miércoles, 13 de abril de 2016

HEINRICH VON MORUNGEN [18.427]

Heinrich von Morungen (Codex Manesse, siglo XIV d.c.)


Heinrich von Morungen

Heinrich von Morungen († alrededor de 1220 en Leipzig) fue un conocido poeta, o trovador (‘’Minnesänger’’), alemán de la Baja Edad Media.

Al contrario que otros autores contemporáneos de su época, de su obra apenas pueden extraerse datos biográficos. Probablemente se trata de la misma persona que Hendricus de Morungen, documentada en Turingia. Éste perteneció a la baja nobleza y provenía seguramente del castillo de Morungen, junto a Sangerhausen.

Del total de su trabajo nos han llegado unas 35 obras con 115 estrofas, 104 de las cuales se encuentran en el llamado "Manuscrito C" o Codex Manesse.

Las melodías de sus baladas no han llegado hasta nosotros.

Estilo

Morungen es un autor muy gráfico que frecuentemente utiliza imágenes luminosas relacionadas con elementos brillantes como el oro, la luna, los espejos… que utiliza en comparación con la cantada amada.

Un tema esencial en su obra es la demonización del amor, tratándolo como una enfermedad, algo que daña, que tiene un poder mortal, aunque también lo trata desde el punto de la experiencia religiosa y mística.

En sus poemas hay una gran influencia de la poesía trovadoresca provenzal.

Literatura (selección)

Des Minnesangs Frühling
Heinrich von Morungen. Canciones

Películas

La calle de los trovadores (Strasse der Troubadoure, 2002). Película de Peter Pannke] sobre el posible viaje a la India de Heinrich von Morungen.




SEÑORA, PARA VIVIR

I

Señora, para vivir,
miradme al menos, querida.
Ya no puedo resistir,
estoy perdiendo la vida.
Mi alma está enferma, herida.
Señora, son causa de mi congoja
mis ojos, tu boca roja.


II

Mira mi dolor, señora,
antes que pierda la vida.
¿Por qué me dices ahora
esta palabra homicida?
¿Por qué siempre dices no?
No, no, no, no, no, no, no:
mi pecho se desgarró.
¿No podrías decir sí,
sí, sí, sí, sí, sí, sí, sí?
Mi pecho sufre por ti.




ME PASÓ COMO A UN NIÑITO

Me pasó como a un niñito
que, viéndose en un espejo,
toca su propio reflejo
hasta que al fin, con un grito,
lo ve romperse, perplejo.
Del gozo la pena es dejo.
Pensé ser feliz; hoy admito
que ver a mi amor, contrito,
me anima y hiere, y me alejo.

TRADUCCIÓN: Francisco Serrano • Poesía de los trovadores




Gedicht - Poesia: Heinrich von Morungen 

Posted by Ricardo Marcenaro 



¡Ay dolor! / ¿No habrá ya…?

¡Ay dolor!

¿No habrá ya de fulgurar
de la noche al través,
que la nieve blanca aún más,
su gentil cuerpo otra vez?
A mis ojos engañó.
Creí que era un fulgor
de luna en todo su albor.

Y amaneció.

¡Ay dolor!

¿No habrá ya él de pasar
la mañana aquí conmigo?
Si la noche ha de durar,
será ocioso el gemido:
“Ay no, ya amaneció,”
tal como él gimïó,
dejando el lecho él y yo.

Y amaneció.

¡Ay dolor!

Me besó una y otra vez
ella en el sueño a mí,
e innúmeras por su tez
caían lágrimas allí.
Pero yo la consolé:
llorar no la volví a ver,
y en sus brazos me abrigué.

Y amaneció.

¡Ay dolor!

¡Que se haya él perdido así
en cuanta ocasión me vio!
Al descubrirme a mí,
si mi brazo contempló
desnudo, asombro mayor
fue que luego esta visión
no sintiera con dolor.

Y amaneció.

http://byricardomarcenaroi.blogspot.com.es/2012/05/gedicht-heinrich-von-morungen-owe-sol.html


Owê, – / Sol aber…

Owê, –

Sol aber mir iemer mê
geliuhten dur die naht
noch wîzer danne ein snê
ir lîp vil wol geslaht?
Der trouc diu ougen mîn.
ich wânde, ez solde sîn
des liehten mânen schîn.

Dô tagte ez.

Owê, –

Sol aber er iemer mê
den morgen hie betagen?
als uns diu naht engê,
daz wir niht durfen klagen:
“Owê, nu ist ez tac,”
als er mit klage pflac,
dô er jungest bî mir lac.

Dô tagte ez.

Owê, –

Si kuste âne zal
in dem slâfe mich.
dô vielen hin ze tal
ir trehene nider sich.
Iedoch getrôste ich sie,
daz sî ir weinen lie
und mich al umbevie.

Dô tagte ez.

Owê, –

Daz er sô dicke sich
bî mir ersehen hât!
als er endahte mich,
sô wolt er sunder wât
Mîn arme schouwen blôz.
ez was ein wunder grôz,
daz in des nie verdrôz.

Dô tagte ez.









.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada