miércoles, 13 de abril de 2016

AGUSTINA BELTRAME [18.417]


AGUSTINA BELTRAME

Nació en abril de 1994, en Gualeguaychú, Entre Ríos, Argentina, donde reside. Desde el 2013, estudia el Profesorado en Teatro en la Facultad de Humanidades, Artes y Ciencias Sociales de la Universidad Autónoma de Entre Ríos. En el año 2015, se editaron poemas de su autoría para la Antología de poetas argentinos “Rutas, un recorrido por los diversos senderos poéticos del país” con selección y prólogo de Sergio Minore. Punto de encuentro Editorial. Además, ha colaborado en revistas locales como “Tinta y Hueso”, y otras revistas digitales como “El globo literario, revista de literatura invisible”.




Primero partir
la luz estalla en mil partes
la sombra se extiende
voy por el reflejo del sol





X, la huella
un día me clava la luz
el amor en el cuerpo
y me deja a medio camino
de una vuelta, no sé si manzana
kilómetros o mundo
ni señal me deja
dónde nos encontraremos, silencio
si nos encontraremos próximos
en el agua luz me planta
su vida sin tierra





Éxodo
una cantidad de agua nos volcó
naufragamos en una música de primer mundo
nuestras consecuencias acróbatas nos dejaron
sin permiso para tomar las llaves e irnos
volvimos a la superficie con hastío, sedientos
sin remedios para una nueva neurosis
que comenzaba a desencadenarse
golpeamos las paredes de nuestro físico
para que toda agua se nos cayera
no hicimos más que romper todo olvidar todo
no dejamos nunca una puerta sin grietas
ni supimos poner en su lugar una nueva ventana
que nos deje ver el azul el sol o la nada
nada sin aliento a construir esta nada
por diluir en cuerpos que se abrazan
donde no están
sin oleadas de un sol ajeno de viento
el mundo que nos tocó
se quita el peso para hundirse
permanece y se desarma





Cuerda
los ángeles del sueño
caen, rojos, como pájaros mutilados
por la muerte de la luz





La resaca de la ola 121
la caída de las cosas
la resonancia de cada una
                           a la luz
el filtro del movimiento
objetos tumbados,
                          el desequilibrio,
la luz despierta todo
la luz rechaza todo
la luz aprieta a las cosas
un hueco es la muerte
                      la muerte, un eco,
un eco contesta a la ruptura
y la espuma de los cadáveres
por la oscuridad no se cubre
                                 todavía





.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada