las calles





Al sol las palabras brotan ligeras
con la luna se enamoran

                       perfumadas

El día las alimenta





Vuelvo a casa
un tanto bebida
despeinada
con jazmines

Vuelvo a casa un sábado
después de haber soñado con vos
de noche de día
de haber arrojado
a la tormenta
el lastre

(y todavía
hay estrellas en Av Callao)





En la arboleda verde fluo
anidan aves del paraíso

Las vecinas
desde la calle
soy yo-o
ahí vo-oy

Los chicos de Boca
asustan increpan provocan

Su canto no cesa
                no cesa






.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada