lunes, 28 de marzo de 2016

RAFAEL ROLDÁN AUZQUI [18.329]


Rafael Roldán Auzqui

•Nacido el 19 de mayo de 1960, en Córdoba (Argentina). Reside en su ciudad natal.
•Profesor y Licenciado en Letras Modernas (Universidad Nacional de Córdoba).
•Escritor: poeta, ensayista, narrador. Docente, especializado en Educación en Valores Humanos.

•Sus colaboraciones figuran en periódicos y revistas del país y del extranjero. Diversas antologías lo incluyen, entre ellas: Las provincias y su literatura –Córdoba (Bs. As., Colihue, 1985) y 500 Poetas Latinoamericanos (Valparaíso, Chile, Correo de la Poesía, 1992). 
•Ha recibido diversas distinciones en su trayectoria literaria, entre las que se destaca la del Fondo Nacional de las Artes (Secretaría de Cultura de la Nación Argentina), que lo designó Becario en la especialidad de Letras (Creación Literaria), en el Concurso Nacional de 1986, cuyo jurado de selección lo integraron, entre otros, la Prof. Mirta Arlt y Libertad Demitrópulos (ambas, de Bs.As.).
•Ha sido miembro de jurado en diversos concursos literarios y universitarios.
•Ha publicado una serie de plaquettes -en forma individual y colectiva-, la última –en 2008- bajo el título “Haikus en sorbos”, con el auspicio de la Asociación Cultural “Letras para el Café”.
•Es miembro fundador del Grupo Córdoba Haiku, creado en 2009, presentado en la Feria del Libro Córdoba (desde 2010 en todas sus ediciones), en el Consulado de Chile, etc.
•Coordina Talleres de Creación Literaria desde 1986 hasta la fecha (SADE –Sociedad Argentina de Escritores, Córdoba-, Municipalidad de Río Ceballos, Biblioteca Córdoba, etc.
•Su búsqueda espiritual y literaria, unida a su afán por configurar una cosmovisión que integre la cultura de Occidente y la sabiduría de Oriente, lo llevó a realizar diversos viajes a ciudades de Chile, Brasil, Perú, Francia, Malasia e India, entre 1991 y 2013.

•Enlaces URL a publicaciones electrónicas:
http://hispanoramaliterario2.ning.com/profile¬/RafaelRoldanAuzqui
http://www.poetasdelmundo.com/verInfo_america.asp?ID=5053

•Bibliografía de su autoría:

-La raíz del vuelo (1980), Ed. Díaz Bagú –Colección “Hojas de Laurel”-, Córdoba.
-La región del salto (1986), Alción Editora, Córdoba.
-Haikus a flor de voz (1997), Ed. del Copista, Córdoba.
-Emergencia solar (1998), Ed. del Copista, Córdoba.
-La Llave Dorada (2004), Ed. Brujas, Córdoba.
-Vuelo 25 / Flight 25 (2005): Antología bilingüe, español / inglés -con un poema traducido al sueco; con motivo de los 25 años de trayectoria poética-, Vaca Narvaja Editor, Unquillo.
-India en haikus y otros florilegios (2011), Ed. Ruinas Circulares, Buenos Aires.

-Blog del autor: www.rafaelroldanauzqui.blogspot.com.ar
-Correo electrónico (e-mail): roldan_auzqui@yahoo.com.ar

Parte de su obra ha sido traducida al inglés, francés, sueco y japonés.


CONVERSANDO CON ALEJANDRA
                                                 
A Alejandra Pizarnik (In memoriam).

"He tenido muchos amores -dije-
pero el más hermoso fue mi               
amor por los espejos". A. P.


Vos, Alejandra,
que te erigiste en pájaro mitológico,
cantando abismos de silencio y palabra,
¿qué abominable destino
te impidió desovar luz allí mismo,
en los meandros de tu mente,
consagrada al ulular de los vientos
que la noche al primer sueño amarra?

Vos, que pudiste amar los espejos,
quizá los mismos que a Borges tanto horrorizaban,
¿cómo no encontraste -en tu visión última-
la imagen prístina que te reconciliase
con la verdadera Alejandra:
aquella que puede conjurar pesadillas
de rostros incendiarios,
para que ella te abriera paso
a la mayor de las auroras:
la que te hubiera nutrido con tu esencia y linaje
de soñadora impenitente,
capaz de atravesar todos los fuegos
para acariciar la rosa distante
y nunca temer sus espinas,
convirtiéndolas -con alquimia de sigilosa lucidez-
en peldaños que te llevaran -sin escalas-
en espiral hacia el Infinito?

Vos, Alejandra,
que arremetiste contra el velo
detrás del cual nos contemplan
nuestros ancestros y aún los dioses,
sin importarte las admoniciones del Dante,
¿a qué poeta iluminado comunicarás
tu privilegiada visión,
lejos por igual del dolor y la apatía?

¿Cuánto habré de preguntarte
antes de que una misma luz
nos permita disfrutar de un eterno presente
jugando a dialogar,
con la íntima certeza de sernos uno,
-olvidados de nuestros nombres
y de la vana insistencia
en sentirnos cuerpos distintos-,
ya sin la sombra de ser, vos, la hechicera
y yo, el hechizado?



EN EL MES DE LOS VIENTOS- AGOSTO-

A mis amados padres, Elena y Rafael

La luz del viento asalta el corazón
coagula los bordes del abismo
libera la aquiescencia de la muerte.

Atávico viento
que trajo a mi madre
hacia un ya lejano 1925
que- según la sabiduría maya-
comunicó a mi padre el espíritu
en ese mismo año
- y aún a ambos ilumina-
que se disfrazó de tormenta
de rayos, polvo y agua
para convocarme a este mundo:
Todas coincidencias
que- en el juego divino-
hacen de la vida un arte sagrado.

Porque decir viento
es nombrar el esplendor del aire
la pujanza del silencio
la llegada de la Pachamama
y tener la certeza
de que es posible arar la tierra
por la sola voluntad de la semilla.




UNIVERSO

"Universo significa esto: vuelta a lo Uno. 
Círculo, o más bien:cerrar el círculo. 
¿Cuándo y dónde empezó?... 
Universo es una expresión paradójica.
La Razón se interroga ante él diciéndose si puede resolver
ese misterio... 
Su impotencia plantea dos salidas: la soberbia o el respeto 
ante lo Desconocido".



ARCOÍRIS

A los trabajadores de todo el mundo.

De los míticos trabajos de Hércules
-pasando por los que insumieron las pirámides-
hasta los de esta era cibernética
se tiende un fabuloso arcoíris:
una fuente solar lo sustenta
-el esfuerzo impar del espíritu humano-
que lucha por transformar la materia
y volver virtuosos a los hombres.

Esa fuerza extraordinaria
que aprendiera del fuego y sus secretos
que dibujara en las cuevas de Altamira
que ayudara a ilustrar las conciencias
que trazara rutas en la faz de la Tierra
que modelara catedrales colosales
que pintara, tallara y grabara infinidad de obras de arte
que levantara puentes y erigiera rascacielos
que amasara el pan de cada día
que lanzara al espacio sideral un mensaje de paz
que viene digitalizando
–hasta el infinito- el mundo de hoy

Esa misma fuerza
atraviesa nubes de impaciencia y debilidad
de impotencia y pericia
de ignorancia y egoísmo
transfigurando su oscuridad en colores soñados
que el corazón atesora
en su viaje atemporal hacia la luz y la belleza.

Así el trabajo
-más allá de sus sinsabores e incontables desafíos-
honesto
                perseverante
se convierte en fruto de amor
que siempre cosecha nuestro desvelo.

                                                                           01-05-2013



HOMENAJE A FACUNDO CABRAL

Viajero impenitente
maestro de la vida y el canto
recorría el mundo
     sin más equipaje que su guitarra y su talento
había hecho del vagar de una ciudad a otra
     su única frontera
su casa era el planeta y su jardín
     los escenarios de la Tierra.

Hablar con él
era lo mismo que verlo desde un palco:
había hecho de la conversación
una de las bellas artes.

Sobreviviente de sí mismo
asolado por la muerte
que tantas veces lo tuvo aferrado en un puño
ella -sin darle más tregua-
lo arrebató de este mundo
convirtiéndolo en mártir de la violencia
cuyas balas no sabían de su amor y valentía.

De a ratos -cuando estas lágrimas
de indignación y pena
dejan de nublarme la vista-
de a ratos -plenos de silencio y alta escucha-
yo sigo conversando con Facundo
y me invita -una vez más- a desayunar con él
a quien conocí por uno de esos misterios de la vida
y siempre acaba con las mismas palabras:
"Como ya no tengo casa, este hotel es mi casa
y mis amigos no pagan en ella".

En algún hotel de un remoto mundo
me seguirás esperando ¡amigo del alma!

¿Cuándo vendrás a la mía, Facundo entrañable,
que el desayuno se enfría?




ANTE UNOS OJOS DESBORDADOS DE ETERNIDAD

Desde la macabra mansedumbre
de su ojo
estancado en el presente
el primer saurio
que pisó el planeta
me contempla.

Libre de la intemperie
hace milenios
que arrastra su techumbre.

Presa de sí misma
desconoce la libertad
de elegir guarida.

En su boca
hecha de erosiones y diluvios
la eternidad sonríe.
(Quizá no sea una sonrisa.
¿Quién no vacila
ante los labios de La Gioconda?
Más aún ante una tortuga
que ni siquiera participa
de las veleidades del arte).

Bajo anticuado ropaje biológico
se empecina
en desafiar la leyes evolutivas.
O ha alcanzado una forma de perfección
que nuestra soberbia ignora.



RECORDÁNDOTE, BORGES

A J.L.B. In memoriam.

Una mujer te trajo a este mundo.
Otra te acompañó
hasta los umbrales del más allá.
Ciego fuiste aquí
-para leer aun en la oscuridad-
y -seguro- eres vidente
donde quiera que estés.
Luz y sombra fueron las espadas
con que enfrentaste 
los desafíos de la vida.

Esta ilusión de sobrevivirte
me sobrecoge a cada instante:
¿quién sobrevive a quién?
Te conocí en mi adolescencia
y -desde entonces-
leo y releo tus escanciados versos
y -con infructuosa paciencia-
busco el poema que te dedicara
cuando todo en vos se hizo inmortal.
Quizá tus fantasmales manos
están gestando con él
una merecida antología del olvido.

Mientras pienso y medito
en el ir y venir del tiempo
me doy cuenta
de que ya no es tu muerte
la que me apremia
ni la inmediatez de la conferencia
que tu fama te impidió dar
en la Córdoba de los setenta
a la que -iluso- pretendí asistir.
No es tampoco tu recuerdo
que -subrepticio- se deslíe
en esta evanescente evocación.

Sólo insiste en mi mente
-frente al prodigio de tus letras-
el saberte tan humano
que necesitaste una mujer
para venir al mundo
y otra para irte de él.
Ellas bastaron para tu vasta literatura.

No, Borges,
tu paradójico juego
de ser olvidado
nunca será posible.
Somos ya tres
-número que es semilla del infinito-
quienes lo vuelven ominoso:
aquellas dos mujeres
que prologaron tu futuro
-en esta y en la otra orilla-
y yo -tu oscuro lector-
que no sabiendo si tendré tu dicha postrera
soñaré con ese sueño
y -mientras la vida se me escapa de las manos
como ese poema que alguna vez te escribí-
también -a no dudarlo-
te aferraré a mi memoria.



HAIKUS 


Se inicia el fuego
lento de primavera:
tersos capullos...


*


De verde claro
a variados fulgores...
¡todo renace!


*


Luces y sombras
modulan el verdor...
Las aguas, mansas.


*


Desde la fuente
se lanzan las palomas…
¡Vuelo hacia ellas!...


*


India atardece
entre lentas palmeras…
Último Darshan*.

*Darshan: visión de lo divino.


*


Hasta el Sol
se funde en el Absoluto…
¡Soy esa barca!...


*


Vi a Sai Baba,
te vi, sagrado Ganges…
Morir ya puedo.


*


Templos domésticos,
calles como pasillos…
A mano, Dios.


*


Nunca fatiga
mirar el Taj Mahal…
¡Es la Armonía!


*


Ella, mendiga
de profesión, nos ruega
como a dioses…


*


Vacas y monos:
deidades domésticas…
¡hasta elefantes!...


*


Gente con hambre
y salones de oro…
¡todo a la par!


*


Al norte, templos,
al sur, dioses vivientes…
Dios alienta a India.


*


Niebla de otoño:
entre las ramas secas
el cielo espera...


*


Noche otoñal:
la luna va entre nubes...
La apura el viento.








.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada