miércoles, 13 de enero de 2016

MILOUD HOMIDA [17.894] Poeta de Argelia


Miloud Homida

Escritor (poeta, ensayista) y periodista, nació en la cuidad de Djelfa – Argelia-, donde reside. Dirige suplementos culturales desde 1993, habiendo publicado sus primeros artículos en la revista "Alwihda"; en 1995 trabajó para el periódico "Alwaha" – El oasis. 

Entró al mundo del poema desde su infancia, y nadó en sus espacios vertiginosos,escribiendo sobre los problemas sociales de su país. Colabora en periódicos de Argelia como "Achourouk", "Djazayer news", "Alyaom", y "El Hiwar", como así también para otros países de lengua árabe (Egipto, Bahrin, Arabia Saoudi, Syria, Palestina, Kuwait). Desde 2003 fue designado Director del periodico "Assabah" –La mañana- en Argelia. 

Estudió sólo el idioma español, con la incondicional ayuda de sus amigos escritores Sarahi López, Carmen Ávila Jaquez y Humberto Garza Cañamar. Actualmente también escribe poemas en español. En 2004, publicó sus textos en la Antologia Hispanoamericana -Editorial "Lord Byron", Madrid, 6ta edición- ,compilador Leo Zelada , con 47 poetas como Ricardo Costa, Pedro Nazar, Aníbal Ross, Alfonso Chase, Celia Bermejo, Jaime Siles, Celia Altschuler, y Manuel Lozano, convirtiéndose a su vez en miembro del grupo literario Neón. 

Ha publicado el libro "Viento de la Soledad", y "Paginas Latinas", trabajando al mismo tiempo en la traducción de autores hispanoamericanos como Manuel Lozano.



Poemas de Miloud Homida 


Polvo

¿No has visto en éxtasis el trinar de 
un pájaro que explora su trono en las aguas ? 
¿No has visto el soplo de mi locomotora arruinar el color de de ese puente?, 
cuando nos alejamos de las montañas recibimos del polvo de la tierra el olor a la cuidad. 
¿No nos hemos elevado a los principios que nos despierta el atardecer? 
¿No hemos vaciado en un espacio de la imaginación de nuestros sueños? 
Di si tu quieres que esta distancia no se levante de su letargo 
por el tiempo de consuelo.




Martha

A Martha Delia .T 

Cuando el sueño escribe 
un texto en mi corazón 
acelera el tiempo 
entre mis manos. 

Apilo cráneos de mi tristeza, 
esparzo mi miedo entre 
las calles de Querétaro 
lo devuelvo a mi cuarto para buscarlo 
sobre el lenguaje de tus cartas. 

El amor y la poesía 
habitan por las tarde; el miedo también, 
allí besamos la tierra de nuestro cuerpos 
mientras dormimos sobre las palabras. 

¿Cuantas veces estuviste aquí? 
abro una ventana 
escribo, leo, 
mitigando silencios en la espera. 


Djelfa .. Jalpan .. 
sueño frío 
una charla agradable, 
dos rostros efímeros, 
una sombra que descansa sobre mi hombro. 

07/04/2005




Titanic

“el tiempo no buscado se lanza desde Dios 
donde no fui verdad.” María Eugenia Caseiro 

Ninguna cosa escribe nuestros nombres 
en tu pañuelo azul … 
estoy aquí … bebo del río, 
vivo… 
escribo… 
Mi vela ya no se inquieta por el viento, 
mi barco se hundió, 
se volvió memoria, 
estoy vivo aquí.. 
Mi mano en tu mano: 
el último color plateado 
en mi cielo… 
Vuelvo a mi partida 
a mi profundidad silente 
para buscar tu collar azul , 
para buscar nuestros espíritus… 
permita el hielo, fundirse en la orilla de mi playa, 
sobre mi mano extendiéndose en la tuya. 
tu vestido de novia 
pinta mi memoria 
hundido en mis dolores, 
ahogado en mis sueños… 
Tu navegas cuando ves mi fotografía 
que se ha grabado en tu espacio, 
nadie ve mi rostro excepto tu … 
Ninguna cosa es igual 
al cruzar el tiempo de la memoria, 
cuando abraces todo el pasado 
volverás al presente 
donde viviremos juntos. 
Cuando nuestros nombres despierten 
naceré en el hielo, 
cuando mi memoria despierte, 
seré todo amor , todo agua 
toda vida …









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada